Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

México apoyará a EU en el combate de incendios forestales en California

  • El Gobierno de México se solidariza con Estados Unidos para el combate de incendios forestales en California, enviará 101 personas para su apoyo.

  • Las personas combatientes cuentan con equipo de protección personal, aptitud física y capacitación estandarizada con EUA.

 

Zapopan, Jalisco a 23 de septiembre de 2020.-Derivado de la situación de emergencia por incendios forestales que enfrenta el estado de California en Estados Unidos, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) informa que se enviaron a 100 personas combatientes y un enlace técnico  para apoyar en el control y liquidación del fuego.

Las personas seleccionadas conforman cinco brigadas de 20 combatientes, incluyendo un jefe por brigada, coordinados por un enlace técnico, quienes dominan el idioma inglés.

Todo el personal cuenta con equipo de protección, tiene la aptitud física necesaria y cumplen con los estándares de capacitación y entrenamiento que solicita Estados Unidos.

Los combatientes seleccionados provienen de diferentes estados de México y serán concentrados en las oficinas centrales de Conafor ubicadas en Zapopan, Jalisco para posteriormente partir rumbo a California desde el aeropuerto internacional de Guadalajara.

Una vez que el personal se encuentre en California, serán coordinados por el Servicio Forestal de Estados Unidos (US Forest Service) e iniciarán actividades en El Parque Nacional de Secuoyas (Sequoia National Park), posteriormente podrían ser desplegados a otras áreas federales conforme al comportamiento de los incendios y las medidas de mitigación que se deban tomar ante el COVID-19.

La movilización de México a Estados Unidos es el resultado de que el pasado 24 de agosto el Gobierno de México a través de la Conafor expresó su solidaridad. Posteriormente, se recibió una solicitud de parte del Gobierno estadounidense, pidiendo el apoyo.

Cabe hacer mención que el Gobierno de EUA, a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Comando Norte de Estados Unidos (USNORTHCOM), ha destinado un monto superior a los 2 millones de dólares estadounidenses en los últimos 10 años para cooperación en materia de manejo del fuego.

Esto ha resultado en más de 60 cursos impartidos y más de 1,000 personas capacitadas en temas como sistema de comando de incidentes, intercambios con brigadas hotshot, carros motobomba, entrenamiento a pilotos de aeronaves, monitoreo de combustibles, y quemas prescritas,

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Urge acciones para salvaguardar la biodiversidad de bosques de AL y el Caribe

Santiago de Chile a 22 de mayo de 2020.- Se necesitan acciones urgentes para salvaguardar la biodiversidad de los bosques del mundo, según la última edición de El estado de los bosques del mundo (SOFO, por sus siglas en inglés), publicada hoy.

Estos valiosos no sólo son parte fundamental del medio ambiente, sino de las vidas de la personas que habitan los paisajes forestales: según el SOFO, 8 millones de personas que dependen de los bosques en América Latina son pobres, y representan aproximadamente el 82 por ciento de los pobres extremos rurales de la región.

El SOFO informa que África tuvo la mayor pérdida neta de área forestal en 2010–2020, con una pérdida de 3,94 millones de hectáreas por año, seguida de América del Sur, que perdió 2,6 millones de hectáreas por año. Sin embargo, desde 1990, las pérdidas de América del Sur han disminuido sustancialmente.

Si bien América Latina aún necesita reducir sus tasas de deforestación, el informe SOFO también destaca experiencias positivas en el uso y conservación sostenible de los bosques en varios países.

Castaña amazónica: piedra angular de la conservación del bosque amazónico

La castaña amazónica (la semilla del árbol de la selva tropical Bertholletia excelsa) es la única semilla comestible comercializada a nivel mundial que es cosecha de la naturaleza por recolectores forestales. En las últimas décadas, la cosecha de la castaña amazónica ha apoyado la «conservación mediante el uso» de millones de hectáreas de bosque amazónico por parte de decenas de miles de hogares rurales.

Estos frutos secos contribuyen significativamente a los medios de vida locales, las economías nacionales y el desarrollo forestal en una gran área geográfica, generando decenas de millones de dólares en valor de exportación anual en Bolivia, Brasil y Perú. Los usuarios de este recurso han desarrollado sistemas de manejos propios que sostienen la productividad.

Conectando ecosistemas para conservar la naturaleza y la cultura en el Caribe colombiano

Desde 2016, la de cinco años Conexión BioCaribe ha estado trabajando para reducir la degradación y fragmentación de los valiosos ecosistemas en la región del Caribe del norte de Colombia.

Los resultados hasta ahora incluyen 13 500 hectáreas de nuevas áreas protegidas y otras 116 000 hectáreas en proceso de creación; 5 000 hectáreas cultivadas bajo modelos alternativos de producción sostenible, con más de 1 500 familias que han participado en escuelas de campo para agricultores; 1 300 hectáreas de zonas de amortiguamiento de áreas protegidas establecidas con planes de producción sostenibles; y 68 000 hectáreas de conservación y uso sostenible de los recursos naturales.

Guatemala: concesiones comunitarias en la Reserva de la Biosfera Maya

La Reserva de la Biósfera Maya fue creada en 1990 para proteger el área más grande de bosque tropical en América Central. Ocupa alrededor de 2,1 millones de hectáreas, incluidas 767 000 hectáreas bajo protección estricta, 848 400 hectáreas bajo uso múltiple (incluidas concesiones) y 497 500 hectáreas de propiedades privadas en la zona de amortiguamiento. Se han adjudicado alrededor de 533 000 hectáreas de concesiones en el área de usos múltiples, con objetivos explícitos de conservación.

Los resultados en términos de conservación de la biodiversidad en las concesiones incluyen niveles sostenibles de extracción de madera, control exitoso y menor incidencia de incendios forestales, mantenimiento de poblaciones de jaguares y deforestación de nivel bajo o igual a cero, lo que resultó en un aumento del 0.1 por ciento en la cubierta forestal entre 2016 y 2017.

Iniciativa de etiquetado apoya miel producida por mujeres bolivianas

La iniciativa Mountain Partnership Products (MPP) es un esquema de certificación y etiquetado que brinda apoyo técnico y financiero a los pequeños productores de montaña. Uno de los productos respaldados por dicha iniciativa es la miel de abejas de la especie Tetragonisca angustula, un producto forestal indígena cuidadosamente cosechado por una cooperativa de 160 mujeres de la comunidad guaraní en el Parque Nacional Serranía del Iñao, provincia del Chaco, Bolivia.

Las familias guaraníes han criado abejas desde la antigüedad. Sin embargo, la miel se ha convertido en un bien raro, ya que la deforestación y la introducción de abejas europeas más productivas ha reducido la distribución de las 350 especies de abejas sin aguijón conocidas. Perfectamente adaptadas al entorno local, las abejas sin aguijón son polinizadores cruciales; por lo tanto, esta iniciativa ayuda no solo a mantener los medios de vida de los apicultores y conservar las abejas, sino también a mantener la biodiversidad vegetal existente mediante la polinización.

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Activó Agricultura estrategia #MiParcelaNoSeQuema

  • A través de la coordinación interinstitucional se impulsa esta campaña en algunos estados de la República en los períodos de preparación de terrenos para la siembra.
  • Para fortalecer la estrategia, se realizan análisis geoespaciales que identifican zonas de reincidencia de quemas dentro de la frontera agrícola, lo que permite articular acciones de control y reducción con el apoyo de autoridades locales.

 

Ciudad de México; a 15 de mayo de 2020.-La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural puso en marcha la estrategia #MiParcelaNoSeQuema, que tiene el objetivo de fomentar el uso de alternativas sostenibles que reduzcan las quemas agropecuarias, realizar prácticas de manejo de residuos y fortalecer el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-015-SEMARNAT/SAGARPA-2007, sobre todo durante los períodos de preparación de los terrenos para la siembra.

Agricultura precisó que la estrategia que se aplica en el sector agropecuario del país considera recomendaciones para aprovechar los residuos orgánicos y evitar quemas.

Señaló que, para fortalecer la estrategia, a través de la Subsecretaría de Agricultura se realizan análisis geoespaciales para identificar zonas de reincidencia de quemas dentro de la frontera agrícola, lo que permite articular acciones de control y reducción con el apoyo de las autoridades locales.

Detalló que entre las medidas propuestas para evitar el empobrecimiento de los suelos está la reutilización de los residuos orgánicos en el campo, toda vez que al ser distribuido el rastrojo en la parcela se crea una capa protectora que evita la exposición directa del suelo con los rayos solares y el aire, así como la pérdida de humedad.

Las quemas agropecuarias también generan la muerte de organismos y microorganismos, como son lombrices, insectos, bacterias y hongos benéficos, entre otros encargados de la descomposición de la materia orgánica, de la aireación del suelo y de la liberación de nutrientes. La falta de estos organismos y microorganismos afecta el rendimiento de los cultivos.

Además, el uso del fuego en el campo elimina insectos que controlan de manera natural a las plagas y produce gases nitrogenados (óxido nitroso – N2O) y dióxido de carbono (CO2) que generan contaminación atmosférica.

La estrategia, asimismo, fortalece el cumplimiento de la NOM-015-SEMARNAT/SAGARPA-2007, que establece las especificaciones técnicas de métodos de uso del fuego en los terrenos forestales y en los de uso agropecuario.

La práctica del uso del fuego en el sector agropecuario se ha llevado a cabo desde tiempos ancestrales. Sin embargo, en muchos casos éstas no se hacen de forma segura ni bien planificada, lo que a nivel nacional genera el 40 por ciento de incendios forestales, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), principalmente en los meses de abril y mayo.

En #MiParcelaNoSeQuema también participan organismos como Conafor, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), gobiernos estatales e instituciones como Conservación Internacional (CI) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Activos 54 incendios forestales en 18 estados del país: CONAFOR

  • Al cierre de las 11:00 horas, se registran 54 incendios forestales activos, cuya vegetación afectada es en su mayoría pastos y matorrales.

  • Continúa la recomendación a la población de no hacer uso del fuego en las zonas forestales ya que la temporada de estiaje se prevé fuerte.

Ciudad de México, a 16 de abril de 2020.-La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) informaron que al día de hoy en el país se registran 54 incendios forestales en 18 entidades, afectando una superficie de 4,786 hectáreas. Para su atención se encuentran trabajando un total de 2,082 combatientes, entre personal de la Conafor con apoyo de otras instancias. Adicionalmente, 20 han sido liquidados, es decir están completamente apagados.

Se reportan ocho incendios forestales en siete Áreas Naturales Protegidas: en  la Reserva de la Biósfera – Sierra de Manantlán, municipio de Casimiro Castillo, en Jalisco; en el Parque Nacional – Los Mármoles, municipio de Nicolás Flores, en Hidalgo; en el Parque Nacional – Lagunas de Zempoala, municipio de Huitzilac, en Morelos; en el Parque Nacional – Cañón del Río Blanco, municipio de Maltrata, en Veracruz.

Así como, en el Parque Nacional – Cañón del Sumidero, municipio de Tuxtla Gutiérrez; en la Reserva de la Biósfera – La Encrucijada, municipios de Huixtla; y dos en la Zona de Protección Forestal en los terrenos que se encuentran en los municipios de La Concordia, Angel Albino Corzo, Villa Flores y Jiquipilas, en el estado de Chiapas, sin que ninguno represente peligro debido a la oportuna labor de los combatientes.

Hasta el momento la vegetación afectada es en su mayoría pastos y matorrales. Aún así, para evitar un mayor riesgo, se reitera el llamado a no hacer uso del fuego en las zonas forestales, ya que la temporada de estiaje se prevé fuerte.

Se invita a la población a reportar incendios forestales al número gratuito 800-INCENDIO (46236346) o al 911.

Un incendio forestal es aquel que ocurre dentro de bosques, selvas, zonas áridas o manglares. Los incendios en áreas urbanas son atendidos por Protección Civil.

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Semarnat, Conafor y comuneros acuerdan la preservación de los bosques

  • Se busca fortalecer el manejo forestal comunitario en el país mediante un enfoque agroforestal a escala de paisaje.

En el marco del Día Internacional de los Bosques, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Comisión Nacional Forestal y la Iniciativa Bosques para el Buen Vivir firmaron un acuerdo para lograr la concertación entre las autoridades y los propietarios de los bosques y diseñar políticas públicas integrales que garanticen su preservación y que fomenten el desarrollo forestal sustentable.

Entre 10 y 12 millones de mexicanos viven y dependen de los bosques o selvas y más de 20 millones dependen de la leña para sus necesidades diarias; más de 100 millones de hectáreas se consideran forestales, con un alto porcentaje en manos de ejidos y comunidades, muchas de ellas indígenas.

El sector forestal mexicano cuenta con un enorme potencial biológico, económico, pero principalmente social. Somos el país con el mayor número de especies y variedades de pinos, el segundo en encinos, y las selvas bajas, medias y altas del país albergan una enorme diversidad que es apropiada y aprovechada por el conocimiento y las prácticas de los pueblos originarios.Las instituciones de investigación y educación que también firmarán el acuerdo manifiestan su interés y disposición en apoyar a las autoridades ambientales y a los productores organizados a que tomen sus decisiones basados en la mejor información disponible, así como su interés y disposición en apoyar a las autoridades y a las comunidades a desarrollar formas innovadoras apropiadas de gestión que permitan lograr el objetivo del desarrollo forestal sustentable mediante un enfoque agroforestal a una escala de paisaje.

Las políticas públicas deben partir del reconocimiento de que las comunidades locales y los bosques mantienen una interdependencia vital que se remonta a tiempos inmemoriales.

El desarrollo forestal sustentable es un área prioritaria para el desarrollo nacional, por lo que el sector ambiental busca promover procesos que tiendan a alcanzar una productividad óptima y sostenida de los recursos forestales sin comprometer el rendimiento, equilibrio e integridad de los ecosistemas, que mejore el ingreso y la calidad de vida de las personas que participan en la actividad forestal y promueva la generación de valor agregado en las regiones forestales, diversificando las alternativas productivas y creando fuentes de empleo en el sector.

Entre los firmantes, además de la Iniciativa Bosques para el Buen Vivir, se encuentran la Cooperativa Ambio S.C de R.L, Iniciativa People and Plants International, Estudios y Asesoría Forestal Especializada de México S.C, Unión de Comunidades Productoras Forestales Zapotecos-Chinantecos de la Sierra Juárez de R.I., Indayu A.C., Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C., Estudios Rurales y Asesoría Campesina A.C., Asociación de Silvicultores de la Unidad de Manejo Forestal “Aguililla-Varaloso”, Forest Stewardship Council – México, Asociación de Silvicultores de Tlaxco, A.C., Centro Agroecológico San Francisco de Asis, A.C., así como la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, y la Universidad Veracruzana.

 

 

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Ante degradación severa es urgente recuperar suelos del Noroeste de México

-Impulsan Agricultores, empresarios, especialistas e instituciones Programa de Agricultura Rentable y Sustentable.

-La propuesta abarca Sonora, Sinaloa, Baja California Sur y Baja California norte

Ciudad de México a 13 de noviembre de 2019.-Ante los efectos del cambio climático y la necesidad urgente de recuperar los suelos degradados severamente en la región noroeste de México, principalmente por el uso indiscriminado de agroquímicos, agricultores, empresarios, expertos y representantes de la Financiera Nacional de Desarrollo (FND) analizan esquemas de financiamiento, para impulsar el Programa de agricultura rentable y sustentable.

El director de Biofábrica Siglo XXI, Marcel Morales Ibarra, explicó que la premisa del programa es que la actividad agrícola sea sustentable desde el punto de vista económico, ambiental y de la salud humana, para lo cual planteó que los créditos deberán estar condicionados precisamente a un manejo sustentable y otorgar, por ejemplo, descuentos en tasa de interés a quien cumpla y logre avances en la evaluación de ciertos indicadores que muestren un mejor uso y cuidado de los recursos naturales y del medio ambiente, que permita en el corto y mediano plazo, la recuperación de la fertilidad delos suelos agrícolas.

El experto –quien impulsa desarrollos biotecnológicos para la agricultura desde hace más de 15 años– enfatizó que ante la emergencia que enfrentan grandes extensiones de suelos agrícolas en la región noroeste de México, dado su alto grado de degradación, se requiere impulsar el Programa de agricultura rentable y sustentable en los estados de Sonora, Sinaloa, Baja California Sur y Baja California norte, donde participen además de instituciones federales como la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), los gobierno estatales y municipales.

Recordó que en México, a principios de los setenta, cuando se introducen los fertilizantes en forma masiva la eficiencia de los suelos para aprovecharlos era del 90%; hoy el promedio nacional es del 20%. Es decir, se desperdicia 80% del insumo más caro de la producción agrícola y esto resulta altamente contaminante del suelo, agua y atmósfera.

En este sentido, precisó que por cada kilo de Nitrógeno aplicado se emiten a la atmósfera 12 kilos de Bióxido de Carbono (CO2); pero lo más alarmante es que los fertilizantes nitrogenados son responsables del Óxido Nitroso, gas de efecto invernadero 400 veces más potente que CO2.

Por ello, Marcel Morales enfatizó que en el programa mencionado la prioridad en un horizonte de tres años es trabajar en la conservación y regeneración de los suelos –esto para mejorar sus condiciones físicas y químicas–, propiciar la captura del CO2 en éstos y hacer un uso más eficiente del recurso agua. Esto mediante el uso de bioinsumos –biofertilizantes, biopesticidas, fertilizantes bioencapsulados  y compostas enriquecidas– que permiten a los cultivos retener más materia orgánica, humedad y regenerar la vida micriobiótica en el suelo. Todo ello, disminuyendo el uso de fertilizantes.

De acuerdo con análisis de Biofábrica Siglo XXI, una de las metas concretas y posibles del programa es disminuir entre 30% y 50% el uso del fertilizante químico, con énfasis en la eliminación del Amoniaco anhidro, altamente devastador de los recursos naturales.

Lo anterior permitirá incrementar rendimientos, disminuir costos de producción y las emisiones de gases de efecto invernadero que se producen al fabricar, transportar y utilizar este insumo y evitar el impacto negativo de estos productos en el medio ambiente y en los suelos agrícolas.

Por ejemplo, con microorganismos benéficos (Azospirillum brasiliense, glomus intraradice, Rhizobium etli) se ha logrado incrementar el rendimiento entre 15 y 30% y mejorar la calidad y la sanidad de los cultivos, además tiene un gran potencial para aumentar el secuestro de carbono atmosférico en el suelo, lo que significa una medida altamente efectiva contra el cambio climático. Igual existen bioinseciticidas y biofungicidas altamente efectivos para combatir plagas y enfermedades a menor costo y sin impacto negativo en el medio ambiente.

Otro insumo sustentable es el uso de materia orgánica y mejoradores del suelo, que permiten recuperar la fertilidad y las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Además, existen una gran cantidad de fuentes de materia orgánica generadas por la industria agroalimentaria, que pueden ser aprovechadas.

El programa destaca que aunque la productividad está ligada a la rentabilidad, existen otros factores que igual la favorecen, como la calidad de los cultivos, que pueden tener un mejor precio en el mercado o pueden acceder a mercados de exportación; dar  valor agregado como orgánicos o sustentables, ya que obtienen un plus en el mercado; dar mayor vida de anaquel, que se logra con el uso de la tecnologías que retrasan la maduración de los frutos en etapa post-cosecha.

Todo lo anterior –de acuerdo con la propuesta– deberá estar ligado a mejoras prácticas de cultivo, acompañadas de investigación aplicada, capacitación, asistencia técnica y transferencia de tecnología. Además se deberá hacer una evaluación de avances en las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo; costos de producción; uso eficiente del agua; incrementos en rendimientos, rentabilidad, calidad del cultivo y sanidad del cultivo.

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Alertan por alta degradación y deforestación en la CDMX

La organización ambientalista Observador Global de Incendios Forestales de los Estados Unidos, alertó la catástrofe que vive en la Ciudad de México, por la creciente deforestación y degradación de sus ecosistemas, debido a los incendios registrados en el presente año, con grandes pérdidas económicas.

Dicha organización, refiere que pese a los esfuerzos de autoridades y ciudadanos por sofocar los incendios en la capital del país, estos se han visto limitados por el recorte al gasto presupuestal, que reportó para el año en curso la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de 17.5 por ciento lo que representa una cifra de 6,500 millones de pesos.

Al respecto, Mónica Almeyda López, diputada del Partido de la Revolución Democrática, hizo notar que en el caso de la reforestación en la CDMX, debe comprender la coordinación interinstitucional basada en planeación, operación, control y supervisión de todos los procesos involucrados en la plantación de árboles, así como la previsión suficiente de recursos para la protección y mantenimiento de las áreas reforestadas.

Por lo que toca al presupuesto de la Comisión Nacional Forestal en 2018, tuvo un presupuesto de 23 millones de pesos, mientras que para el presente año se le asignaron 17 millones de pesos es decir 25 por ciento menos para la reforestación, y en lo que toca al programa “Apoyos para el Desarrollo Forestal Sustentable”, la reducción fue de 50 por ciento, lo cual imposibilita a dicha instancia federal a revertir efectos ocasionados por los siniestros.

De acuerdo a la diputada Mónica Almeyda, los constantes incendios forestales empobrecen la biodiversidad de los bosques pluviales como en el caso de la CDMX, ya que la recuperación de las zonas quemadas es extremadamente complicada y completa, porque tras las llamas el manto vegetal casi desaparece, es así que el ecosistema y la fauna afectado, debe encontrar un nuevo habitad afectado para sobrevivir.

La legisladora enfatizó que el presupuesto y las acciones se deben sustentar en el mandato del marco jurídico, ya que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, señala entre los objetivos específicos de la Semarnat, recuperar y desarrollar bosques en terrenos preferentemente forestales, para que cumplan con la función de conservar suelos y aguas, además de dinamizar el desarrollo rural, por lo que esta actividad reviste gran importancia por sus efectos en el ecosistema.

Indicó también que el costo económico asociado al agotamiento y degradación ambiental alcanzo –según el INEGI-, 792 millones de pesos en 2017, mientras que los recursos para prevenir y hacer frente a los incendios disminuyeron.

Mencionó que se incumplió el principio de no regresión, debido a que una vez que el Estado alcanza un cierto nivel de protección al medio ambiente, ya no puede retroceder, por lo que el panorama ambiental es poco alentador y la reforestación se torna difícil tras los incendios ocasionados en los meses pasados, en distintos puntos del país. (Redacción MEXICAMPO).

 

 

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Los árboles, fundamentales para la vida en el planeta

  • Contribuyen a evitar la erosión, capturan y almacenan dióxido de carbono, proporcionan servicios ambientales, alimento, sombra y refugio: Jorge Nieto, investigador del Instituto de Biología de la UNAM

Los árboles proporcionan servicios ambientales como la captación de agua y producción de oxígeno; contribuyen a evitar la erosión del suelo y a disminuir los escurrimientos e inundaciones; capturan y almacenan dióxido de carbono (CO2), con lo que contribuyen a mitigar el cambio climático; también proporcionan alimento. Son fundamentales para la vida en el planeta, de ahí la importancia de proteger las superficies arboladas.

México tiene una superficie total de 195 millones de hectáreas, de las cuales los bosques (templados y tropicales) ocupan 65.7 millones (33.6 por ciento del total), con una alta biodiversidad y especies maderables valiosas.

Los árboles son parte de la arquitectura de las comunidades: muchas especies que no son arbóreas necesitan de su sombra para crecer, y sirven de hogar y refugio para diversos animales. “Si son talados, no sólo se mata al árbol, sino a muchos seres vivos que lo necesitan porque les provee de un microclima adecuado para su desarrollo”, advirtió Jorge Nieto Sotelo, investigador del Instituto de Biología (IB) de la UNAM.

Con motivo del Día del Árbol, que desde 1959 se conmemora el segundo jueves de julio, el universitario comentó que los árboles, sobre todo los de talla grande, son importantes en todos los ecosistemas naturales donde hay bosques: templados, tropicales, perenes o caducifolios, entre otros.

“En México tenemos bosques de todo tipo. Un estudio publicado en 2014 por José Luis Villaseñor, del Departamento de Botánica del IB, a partir de bases de datos y herbarios que contienen información de todas las plantas del país, determinó que existen al menos 23 mil 500 especies vegetales, de las cuales aproximadamente cuatro mil 200 son arbóreas. En el planeta, al menos la tercera parte de las especies vegetales son árboles”.

En nuestro territorio, el ecosistema de mayor diversidad es el de bosques templados. El Valle de México es una de las zonas urbanas más grandes del mundo, y está enclavada en uno de los ecosistemas más diversos del país, “hecho del que ni el ciudadano común, ni los mismos biólogos, se han percatado”. 

Tala indiscriminada

A pesar de su importancia, la tala indiscriminada de árboles es un proceso que ocurre todos los días en México, incluso en los lugares más remotos del campo. “Es una destrucción continua de la superficie forestal en entidades que poseen una gran riqueza natural”, afirmó Nieto Sotelo.

Los bosques mesófilos de montaña o de niebla son los que disminuyen a mayor velocidad por la deforestación. En comparación a las áreas boscosas de ese tipo que existían hace 100 años, hoy se registra menos del 10 por ciento. “De seguir con ese ritmo, en una década no habrá árboles como encinos y pinos, o helechos arborescentes”, señaló el especialista en biología molecular y genética de plantas.

Lo mismo ocurre con las selvas. Se estima que en Chiapas sólo queda entre 15 y 20 por ciento de la cobertura natural, el resto son ranchos ganaderos o cafetales; en tanto, en Tlaxcala sólo queda 15 por ciento de la vegetación nativa, mal protegida y con muchos daños.

Reforestación inteligente

Reforestar no es lo mismo que restaurar, esto último implica estudiar las especies que había en determinado lugar para tratar de devolverlas, mientras que la reforestación muchas veces es la sustitución de especies nativas por otras exóticas; es decir, no es una herramienta de conservación integral.

Todos los árboles son útiles, incluso los exóticos, pero debe fomentarse la regeneración de los que son propios del territorio para que los ecosistemas no se alteren, aconsejó Nieto Sotelo.

“Cuando se siembran árboles en centros urbanos, por costumbre se hace bajo una idea meramente estética o por capricho, sin saber su procedencia, lo que provoca mayor presión al lugar para mantenerlo vivo, y con ello se rompe el equilibrio ecológico”.

Un ejemplo fue la siembra de eucaliptos a principios del siglo XX, y posteriormente de jacarandas. “Aunque se hizo de manera bien intencionada, estas especies no son nativas; algunas ya se volvieron invasivas y empezaron a sustituir a las nativas, sobre todo en bosques naturales, lo que empobrece los ecosistemas”.

En ciudades mexicanas el promedio de especies vegetales exóticas en parques públicos es cercano al 75 por ciento; es decir, sólo 25 por ciento son nativas, el resto pertenece a otras regiones de América, a Asia, África o Australia. “No hay nada contra ellas, el problema es que su uso impone otro tipo de cuidados e impactos por su relación con las demás plantas, animales y microorganismos del suelo que habitan”.

El universitario pidió ser más conscientes y plantar sólo variedades nativas, “empezar a conocer la belleza propia de nuestra naturaleza. En el país existen más de cuatro mil especies arbóreas diferentes, ¿qué necesidad tenemos de traer otras de lugares lejanos?”.

Los árboles nativos no requieren cuidados especiales, incluso las hierbas epífitas o terrestres asociadas a ellos están adaptadas al clima del lugar, y cuando llueve aprovechan al agua, mientras que en tiempo de sequía echan mano de la humedad del suelo, el rocío y el viento. Aportan más servicios ecosistémicos que las especies exóticas, finalizó.

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Arranca en Veracruz Campaña Nacional de Restauración Forestal

SEMARNAT y CONAFOR diseñan nuevas políticas en atención a incendios forestales y tareas de restauración con un enfoque de Manejo Integrado del Territorio.

El Secretario Víctor M. Toledo aseguró que se viven tiempos nuevos en los que se privilegia el trabajo colectivo para hacer frente a los retos.

En la celebración del Día del Árbol y del Día Nacional del Combatiente de Incendios Forestales, este 11 de julio arrancó formalmente la Campaña Nacional de Restauración Forestal en la Reserva San Juan del Monte y Ejido Las Vigas, municipio de Las Vigas de Ramírez, en el estado de Veracruz.

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor M. Toledo, acompañado por el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, y por el director general de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), León Jorge Castaños Martínez, informó que durante su gestión la política de combate a incendios forestales estará enfocada a la prevención y a la corresponsabilidad de todos los actores involucrados.

Dijo que las tareas para combatir el incendio ocurrido en el Ejido Las Vigas es un ejemplo de esfuerzo y colaboración para hacer frente a la tragedia.

“Aquí ha estado en juego el conocimiento de los ingenieros forestales, de los biólogos, pero también el esfuerzo de los ejidatarios, de los campesinos de la región, de las diferentes instancias del gobierno federal comenzando por la CONAFOR, SEDENA, SEMAR, CONAGUA y los bomberos”, indicó.

El titular de la SEMARNAT afirmó que México sobresale por el manejo comunitario de los bosques y esto nos habla de la importancia del trabajo colectivo, de la importancia de la faena. “Este proceso que se ve a nivel de los bosques se conecta con toda la filosofía de la Cuarta Transformación”.

Asimismo, hizo un reconocimiento al esfuerzo de los ejidatarios y al gobernador de Veracruz en la protección de sus bosques y reiteró el apoyo de la SEMARNAT para evitar la destrucción de los recursos naturales de la entidad.

En el evento se dieron a conocer las nuevas políticas de combate a incendios forestales que se basarán en las siguientes líneas de acción:

Atención a las causas principales, énfasis en la prevención física, cultural y normativa, mayor participación social, responsabilidad de los dueños de la tierra, mejoramiento del desempeño en el combate por parte de las brigadas oficiales, mayor participación social, de los municipios, así como de los núcleos agrarios y propietarios particulares.

En materia de restauración forestal, la SEMARNAT y la CONAFOR están diseñando la nueva estrategia con un enfoque de Manejo Integrado del Territorio (MIT), que toma en cuenta los diversos usos de la tierra y desarrolla prácticas para alcanzar un balance ecológico, social y económico.

Se incluirá la diversificación de especies vegetales a plantar, acorde con las condiciones climáticas y del suelo, se fomentarán prácticas agroecológicas para la producción de alimentos que contribuyan a la seguridad alimentaria y nutricional, lo cual favorecerá la recuperación de servicios ecosistémicos e incrementará biodiversidad.

Mediante la adecuación de la política pública, tanto la SEMARNAT como la CONAFOR emprenderán acciones puntuales y contundentes en materia de recuperación de la cobertura forestal y disminución de la deforestación, y realizarán trabajos para la prevención física, cultural y legal en el manejo del fuego.

Este 11 de julio coincidió la conmemoración de dos fechas importantes para el sector forestal que fueron publicadas en decretos presidenciales, en 1959 para el Día del Árbol, y en 2014 para el Día del Combatiente de Incendios Forestales.

Como parte de estas celebraciones, por primera vez se galardonó con una estatuilla a combatientes e instituciones que participan en acciones contra incendios forestales, en reconocimiento a su entrega y dedicación durante esta temporada.

Los galardonados son:

Constantino Hernández Solís – CONAFOR

Ángel Garmendia Leyva – SEDEMA

Héctor Palacios Pérez – CONANP

Primera Región Naval – Secretaría de Marina

Sexta Región Militar – Secretaría de la Defensa Nacional

Municipio de Las Vigas de Ramírez, Veracruz

Coordinación Nacional de Protección Civil

Secretaría de Protección Civil del Gobierno del Estado de Veracruz

Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Veracruz

Ejido Las Vigas

Ejido Toxtlacoaya

Ejido Tejocotal Ranchillos

Categorías
Medio ambiente Recursos forestales

Bosques tropicales, los ecosistemas terrestres más biodiversos del planeta

  • También son los más amenazados: en México se ha perdido más del 70 por ciento de las selvas que el país tenía a lo largo de las costas del Golfo de México, del Océano Pacifico y en la Península de Yucatán: Miguel Martínez Ramos, del IIES de la UNAM

Los bosques tropicales, también conocidos como selvas, son los ecosistemas terrestres más biodiversos del planeta, con más del 50 por ciento de todas las especies de microorganismos, hongos, plantas y animales. Son fundamentales para la regulación del ciclo del agua, evitan inundaciones, reducen los efectos del cambio climático producido por el hombre, contribuyen a reducir riesgos de derrumbes y deslizamientos, y ofrecen múltiples recursos alimenticios y medicinales, por ejemplo.

No obstante, también son los más amenazados. En México se estima que se ha perdido más del 70 por ciento de las selvas que el país tenía a lo largo de las costas del Golfo de México, del Océano Pacifico y en la Península de Yucatán. Como en la mayor parte de la América tropical, esa pérdida es resultado, principalmente, de la deforestación para la conversión de selvas a sistemas agropecuarios, sobre todo aquellos que son extensivos para el desarrollo de monocultivos.

“Su pérdida y degradación contribuye a la llamada sexta extinción masiva de especies, y de perderlas habrá complicaciones graves para la humanidad, pues su función es vital para la existencia de los seres humanos”, alertó Miguel Martínez Ramos, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM.

En el marco del Día Internacional de la Preservación de Bosques Tropicales, que se conmemora hoy, 26 de junio, el universitario añadió que la humanidad es parte integral de los ecosistemas, y sus actividades cotidianas los impactan, generalmente de manera negativa, y con ello se afecta la salud del planeta, pues si se suman las acciones de los casi ocho mil millones de habitantes, se tendrá una maquinaria que transforma todo.

Por ejemplo, los ecosistemas con alta diversidad natural, como las selvas, han sido reemplazados por sistemas industrializados para la producción de alimentos que los seres humanos y animales domésticos (incluidos gallinas, cerdos, cabras, borregos y vacas, entre otros) consumen a diario.

Pero con políticas públicas adecuadas y el trabajo con comunidades locales se puede lograr un balance entre la conservación de selvas y la producción de alimentos, afirmó el académico. “Es posible crear paisajes en forma de mosaicos, donde se incluyan selvas maduras y secundarias, así como sistemas agroforestales y silvopastoriles que combinen el desarrollo de plantas y animales de interés agropecuario con la biodiversidad nativa de cada región, con bases agroecológicas”.

Los científicos aportan conocimiento para contribuir a la conservación de la diversidad biológica de cada región, tomando en cuenta la producción, biodiversidad y capacidad de renovación de las selvas bajo diferentes escenarios de manejo de paisajes en mosaico, subrayó. De esta manera se impulsan acciones para reducir problemas ambientales como la pérdida del suelo, la contaminación de mantos acuíferos y las emisiones de dióxido de carbono.

En el país existen experiencias comunitarias donde se utilizan los recursos naturales de manera sustentables. Ejemplo de ello son los programas de manejo del bosque, basados en una renovación natural del ecosistema: se extrae la cantidad de madera que no implique un problema para la recuperación, y ésta se usa para la manufactura de muebles o de otros productos que ayuden a mantener la estabilidad económica, como ocurre en algunas comunidades de Michoacán (en San Juan Nuevo Parangaricutiro) y Oaxaca (en Ixtlán de Juárez).

La ecología como ciencia

México es uno de los países de Latinoamérica donde la ecología como ciencia se ha desarrollado de la mejor manera. Los programas de licenciatura, maestría y doctorado en el área permiten formar a profesionales e investigadores que podrán contribuir a solucionar problemas ambientales.

Es primordial la formación de jóvenes para realizar trabajo interdisciplinario, encaminado a la solución de problemas comunes a través de la confluencia de diferentes disciplinas. Es el caso del desarrollo sustentable, con un balance entre la producción y conservación en áreas rurales y urbanas.

La ecología aún debe avanzar, reconoció Martínez Ramos. “Lo que pasa dentro y fuera de las reservas debe entenderse de la mejor manera para enfrentar problemas ambientales y evitar la pérdida de ecosistemas y biodiversidad; deben ser estudiados de manera integral, con enfoques sociales, económicos, políticos, culturales y ecológicos, y con la participación de las personas involucradas”.

Existen acuerdos internaciones que establecen objetivos para alcanzar un equilibrio entre conservación y deforestación en zonas tropicales, que se pueden establecer a nivel nacional, estatal y municipal. Al respecto, el universitario habló de la necesidad de difundir información sobre el beneficio ambiental de estos ecosistemas, que puede ir de la mano con desarrollo económico para los mismos pobladores y, por ende, para el país.