Home » Agricultura » Mujeres agentes cruciales de cambio en lucha contra la pobreza y hambre

Mujeres agentes cruciales de cambio en lucha contra la pobreza y hambre

Ciudad de México, 15 de julio de 2020.- Las brechas de género suponen un gran gasto en el sector agrícola, la economía y la sociedad en general, así como para las mujeres. Las mujeres son agentes cruciales del cambio en la lucha contra la pobreza rural, el hambre y la malnutrición. Representan casi o incluso más del 50% de la mano de obra agrícola en los países en desarrollo. Si las mujeres tienen el mismo acceso que los hombres a recursos productivos, pueden aumentar la productividad de manera significativa, lo que, a su vez, podría reducir el hambre en el mundo y cortar el ciclo de la pobreza y las desigualdades en el sector rural.

El día de hoy se celebró el lanzamiento conjunto de la publicación: “El mercado laboral de las trabajadoras del hogar remuneradas en Chiapas y recomendaciones para su formalización”. Dicha publicación hace un diagnóstico de las condiciones sociodemográficas, laborales y de vida de las personas que realizan trabajo del hogar remunerado (THR) junto con el perfil de las familias y hogares empleadores en el estado de Chiapas, México.

En Chiapas el 30% de las trabajadoras del hogar son indígenas, el 3.2% son migrantes, y una de cada cuatro migrantes laborando en actividades domésticas se encuentra en dicho estado. El 37% reside en localidades rurales, con gran migración interna proveniente de la zona centro y de los Altos de Chiapas, esta última región con los más altos niveles de pobreza del país.

La precariedad laboral de las trabajadoras del hogar y de las jornaleras agrícolas tiene similitudes, como la falta de un contrato y de prestaciones laborales, la discriminación, así como la violencia de género en sus lugares de origen y en los espacios de trabajo.

En la FAO estamos trabajando en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y ONU Mujeres para mejorar el acceso a la protección social de las mujeres en México, a través del proyecto “Cerrando Brechas: Protección Social para las Mujeres en México”, en alianza con la Dirección de la Agenda 2030 en la Jefatura de la Oficina de la Presidencia de la República.

“Igualdad y equidad para las trabajadoras del hogar, así como para las mujeres jornaleras agrícolas es fundamental para su desarrollo social, económico y cultural. Celebro que en el estado Chiapas se están dando grandes pasos en el tema, cambiando el foco e impulsando estas recomendaciones”, comentó Lina Pohl, Representante de la FAO en México, en su participación en el lanzamiento de la publicación “El mercado laboral de las trabajadoras del hogar remuneradas en Chiapas y recomendaciones para su formalización”.

Celebramos los pasos que ha dado México para lograr la protección social de las trabajadoras del hogar, como el formalizar el registro del Convenio 189 de la OIT sobre las trabajadoras y los trabajadores del hogar el pasado 3 de julio de 2020. Sabemos que las complejidades son grandes y que aún hay mucho por hacer, pero hay que hacerlo en equipo.

Tanto en el ámbito del THR como en el de las jornaleras agrícolas, es necesario una mayor fiscalización al cumplimiento de las obligaciones de las personas empleadoras. La exigencia debe de buscar eliminar la precariedad laboral, y también la explotación, el maltrato, discriminación y el acoso. Los derechos laborales deben de ir acompañados de una autoridad que verifique su cumplimiento de las normas y de un acompañamiento con pertinencia cultural y perspectiva de género.

El documento fue elaborado por los profesores Nelson Florez Vaquiro y Graciela Bensusán para la OIT, gracias al financiamiento del Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible y publicado en conjunto por la Secretaría de Igualdad de Género de Chiapas y OIT México.

Ir a la barra de herramientas