Categorías
Agricultura agrointernacional

Regulan México, EU y Canadá plaguicidas agrícolas

​En el marco del T-MEC, México, Estados Unidos y Canadá, conjuntan esfuerzos de cooperación para compartir información en materia de regulación de plaguicidas.

​​Promueven la homologación de los Límites Máximos de Residuos (LMR), de plaguicidas para facilitar el intercambio comercial de productos agroalimentarios.

Los gobiernos de los tres países fortalecerán el intercambio de información, para reforzar el trabajo conjunto y avanzar en la integración de la regulación de plaguicidas más eficiente y armonizada en la región.

Las acciones contribuirán a proteger la salud humana y ambiental y facilitar el intercambio comercial de productos agroalimentarios, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Funcionarios de la Sader y de las secretarías de Salud y de Economía, participaron en la reunión del Grupo Técnico de Trabajo sobre Plaguicidas (TWG, siglas en inglés) y en el Taller sobre Plaguicidas de Partes Interesadas y Gobiernos, coordinados, de manera virtual, por la Agencia Reglamentaria de Control de Plagas de Canadá (PMRA, siglas en inglés).

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), destacó que los tres países se pronunciaron por evaluar las iniciativas que promueven menor uso de plaguicidas, agrícolas, para proteger la salud de los trabajadores agrícolas, productores y los consumidores, así como de especies no blanco, como los polinizadores.

Así, se fortalecen los lazos de cooperación para la capacitación de técnicos y sectores involucrados en el uso y manejo de plaguicidas, y actualización del Plan de Trabajo 2021, en el marco de la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró en vigor el 1o. de julio de 2020.

Los representantes gubernamentales propusieron avanzar en una regulación moderna que promueva que los productores dispongan de los mismos productos novedosos para proteger los cultivos, con menor impacto en la salud y el medio ambiente.

Se acordó avanzar en la revisión de solicitudes de registro de plaguicidas, y promover la homologación de los Límites Máximos de Residuos (LMR) de plaguicidas en casos de condiciones de uso similares, que ayudan al intercambio comercial de productos agroalimentarios, señaló.

De igual manera, expuso, trabajarán juntos en la evaluación de nuevas tecnologías que favorezcan la protección a la salud humana y ambiental, como el uso de drones.

El evento estuvo dividido en dos secciones, en la primera participaron alrededor de 50 funcionarios de los tres gobiernos, y otra en la que las autoridades interactuaron con más de 220 productores, académicos y empresarios vinculados con el sector agrícola.

Por México, participaron representantes del Senasica, Sader, Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de la Secretaría de Economía.

Por Canadá, estuvieron funcionarios de PMRA, y de Estados Unidos, representantes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y del Departamento de Agricultura (USDA).

La representación del Senasica compartió información de los avances de carácter regulatorio en torno al uso de plaguicidas en México, en particular sobre la implementación de la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre LMR en plaguicidas.

Con ello se armoniza el uso de plaguicidas con el bloque comercial de Estados Unidos y Canadá, para facilitar el intercambio comercial, al cumplir con las regulaciones en materia tanto en México como en los países de destino.

Por su parte, el sector productivo manifestó que lleva a cabo acciones para cumplir con la reglamentación que establece cada país, que facilite el intercambio de productos agrícolas.

Cabe recordar, que durante casi 25 años, el Grupo Técnico de Trabajo sobre Plaguicidas ha tenido éxito en el desarrollo y recomendación de mejora al proceso de registro de plaguicidas, lo que ha facilitado el intercambio de productos agrícolas de interés en América del Norte.

El TWG funciona como punto focal para abordar la regulación de plaguicidas e intercambio comercial de productos agrícolas, con la intención de que los productos de protección de cultivos sean utilizados en cualquiera de las tres naciones.

Con ello, se utilizan criterios homogéneos para proteger la salud de las personas y el medio ambiente, se favorece la competitividad de los productores y facilita el intercambio comercial de productos agrícolas. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Transformación estructural del campo en el mundo

La nueva normalidad impuesta por la pandemia Covid-19 exige nuevos sistemas agroalimentarios en el mundo y no hay tiempo que perder, por lo que es necesario una transformación estructural sistémica, integral, transversal y de largo plazo que abarque desde el campo hasta la mesa de los consumidores.

El subsecretario de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera, expuso que la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia evidenció los límites de los sistemas alimentarios y de salud.

Lo anterior, obliga a los países de la Organización de las Naciones Unidas, a acelerar la transformación de los sistemas alimentarios involucrando transversalmente a la producción del campo, las cadenas de suministro, los ambientes alimentarios e incluso el comportamiento en el consumo, expresó

Se trata de sustituir los sistemas alimentarios productivistas, excluyentes, depredadores y favorecedores de una mala nutrición por un nuevo esquema agroalimentario, con un enfoque de justica, de derechos, de bienestar, de salud y de cuidado de la naturaleza.

Afirmó al participar en videoconferencia en un encuentro del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), organismo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En el marco por el Día Internacional de las Mujeres Rurales y por el Día Mundial de la Alimentación, Víctor Suárez precisó que México ha puesto en marcha la construcción de un nuevo sistema agroalimentario y nutricional justo socialmente, saludable, sustentable y competitivo, y para ello se conformó el Grupo Interinstitucional de Salud, Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad (GISAMAC).

En este grupo participan las secretarías de Agricultura, Salud, Bienestar, Medio Ambiente y Economía, así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), entre otros, e institutos de investigación, organismos de la sociedad civil e internacionales.

Como parte de su participación en la Plenaria 3: “Transformación de los sistemas alimentarios”, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria detalló que, entre las primeras acciones para la construcción del nuevo sistema agroalimentario de México, están:

  1. La reorientación de todos los programas y subsidios agrícolas a favor de la agricultura en pequeña escala, misma que representa el 80 por ciento de las unidades de producción rural. Lo anterior, bajo el principio rector de nuestro gobierno de “Por el bien de todos, primero los pobres”.
  2. Política de autosuficiencia alimentaria a nivel familiar, comunitaria y nacional, en sustitución de la política neoliberal de dependencia alimentaria.
  3. Política de transición agroecológica en la producción agropecuaria y pesquera.
  4. Prohibición de la siembra de maíz transgénico para preservar la diversidad de los maíces nativos y los derechos de los campesinos y de los pueblos indígenas.
  5. Creación de una entidad gubernamental para garantizar la seguridad alimentaria y operar un nuevo sistema de precios de garantía para el maíz, frijol, trigo, arroz y leche denominado Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).
  6. Etiquetado frontal de advertencia para los alimentos industrializados con altos niveles de calorías, azúcares y grasas saturadas.
  7. Revisión integral para el establecimiento de dietas normativas saludables, sustentables y con pertinencia cultural.
  8. Campaña Nacional de Alimentación Sana.
  9. Establecimiento, por instrucciones presidenciales, del Programa Especial del Sistema Alimentario Justo, Saludable y Sustentable, en el marco de la Ley de Planeación y del Plan Nacional de Desarrollo.

Suárez Carrera, afirmó ante los miembros del CSA que “México reitera la necesidad de una nueva gobernanza global con base en la solidaridad, la paz, la igualdad y los derechos de los pueblos”.

El Comité rinde cuentas a la Asamblea General de las Naciones Unidas por conducto del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y de la Conferencia de la FAO. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Enfrentará México retos como exportador de fresa

El cultivo de fresa en México vive su segunda expansión, en 2019 se convirtió en el primer exportador del mundo, al generar ingresos por 827.3 millones de dólares (mdd), fundamentalmente por la venta a los Estados Unidos.

Sin embargo, agricultores de Florida cabildean ante instancias gubernamentales para limitar el acceso de fruta fresca mexicana, porque ésta concurre con precios competitivos en la época cuando ellos inician la cosecha y esto merma su rentabilidad.

Con base en sus ventajas competitivas, de clima, uso de variedades mejoradas extranjeras, cultivo protegido en macrotúnel y bajo costo de mano de obra, los productores mexicanos se han convertido en grandes competidores en el mercado internacional.  El año pasado, nuestro país se posicionó en primer lugar como exportador de fresa fresca, superando a España, que por muchos años ha sido el líder en este rubro.

Entre 2011 y 2019 la superficie cultivada de fresa en México, creció 63% en promedio, se sembraron 10,375 hectáreas y la producción se elevó 97% al llegar a 443,994 toneladas de fruta, expone el investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Pedro Antonio Dávalos González.

El experto del Centro de Investigación Regional Centro, Campo Experimental Bajío, precisó que de la producción nacional alrededor del 52% se exporta como producto fresco y congelado, casi el total al mercado de Estados Unidos. Dentro del T-MEC, México es el principal productor y exportador de fresa fresca durante el otoño e invierno (de noviembre a febrero), época en que hay déficit en esa nación, ya que California y Florida, apenas empiezan a producir.

Sobre la intención de imponer restricciones a la importación de fresa mexicana, anotó que el argumento central de los agricultores estadounidenses son los supuestos subsidios otorgados por el gobierno mexicano a sus productores; aunque matizó que en general en México, no existen subsidios para los productores de fresa, y por el contrario, alrededor del 60 % de sus insumos son importados y pagados a un precio por arriba del que tienen los productores de fresa de California y Florida.

La mayoría de los insumos utilizados, variedades mejoradas, material vegetativo, fertilizantes, plásticos e insumos de riego por goteo, plaguicidas y hasta combustibles vienen del exterior; sólo se utiliza 40 por ciento de insumos nacionales para producir la fresa, donde se incluye tierra, agua, mano de obra, energía eléctrica y combustible, señaló.

EL RENACIMIENTO DE LA FRESA MEXICANA

La Comisión de la Fresa de California indica que en 2010, México exportó 65,143 toneladas de fruta fresca con un valor de 255 mdd y en 2019 alcanzó 200,000 toneladas, con un valor de 757 mdd. De fresa congelada las exportaciones del año pasado sumaron 87,000 toneladas, unos 148 mdd.

En México, los precios que alcanza la fresa en el invierno ha propiciado un comportamiento positivo, lo cual se refleja en la expansión del cultivo, que abarca 15 estados del país, donde en 2019 sobresalen Michoacán, Baja California y Guanajuato, con 8,908, 2,667 y 1,381 hectáreas; y volúmenes de producción de 397,254; 199,211, y 79,311 toneladas, respectivamente.

Pedro Antonio Dávalos recordó que en 1966, México fue el segundo productor mundial de fresa, detrás de Estados Unidos, con 8,832 hectáreas y una producción de 143,671 toneladas. Luego declinó por décadas y a partir del TLCAN en 1994, ahora T-MEC, cuando el cultivo resurgió. Para 2010 se cosecharon 6,375 hectáreas, con una producción de 223,365 toneladas de fruta, que hoy se han duplicado.

RENDIMIENTOS Y GENERACIÓN DE EMPLEOS

En México, la productividad ha crecido de manera dispar. El rendimiento medio nacional pasó de 35.3 toneladas por hectárea a  42.79 en 2011, y en 2019 pasó a más del 21 por ciento.

Lejos de las 77.1 toneladas por hectárea que obtuvo California en 2017, con la productividad más alta del mundo, y principal competidor de las exportaciones mexicanas de fresa fresca y congelada.

En rendimientos destaca Baja California con 53.78 toneladas por hectárea, Michoacán con 42.89, e Irapuato, Guanajuato con 34.32 toneladas por hectárea, con aumentos de 6, 30 y 130 por ciento en la productividad en los últimos 9 años, respectivamente. (Redacción Mexicampo).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Reconocen acciones de México contra plaga de la langosta

Los miembros del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) subrayaron el liderazgo de México, para combatir a la plaga de la langosta centroamericana con técnicas amigables con el medio ambiente.

​El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), desarrolló y compartió a los países de la región una cepa de hongo entomopatógeno eficaz contra el insecto.

Representantes de América Central y el Caribe reconocieron el trabajo de México, para combatir los brotes de langosta centroamericana (Schistocerca piceifrons Walker), a través principalmente de acciones de control biológico, amigables con el medio ambiente y la salud humana.

Las autoridades fitosanitarias de las naciones integrantes de OIRSA, destacaron que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), compartió la cepa del hongo entomopatógeno Metharhizum acridum, el cual ha resultado el método más eficaz para el control y erradicación de la plaga.

La tecnología, diseñada especialmente para ser altamente rulenta para la langosta centroamericana fue desarrollada por el Centro Nacional de Control Biológico del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

El hongo reduce la población de langostas en campo, ya que se adhiere a sus extremidades y sus componentes infectan, enferman y matan a la plaga en días, y sus residuos pueden seguir infectando a más insectos de esa especie.

Los representantes de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Belice y República Dominicana, se reunieron de manera virtual.

Intercambiaron experiencias y acordaron trabajar, de manera coordinada, en el diseño de un plan conjunto que les permita atender nuevos brotes.

A nombre de México, el director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, subrayó que debido a la capacidad destructiva de la plaga, el combate a la langosta centroamericana es prioritario para el gobierno de México, por lo que Agricultura invierte en 2020 alrededor de 25 millones de pesos para la campaña nacional que operan 60 técnicos de tiempo completo.

De enero a septiembre de este año, precisó, el personal del Senasica ha explorado 258 mil 306 hectáreas en 10 estados, de las cuales ha muestreado 34 mil 851 hectáreas y aplicado acciones de control en 12 mil 830.

Las medidas aplicadas en los primeros nueve meses de 2020 son ya superiores a las realizadas en todo 2019, cuando se exploraron 171 mil 886 hectáreas, se muestrearon 18 mil 456 hectáreas y se aplicaron acciones de control en nueve mil 023 hectáreas.

Resaltó que, que en las acciones de control no se aplican aspersiones aéreas masivas con productos químicos; en su lugar, precisó, se utilizan drones para aplicaciones focalizadas, las cuales brindan mayor efectividad sin perjudicar a las comunidades ni al medio ambiente.

Indicó que las medidas han permitido que en este año el combate a esta plaga endémica, sea exitoso, ya que las langostas se encuentran ubicadas y por el trabajo preventivo no han formado bandas en zonas urbanas.

Comentó que el Senasica ha impartido 63 capacitaciones virtuales a 10 entidades consideradas de alto riesgo: Campeche, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, y ha coordinado la integración de un grupo ejecutivo con autoridades estatales en la huasteca, por ser el área en la que han aparecido mayor número de brotes.

Mario Poot Pech, especialista del Senasica, señaló que ante la efectividad que se ha tenido en la primera generación del brote ahora los esfuerzos de los técnicos mexicanos se centran en controlar la segunda generación de langostas.

El director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina Guerra, indicó que en los últimos años la plaga endémica de la región ha aparecido principalmente en México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras; pero, resaltó, con el apoyo de la tecnología han desarrollado mejores técnicas de control.

Solicitó a los países estar pendientes de la segunda generación que ha comenzado a aparecer y atender las recomendaciones del OIRSA para contribuir a que el abasto de alimentos, no se interrumpa durante la pandemia por Covid-19.

La oficial de Agricultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para Mesoamérica, Raixa Llauger, indicó que se operan diversas acciones para atender el combate a la langosta centroamericana, por sus implicaciones en la seguridad alimentaria de la región.

Carlos Ramón Urias, director regional de Sanidad Vegetal del OIRSA, presentó un acuerdo de seguimiento para el manejo de la langosta centroamericana, en el cual identifican 12 acciones.

Entre ellas, reforzar la vigilancia de las zonas que han presentado brotes de primera generación y pidió a las autoridades sanitarias actualizar el plan de acción además de priorizar las técnicas de control biológico con el objetivo de minimizar el uso de plaguicidas. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Se fortalece con el T-MEC el comercio agroalimentario

En el marco del foro virtual de la 29 reunión del “Acuerdo Trinacional de Agricultura”, el secretario Víctor Villalobos Arambula, destacó que México, Estados Unidos y Canadá, realizan trabajos coordinados en investigación y vigilancia epidemiológica -incluido el desarrollo de vacunas-, y capacidades en bioseguridad para los productores y consumidores.
Señaló que se debe fomentar el desarrollo de las comunidades y contribuir a la expansión e innovación del conocimiento científico, tendientes a construir una región más competitiva e integrada, y un desarrollo rural más incluyente para aprovechar los beneficios del comercio agroalimentario que brinda el T-MEC.
Ante la actual pandemia, las tres naciones consideramos la actividad agrícola y de alimentación como componentes esenciales para nuestros países, y la producción y suministro de alimentos es fundamental, por lo que los gobiernos se han comprometido a minimizar cualquier interrupción comercial, afirmó Villalobos Arámbula.
Aseguró que el gobierno de México, fortalece el compromiso regional para continuar promoviendo un comercio e inversión basados en reglas claras, con espíritu de cooperación y asociación.
Nuestro país mantendrá con Estados Unidos y Canadá su larga historia de cooperación, que se basa en la confianza mutua y entendimiento común, brindando beneficios económicos a los estados y provincias, agricultores, ganaderos y agroindustria, destacó Villalobos Arámbula.
En el marco del 29 foro virtual -organizado por estados y provincias de las tres naciones-, destacó que actualmente realizan trabajos coordinados en la investigación y vigilancia epidemiológica, incluido el desarrollo de vacunas, y capacidades en bioseguridad para los productores y consumidores.
También, dijo, se mantiene el fomento de continua colaboración y cooperación trilateral mediante sinergias, foros y reuniones científicas periódicas, particularmente para los esfuerzos preventivos de la Peste Porcina Africana.
Aseguró que este importante acercamiento entre nuestros países, a nivel estatal y provincial, sin duda contribuye a un mayor entendimiento y fructífera relación en la región de América del Norte, cuyo comercio total entre los tres países se estima en alrededor de 1.3 billones de dólares, con una integración sin precedentes.
“Si bien el T-MEC brinda la oportunidad histórica de ampliar el entendimiento comercial y económico de nuestra región, también nos obliga a mirar, de manera conjunta como bloque comercial, a otros mercados”, señaló.
Ante la actual pandemia, apuntó, es importante resaltar que las tres naciones consideramos la actividad agrícola y de alimentación como componentes esenciales para nuestros países, y la producción y suministro de alimentos es fundamental, por lo que los gobiernos se han comprometido a minimizar cualquier interrupción comercial en este sentido.
Subrayó que los consumidores de América del Norte han contado con el acceso seguro a sus alimentos y en volúmenes suficientes, y este flujo ayudó a proteger la base de ingresos de los productores y minimizar impactos negativos.
En su mensaje, el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, destacó al T-MEC como un medio para avanzar en la recuperación económica ante la pandemia, particularmente en el sector agroalimentario, y que la región de Norteamérica pueda mantenerse como un proveedor confiable de alimentos para el mundo.
Reiteró que nuestros países se encuentran en el mejor “vecindario” del mundo y consideró fundamental acelerar el proceso de implementación dentro del T-MEC.
Asimismo, celebró la participación y proactividad de los gobiernos estatales y provinciales, quienes asumen un nuevo rol en la relación de los tres países en el sector agroalimentario, incluyendo la colaboración en los temas sanitarios, de inocuidad, transformación y distribución de alimentos.
La ministra de Agricultura de Canadá, Marie-Claude Bibeau, refirió las nuevas oportunidades para la innovación, que permitirán enfrentar los retos de productividad y sustentabilidad en la producción de alimentos y mantener a la región de América del Norte como un seguro productor de alimentos, además de tener la oportunidad de crecer como un bloque comercial ante terceros mercados.
COMERCIO AGROALIMENTARIO DEL T-MEC
En el 2019, el comercio total de América del Norte ascendió a 1.3 billones de dólares; los países T-MEC representan el 28 por ciento del PIB mundial, con menos del siete por ciento de la población, y el año pasado el comercio agroalimentario entre los países firmantes del tratado comercial rebasó los 107 mil millones de dólares, tres por ciento más que en 2018.
Esta cifra equivale a casi 294 millones de dólares diarios en comercio de productos agroalimentarios; desde 1994, el comercio agroalimentario regional ha incrementado 400 por ciento, al pasar de 21 mil millones de dólares a 107 mil millones de dólares.
El comercio agroalimentario bilateral México-EU es de 50.5 mil millones de dólares; EU-Canadá, 53.0 mil millones de dólares, y México-Canadá, 3.5 mil millones de dólares. (Redacción Mexicampo).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Soluciones para la alimentación y agricultura de AL: FAO

Managua, Nicaragua, 19 de octubre, de 2020.- Los gobiernos de la región -junto al sector privado, el mundo académico, científico y la sociedad civil- debaten cómo transformar los sistemas alimentarios, generar sociedades rurales prósperas y una agricultura sostenible y resiliente al clima post Covid-19.

Transformar los sistemas alimentarios para que todos puedan acceder a dietas saludables; avanzar mano a mano hacia sociedades rurales prósperas e incluyentes; construir una agricultura sostenible y resiliente al clima.

Son las tres prioridades que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), propuso a los países integrantes, durante la inauguración de la 36 Conferencia Regional de la FAO.

La Conferencia Regional, que durará hasta el 21 de octubre, y cuyo país anfitrión es Nicaragua, es el máximo órgano de gobierno de la FAO en la región: allí, la Organización rinde cuenta de sus acciones y los países establecen las prioridades de la FAO para los próximos dos años.

“Esta conferencia es una oportunidad única para que todos los países impulsen una gran transformación de su alimentación, agricultura, pesca, ganadería y forestería. Es el momento para impulsar la innovación, y para que se tracen las líneas de una reconstrucción con transformación para enfrentar los impactos de la pandemia de COVID-19”, dijo el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué.

FRENAR EL ALZA DE LA MALNUTRICIÓN

Según la FAO, antes de la pandemia el hambre en la región afectaba a 47 millones de personas; el sobrepeso y la obesidad afectan al 60 % de los adultos, y 50 % de la población rural vive en condiciones de pobreza. Esta situación puede empeorar drásticamente debido a la pandemia, y requiere transformar los sistemas alimentarios a fin de proporcionar dietas saludables para todos.

“Debemos mejorar la forma en que producimos, distribuimos y consumimos alimentos para que todos accedan a dietas saludables”, explicó Berdegué.

UN NUEVO MUNDO RURAL

Avanzar mano a mano para lograr sociedades rurales prósperas e inclusivas, requiere incentivar y apoyar el surgimiento de nuevas actividades económicas en el campo, que ofrezcan mayores y mejores oportunidades de desarrollo a las comunidades rurales, reduciendo las brechas de bienestar con las ciudades.

Ello implica hacer más eficiente y productiva la agricultura y mejorar el comercio y el acceso a los mercados. Además, la FAO enfatiza la necesidad de acelerar la digitalización de la agricultura y del mundo rural, tomando las medidas para que éste sea un proceso incluyente, que no deje a nadie atrás. “Con mejores servicios de internet, información y telecomunicaciones se puede lograr una transición a una agricultura digital y a sociedades rurales digitales, y estimular el desarrollo de nuevas oportunidades económicas en los territorios rezagados”, dijo el Representante Regional.

A través de intervenciones como la Iniciativa de la FAO, Mano a Mano, se puede promover el desarrollo rural, el empleo rural no-agrícola, y estimular la inversión privada, la infraestructura básica y mayores lazos del sector agrícola con los mercados.

UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE Y RESILIENTE AL CLIMA

América Latina y el Caribe deben realizar una trasformación hacia una agricultura, pesca, ganadería, y forestería sostenible y resiliente al clima, que sean una fuente de crecimiento, pero con una menor huella ambiental y un mejor equilibrio con los ecosistemas y la biodiversidad.

Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura y el sistema alimentario es necesario combatir la deforestación, impulsar la ganadería baja en emisiones, recarbonizar los suelos y reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

La región también debe invertir en prevención para reducir el costo de los desastres, mejorar los sistemas de información y monitoreo del riesgo e implementar prácticas productivas resilientes al cambio climático.

GRAN IMPULSO REGIONAL HACIA LA INNOVACIÓN

La FAO ha asumido el compromiso de impulsar la innovación digital y tecnológica como un eje transversal que informe toda su acción en América Latina y el Caribe.

Para ello, la Organización apoyará a los países a desarrollar rápidamente una hoja de ruta regional de innovación y digitalización de su alimentación y agricultura, e impulsar la innovación en todos los ámbitos de la agricultura y la alimentación

“La región debe digitalizar su agricultura y su comercio de alimentos, mejorando la conectividad de las zonas rurales y las capacidades de pequeños, medianos y grandes productores y empresarios rurales para aprovechar la revolución tecnológica en curso”, dijo Berdegué. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura agrointernacional

Mujer rural motor de la economía y seguridad alimentaria

Ciudad de México, 16 de octubre de 2020.- ​En el marco del foro virtual alusivo a la mujer rural, se informó sobre acciones que se realizan con el fin de lograr la igualdad de género en el agro del país, como el Sistema Nacional para la Igualdad de Hombres y Mujeres, y el establecimiento de acuerdos interinstitucionales.

​La Secretaría de Agricultura, en acuerdo con la Sedatu y la Procuraduría Agraria, avanzan en la regularización de la propiedad de las tierras de las mujeres rurales y el acceso a esquemas de desarrollo de capacidades y créditos, con cobertura en más de 123 municipios comunitarios.

En apego a un principio básico de esta administración de “no dejar a nadie atrás ni a nadie afuera”, se pusieron en marcha varias acciones, como el Sistema Nacional para la Igualdad de Hombres y Mujeres y acuerdos interinstitucionales que tienen como fin lograr la igualdad de género en el sector rural del país, señaló el coordinador general de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Salvador Fernández Rivera.

Al participar en el foro virtual: “La mujer rural como motor de la economía y seguridad alimentaria”, destacó que en acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y la Procuraduría Agraria, se avanza en la regularización de la propiedad de las tierras de las mujeres rurales y el acceso a esquemas de capacitación y créditos con la Banca de Desarrollo, en una cobertura de más de 123 municipios comunitarios.

Este año, dijo, de las 106 mil 252 Unidades de Producción Familiar atendidas, dentro del Proyecto de Desarrollo Territorial (Prodeter), el 32 por ciento son dirigidas por mujeres, a las que se apoya con los programas prioritarios: Precios de Garantía, Producción para el Bienestar, Bienpesca y Fertilizantes Bienestar.

Con la representación del titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, Fernández Rivera indicó que hay un gran reto por delante orientado a reconocer y acompañar a las mujeres emprendedoras del campo mexicano, donde representan el 51 por ciento de la población rural.

En el marco del Día Internacional de la Mujer Rural y del Día Mundial de la Alimentación, la representante de la Organización de las Naciones Unidades para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, Lina Pohl, resaltó el papel protagónico de la mujer -que en esta crisis sanitaria muestra una vulnerabilidad mayor- y tenemos el compromiso conjunto de acompañarlas y asistirlas en las iniciativas de producción familiar en el sector rural.

Al participar en el bloque de “Seguridad Alimentaria”, afirmó que será fundamental la participación de las mujeres para reactivar la economía y salir adelante, como lo hace ya México, a través de sus programas sociales, los cuales han permitido sortear la pandemia por COVID-19; destacó en particular las medidas adoptadas en los rubros agroalimentario y esquemas de protección social en diferentes sectores.

Apuntó que las Naciones Unidas, a través de la FAO, impulsa, con el apoyo de jornaleras, el programa “Cerrando brechas en el sector rural” -que ya se trabaja en algunas entidades de México-, y la inclusión de las mujeres en proyectos productivos familiares.

El gerente de Abasto Social del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), Carlos Valero Flores, explicó que el Programa Precios de Garantía en maíz, frijol, trigo y arroz beneficiará a más de dos millones de pequeños y medianos productores de granos básicos.

Puntualizó que de septiembre de 2019 a junio de 2020, este programa ha beneficiado a casi 98 mil productores de pequeña y mediana escala, y con el Programa de Abasto Social se trabajan 25 mil 256 tiendas comunitarias, cuyo manejo se encuentra en 69 por ciento a cargo de mujeres rurales.

En este encuentro, en homenaje a las mujeres rurales, la productora de maíz y ovinos en el Valle del Mezquital, Hidalgo, Betzabé Rodríguez, compartió su experiencia de éxito relacionado con obtener mayor producción, acceso a mercados y mejores ingresos, beneficios que se extienden a su organización.

La representante de productoras de mezcal en Durango, Andrea Lozano, refirió que a la fecha más del 90 por ciento de su producción se exporta a Japón y a otros países de la región de Asia, y el 10 por ciento se queda en el mercado nacional; estableció que con el apoyo de Agricultura han mejorado la calidad de su producto a través de prácticas sustentables que le dan mayor reconocimiento y valor agregado.

La productora de café de una comunidad indígena de la Sierra Juárez, en Oaxaca, Marcela Abella Cruz, detalló que después de cultivar hortalizas con 100 mujeres se concentraron en la producción de café, y como resultado de su participación en el certamen “Taza de Excelencia”, incursionaron al mercado de Australia, con su marca Frutos de las nubes.

La coordinadora de la Región Tabasco en la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) del Programa Producción para el Bienestar, Alejandra Ruiz Farrera, destacó la importancia de aumentar las prácticas agroecológicas con el fin de que la producción de alimentos sea segura y amigable con el medio ambiente, así como sostenible.

La directora general de Productividad y Desarrollo Tecnológico y encargada del programa Fertilizantes para el Bienestar, Areli Cerón, refirió que este esquema es pilar importante para garantizar la seguridad alimentaria, ya que atiende zonas de alta marginación de Guerrero, con mayor atención a los productores de autoconsumo.

En materia de entrega equitativa, dijo que este año se trabajó para que los fertilizantes entregados fueran distribuidos de manera proporcional entre hombres y mujeres. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura cultivos

Fomento a la producción y consumo de amaranto: Sader 

​El secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, destacó que la conservación, mejoramiento y aprovechamiento de las plantas nativas del país, como el maíz, frijol, chile y el amaranto, ha permitido posicionar el trabajo de los agricultores de pequeña escala, así como su contribución al abasto de alimentos.

​México como centro de origen del amaranto ha compartido con el mundo este alimento, y se promueve su cultivo en Nigeria y Benín; en la India, se elaboran dulces (laddu) semejantes a las alegrías mexicanas, y en China, la harina se utiliza para hacer fideos y dulces.

​Con su domesticación en Mesoamérica, el huautli forma parte de la agricultura tradicional de México, asociado al Sistema Milpa, y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), lo ha considerado dentro de los 50 alimentos del futuro.

​​Ante la celebración mundial de este cereal, la Lotería Nacional realizó un sorteo, que constó de dos millones 400 mil cachitos, con un premio mayor de 27 millones de pesos en dos series, así como premios y reintegros.

El gobierno de México impulsa la producción de los cultivos estratégicos y emblemáticos, y promueve el consumo de alimentos sanos y nutritivos.

En la conmemoración (virtual) del Día del Amaranto, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que la celebración a estos cultivos, con la participación de la Coordinación General de la Memoria Histórica y Cultural de México de la Presidencia, ha permitido posicionar el trabajo de los pequeños productores y su contribución al abasto de alimentos.

A la fecha, destacó, en el país se han liberado 14 variedades de amaranto mejoradas y registradas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (Snics) -instancia sectorizada de la Secretaría de Agricultura-, que ya son sembradas por agricultores de pequeña escala.

Indicó que este avance contribuirá a duplicar el rendimiento del grano, que actualmente es de 1.7 toneladas por hectáreas, y acortará los ciclos de cultivo en al menos un mes, con lo que se logrará optimizar los costos de producción, mitigar los riesgos de pérdidas de cosechas y mejorar los ingresos de las familias de agricultores.

En la presente administración federal, apuntó, dio inicio el Programa Nacional de Semillas 2020-2024, orientado a desarrollar un conjunto de instrumentos de política pública para conservar, desarrollar y aprovechar el material genético de las plantas nativas del país y de otros recursos genéticos, con la participación de centros de investigación, universidades agrícolas y redes de productores.

Subrayó que desde el 2019 el amaranto forma parte de la canasta básica, que pasó de 23 a 40 productos, que son distribuidos en las comunidades rurales a través de las tiendas Diconsa, a cargo de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), lo que ha significado la comercialización en beneficio directo de los productores.

El coordinador general de la Memoria Histórica y Cultural de la Presidencia de la República, Eduardo Villegas Megías, mencionó que como elemento histórico y de identidad nacional, el amaranto tiene que ver en nuestra configuración como país y como producto emblemático.

Afirmó que el éxodo del campo a la ciudad pone en riesgo la autosuficiencia alimentaria, y es por ello que el Programa de Memoria Histórica promueve las riquezas naturales, con el propósito de colocarlos en el ojo de atención y proyectar alimentos sanos y nutricionales, además de reconocer a las productoras y productores que posibilitan la producción en el campo.

El director regional del Sureste del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Luis García Barrios, destacó al amaranto como un “súper alimento” y que forma parte de las acciones de Agricultura en el impulso de cultivos de los pueblos prehispánicos: selección genética y con mayor calidad alimenticia.

Este producto, dijo, aporta, en forraje, verdura y dulces, un número importante de vitaminas y nutrimientos, y uno de los retos es mejorar la producción de alimentos con el aprovechamiento de la diversidad y plantas endémicas del país, donde el Conacyt pone énfasis.

Para la arqueóloga del Museo Arqueológico de Xochimilco, María Teresa Herrera Ortiz, los vestigios arqueológicos que tienen más de cinco mil 400 años antes de nuestra era y de los procesos en ollas de barro que revela el códice Florentino, así como de usos medicinales que siguen siendo parte de nuestros pueblos.

El especialista del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Eduardo Espitia Rangel, expuso la innovación en amaranto, y resaltó la importancia del resguardo y uso de materiales genéticos, su cultivo en las diferentes regiones y la adaptación mecanizada, por monocultivo o a través del Sistema Milpa para el incremento de la producción del cereal.

De la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Hiram Morán Bañuelos, explicó las razones nutrimentales por las cuales el amaranto se considera un súper alimento, donde destaca sobre otros cultivos por su alto contenido en proteína, fibra y aceites grasos esenciales en la protección cardiovascular.

Este último solía obtenerse del hígado de tiburón, sin embargo, varios estudios demostraron que el grano reventado de amaranto tiene el mismo contenido y beneficio para quien lo consume, indicó.

También participó la productora de amaranto del Municipio de Tochimilco, Puebla, Yolanda Cacique Oliva, quien, al igual que otros productores del estado, sigue resguardando la especie, su variedad genética y los conocimientos ancestrales. (Redacción MEXICAMPO).

Categorías
Agricultura Agro nacional

Desarrollo de acciones en sanidad e inocuidad a productores de Oaxaca

  • ​Funcionarios estatales de Oaxaca recibirán capacitación para colaborar con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) en la supervisión de acciones sanitarias.
  • ​Emprenden acciones para elevar el estatus zoosanitario del estado en materia de tuberculosis bovina, lo que posibilitará la exportación de becerros a Estados Unidos.

Con el objetivo de potenciar el desarrollo económico de Oaxaca y con ello contribuir a resarcir la deuda histórica con el sector rural de los estados más rezagados del país, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural impulsa convenios de colaboración y capacitación con el gobierno estatal para que los productores de la entidad apliquen medidas sanitarias y de inocuidad que les posibiliten comercializar sus productos en más y mejores mercados.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, subrayó que es instrucción del secretario Víctor Villalobos Arámbula desarrollar estrategias extraordinarias en las entidades donde existe mayor desigualdad entre sus productores agropecuarios.

En gira de trabajo por Huatulco, Oaxaca, el funcionario federal asistió a una reunión con el gobernador de la entidad, Alejandro Murat Hinojosa, con representantes de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados y con productores agrícolas, pecuarios, acuícolas y pesqueros.

Trujillo Arriaga invitó al sector productivo y al gobierno estatal a identificar temas en los que pueden ser coadyuvantes con el Senasica, a fin de que los funcionarios locales, previamente capacitados, revisen las acciones sanitarias y con ello agilizar el proceso para que el organismo de Agricultura extienda los certificados federales.

Aseguró que el conocimiento que tienen las autoridades estatales del sistema productivo oaxaqueño y sus antecedentes de cumplimiento permitirá al Senasica acreditar cultivos y unidades de producción en menor tiempo y con mayor eficacia.

Indicó que actualmente las autoridades oaxaqueñas ya trabajan con el Senasica en labores de control de movilización, por lo que el nuevo planteamiento permitirá extender la colaboración hacia facultades que el gobierno considere que podrían coadyuvar a mejorar la calidad de vida de sus productores, en virtud de que los alimentos certificados se comercializan a precios más competitivos.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura adelantó que en los próximos meses trabajarán de la mano con productores y el gobierno local para elevar el estatus zoosanitario del estado en materia de tuberculosis bovina, lo que posibilitará que los ganaderos estén en condiciones de exportar becerros a Estados Unidos.

Oaxaca es una de las 15 entidades del país que no está acreditada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para la exportación de reses por la alta prevalencia de la enfermedad en la región, refirió.

El gobernador Alejandro Murat señaló que la sanidad e inocuidad en el ganado y campo oaxaqueño son prioridad para su administración, porque permite a los productores obtener mejores precios en la venta de sus cosechas y animales.

Indicó que trabajarán de manera coordinada con Agricultura, a través del Senasica, para capacitar al personal de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa) en el diagnóstico y seguimiento epidemiológico del sector, y con ello facilitar las tareas de certificación con los productores y ganaderos oaxaqueños.

El presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados, Eraclio Rodríguez Gómez, destacó el trabajo del gobierno estatal con su sector productivo y agregó que fortalecer los sectores ganaderos y agropecuarios potencia el desarrollo económico de Oaxaca, una de las regiones con mayores oportunidades de crecimiento.

Durante la reunión de trabajo, el titular de la Sedapa, Gabriel Cué Navarro, expuso tres acuerdos que se plantearon al Senasica: la homologación sanitaria a la región de la Costa con el Istmo y la Cuenca; la solicitud de un convenio para que personal de la Sedapa colabore en las acciones sanitarias, y el reconocimiento de baja prevalencia de mosca de la fruta, en beneficio de los productores de mango del Istmo.

Adicionalmente se propuso promover una visita del USDA a las regiones del Istmo y la Costa, donde hay avances sanitarios, con el fin de certificar el estatus sanitario y con ello mejorar los precios en la venta de sus productos al exterior.

En la mesa de trabajo participaron también la diputada federal Margarita García; el representante de Agricultura en Oaxaca, Luis Manuel Carmona Rodríguez; el representante estatal del Senasica en Oaxaca, Anuar García, el presidente municipal de Santa María Huatulco, Giovanne González García, funcionarios estatales y federales, y representantes de los Sistema Producto de Maíz y Frijol del estado, productores de limón y ganaderos, entre otros.

Categorías
Agricultura Agro nacional

Necesario difundir la riqueza gastronómica de los maíces nativos

  • ​En videoconferencia enfocada a la gastronomía mexicana y usos de maíz, participaron los expertos Cristina Barros, Ricardo Muñoz Zurita y Flavio Aragón, junto con productores de Chiapas, Chihuahua, Jalisco y Oaxaca.

Ciudad de México a 07 de octubre de 2020.-Expertos en gastronomía y en biodiversidad del maíz y campesinos de diversas regiones del país destacaron que la riqueza de variedades y cualidades alimentarias, nutricionales e incluso medicinales de este grano requiere de mayor valoración y conocimiento social y del Estado con el fin de promover, con política pública, una siembra más consistente de las razas nativas en país y propiciar así mayor variedad de platillos en las cocinas de los mexicanos.

En la videoconferencia “Platillos del maíz; cultura gastronómica ancestral y contemporánea”, realizada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, resaltó la importancia de que los productores mantengan viva la diversidad maicera, con alrededor de 60 razas nativas, y que en ello se realicen prácticas sustentables, agroecológicas, con cuidado al medio ambiente, los recursos agua y suelo y la salud de los consumidores.

La investigadora, activista y defensora de la gastronomía nacional y de nuestros maíces, Cristina Barros Valero, subrayó la relación ancestral del maíz con los mexicanos, que pasó de planta silvestre teocintle al cereal que conocemos, con mazorca, mediante una comunicación de conocimientos ininterrumpida durante unos mil años, esto es 300 generaciones, y ocurrió gracias a la mano humana.

En su intervención en el ciclo de conferencias “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, señaló que en la milpa el maíz tiene una correspondencia estrecha con otros cultivos y eso se revela también en la mesa.

Por ejemplo, dijo, el frijol aporta cantidades grandes de nitrógeno al suelo, nutriente que requiere el maíz para su crecimiento, y éste le da sostén a la leguminosa para su desarrollo, y en la mesa ambos alimentos potencian sus cualidades nutricionales (proteínas y fibra, entre otras).

Del maíz, comentó, se aprovecha todo: raíz, caña, espiga y fruto, y se utiliza en diversos momentos de su crecimiento: el elote muy tierno en ensaladas; maduro, para hervir y asar; en trozos, para guisos como el mole de olla y pucheros; desgranado, en esquites, frituras y sopas, y germinado, es base de bebidas como el tejuino o tesgüino.

El chef e investigador de la cocina mexicana, Ricardo Muñoz Zurita, consideró que existe un “racismo culinario” ante la comida indígena y heredada de nuestros antepasados.

“Eso es algo triste, pero sin relevancia y falso. Ahora, cuando la ciencia participa en la nutrición, podemos ver cómo los antiguos mexicanos pudieron descubrir y desarrollar alimentos nutritivos como el pozol, que es bebida que consumen muchas personas para ir fuertes a trabajar al campo, o el pinole, que se obtiene de maíz tostado y molido, y que deportistas extremos lo consumen antes de sus rutinas para obtener energía”, agregó.

Detalló alimentos elaborados a base de maíz, que son producto de creatividad de generaciones de mexicanos, como la tortilla, tlacoyos, gorditas, totopos, tamales, elotes dulces y salados, panqués, pozoles y palomitas.

Asimismo, de subderivados de este cereal, como la masa, y las tortillas que elaboran los ñañús, de Querétaro y Guanajuato, y a las que estampan sellos.

Resaltó particularmente la tecnología desarrollada con equipo y creatividad para generar el proceso de nixtamalización.

El investigador del Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Flavio Aragón Cuevas, experto en recursos genéticos y diversidad de maíces de Oaxaca, indicó que en esta entidad –líder en riqueza de maíces nativos y en cultura culinaria— existe un abanico de semillas que aprovechan los pueblos indígenas en una gran diversidad de climas y suelos; todos adaptados a cada localidad.

Refirió que hay más de 30 razas de maíz que se cultivan en 600 mil hectáreas del estado, la mayoría nativas; algunas con bajos rendimientos (1.22 toneladas por hectárea) y muchas con nulo uso de agroquímicos, por lo que son maíces orgánicos.

La importancia del maíz en Oaxaca, refirió, es crucial y por ello es necesario preservar la riqueza genética del grano frente a la amenaza de los transgénicos. Oaxaca, expuso, es un estado donde 27 por ciento de la población sufre pobreza alimentaria y es expulsor de migrantes hacia Estados Unidos.

El investigador consideró necesario impulsar la siembra de maíces nativos alrededor de las grandes ciudades para fomentar la economía campesina, preservar los maíces y permitir que la sociedad goce de la gran diversidad gastronómica que ofrece el maíz.

Participan productores de maíz de Oaxaca, Jalisco, Chihuahua y Chiapas

Emiliano Jiménez Martínez, de San Pedro Tututepec, Juquina, Oaxaca, habló de la milpa y los diversos alimentos, como los cuatro básicos: maíz, frijol, chile y calabaza, todos ellos con funciones agroecológicas y de complementariedad unos con otros.

Pascual González Callejo, productor rarámuri del municipio de Bocoyna, Chihuahua, habló del maíz y su cultivo como elemento de seguridad alimentaria en la Sierra Tarahumara.

Ramón Vázquez Mejía, productor de maíces criollos en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, expresó su experiencia como participante en la Estrategia de Acompañamiento Técnico del programa Producción para el Bienestar, que se enfoca a impulsar un tránsito hacia prácticas sustentables, por medio del diálogo de saberes entre el conocimiento heredado de los campesinos y el conocimiento científico.

José Bernardo Magdaleno Velasco, de la región La Fraylesca, Chiapas, abordó la producción de maíz con prácticas agroecológicas y la mejora de ingresos que ello supone. Dijo que, para él, el cultivo de maíz con un uso, cada vez menor, de agroquímicos es algo invaluable y se favorece la salud humana.