Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

EN 2003 LAS PRIMERAS MUERTES POR CORONAVIRUS: “ÚLTIMAS NOTICIAS”

Sin tanto rollo

Eduardo González Silva

La tarde del 27 de mayo de 2003 la segunda edición de “Últimas Noticias” (ya desaparecida) del periódico Excélsior, publicó en el cintillo de su portada: Científicos Hacen Pruebas para Atacar la Enfermedad…, Vacuna Contra el SARS.
Un cable difundido por la agencia internacional de noticias Reuters, fechado en Hong Kong, dio cuenta al mundo desde ese entonces del número de muertes y personas contagiadas por el letal patógeno, que hoy en este 2020 tiene de rodillas a todos los seres humanos que habitamos el planeta tierra.
De acuerdo al cable el virus ya había cobrado la vida hasta el día antes mencionado de 729 personas a escala mundial, y habían resultado ya infectadas 8,200, “desde que una nueva cepa vírica surgiera en noviembre en China”.
Leer tan escalofriante cable de Reuters y publicado por los periodistas en aquel entonces de “Últimas Noticias”, sorprende y conduce a la formulación de una y mil preguntas dirigidas a las instituciones internacionales y estados nacionales.
Preguntas que por increíble que parezca, pero no tienen ninguna respuesta confiable, y sí por el contrario remiten al rechazo por la gravedad de su omisión para atender la alerta, y derivado en prevenir las fatales consecuencias de las que ahora somos testigos.
En su página oficial la Organización Mundial de la Salud (OMS), menciona que el SARS, ya también definido en 2003 como síndrome respiratorio agudo severo, “forma parte de una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos”.
“En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19”.
De acuerdo al cable difundido por la citada agencia de noticias, un microbiólogo había dado a conocer que científicos de Hong Kong y China, habrían desarrollado una posible vacuna para la enfermedad “que aún tienen que probar en animales”.
“…China informó que por primera vez no había registrado una sola infección fuera de Pekín, la ciudad más afectada en el mundo por la también llamada neumonía atípica”.
La información da cuenta además que el gobierno del país asiático, comenzó (en el 2003) a revelar los datos verdaderos de la epidemia de SARS, en tanto científicos “adelantándose a laboratorios de todo el mundo”, realizaban experimentos sin saber cuánto tiempo demorarían para encontrar la vacuna para la letal enfermedad respiratoria.
Pertinente subrayar, que dicha información dada a conocer hace 17 años, por ningún motivo debe ser utilizada abrir algún tipo de herida suficiente con las muertes ocasionadas por la actual pandemia, y menos para formular especulación alguna sobre la posible propagación u origen del COVID-19.
Por el contrario, por ningún motivo tampoco es exagerado señalar que la humanidad toda debe y tiene obligatoriamente que estar bien enterada de lo que publica y difunden, estrictamente medios de información con prestigio y credibilidad (justo en tiempos de la era digital), en donde ya es habitual topar con las noticias falsas.
Es lamentable que hoy menos que nunca, bien se comprende que no es lo mismo informar que comunicar.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

FALFURRIAS: LEVANTONES, MUERTE O DESAPARICIÓN DE MIGRANTES

Movimiento Migrante Mesoamericano-The Exodo

Falfurrias, Texas.- Falfurrias es el infierno para los migrantes, es la segunda frontera y es el cementerio de cientos o miles de mexicanos y centroamericanos que creían haber llegado al “sueño americano”.

Falfurrias es una ciudad fronteriza ubicada 70 millas al norte del río Grande en Texas y a la misma distancia de la frontera con México. Aquí también hay un punto de inspección de la Patrulla Fronteriza.

Llamada por los locales y migrantes como la “segunda frontera”, dicho título encuentra sentido por hacer referencia al punto estratégico de unión entre McAllen con el resto del país, razón que le vuelve indispensable para los inmigrantes que buscan acercarse a las ciudades donde les esperan sus familiares.

Para describir Falfurrias desde el punto de vista de quienes se atreven pasar por los puntos ciegos, basta imaginarse un desierto rodeado de arena, matorrales y el sol sofocante que acaba con los sueños y esperanzas de los caminantes.

Esta zona particular se ha convertido en los últimos años en un olvidado corredor de la muerte que atrapa a migrantes que ya pasaron por toda clase de obstáculos en México y posiblemente terminar víctimas de los traficantes de drogas, los coyotes o de las trampas del desierto falleciendo a causa de la insolación, la deshidratación y la hipotermia.

Cálculos aproximados ilustran que la Patrulla Fronteriza ha encontrado los restos de 7,805 migrantes desde finales de los 90’s, la mayoría de ellos por exposición, deshidratación o ahogamiento.

Estimaciones sobre las muertes en el sur de Texas aseguran que la cantidad real es mucho mayor en esa región debido a que las cifras oficiales tienden a no tomar en cuenta las denuncias de las familias de las y los desaparecidos.

Alrededor de 1.750 personas fallecieron en la región fronteriza, de estos 550 cuerpos de inmigrantes desconocidos fueron encontrados en el lapso de 2013 a 2020 intentando evitar a las autoridades migratorias, de esta cifra, la mitad han sido documentadas en Texas, superando a Arizona, cuyo terreno abrasador alguna vez fue la principal trampa mortal.

Sólo en el año 2019, la Organización Internacional de las Migraciones reportó el dato de 405 migrantes encontrados en zonas fronterizas del lado estadounidense y otras 91 muertes adicionales en territorio mexicano cercano al Río Grande.

Es precisamente en esta zona donde el Centro de Derechos Humanos del Sur de Texas (South Texas Human Rights Center) se dedica a promover la defensa de los derechos humanos básicos de las y los migrantes que cruzan periódicamente la frontera.

Parte de su ayuda humanitaria se basa en la construcción de estaciones de agua en la zona desértica del condado de Brooks y los condados circundantes para evitar la muerte de quienes caminan por la zona, además de organizar campañas de búsqueda de información, denuncias de familiares que buscan sus seres queridos desaparecidos en tránsito y la identificación de los restos encontrados a lo largo del desierto.

Una de sus iniciativas ha sido difundir la campaña “Yo Tengo Nombre”, un enlace online el cual busca dar con el paradero de las y los familiares de cuerpos o restos encontrados en el desierto.

Es a través de la publicación de los objetos encontrados con los cuerpos, como ropa, zapatos, cinturones, entre otros, que se ha logrado la identificación del 50% de los cuerpos o los restos de los inmigrantes que fueron enterrados o depositados en fosas comunes a lo largo de la frontera con México.

Eddie Canales, fundador del Centro de Derechos Humanos en el año 2013, inició organizando iniciativas comunitarias para prevenir la muerte de migrantes en el país y los ranchos de Texas.

Entró a la lucha social en Corpus Christi donde empezó a promover la defensa de los derechos humanos cuando escuchó las constantes historias de cuerpos abandonados en tumbas en el Condado de Brooks. Desde entonces se han recuperado 802 restos y cuerpos de migrantes.

 En los dos últimos años encontraron 62 cuerpos en lugares simbólicos como el cementerio de la Grulla, sitio representativo donde muchos inmigrantes terminaron su viaje, en las mencionadas tumbas clandestinas, las cuales son poco profundas y sin marcas o señas que den pistas para identificarles.

Es en este contexto que la preocupación se cierne como una sombra amenazadora, debido a que la presente pandemia del Covid-19 ha causado estragos en las economías de México y América Central, al tiempo que las remesas enviadas desde los Estados Unidos han decaído por la falta de trabajo.

La crisis económica apunta a crecer en los países más vulnerables de Centroamérica, volviéndose en un fuerte incentivo en un futuro cercano para un nuevo aumento en la cantidad de migrantes que viajarán por rutas más peligrosas como en este caso es Falfurrias.

El desconocimiento de las rutas y sobre todo la esperanza en el llamado “sueño americano”, hace que se repita el constante circulo de nuevas víctimas que terminarán atrapadas en un aparato de seguridad que canaliza a los inmigrantes indocumentados hacia las zonas más traicioneras de la frontera.

En los últimos tres años los métodos de represión de los Estados han aumentado con intensidad, construyendo más barreras y cerrando puertas a los solicitantes de asilo.

La lucha de las y los defensores ha permitido evidenciar los constantes prismas y caras del fenómeno de la migración, tanto desde su génesis en Centroamérica, en los constantes y difíciles puntos de paso alrededor de todo México hasta llegar a las zonas fronterizas en Estados Unidos.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

NUEVA YORK: LA SOLIDARIDAD DE PAISANOS ANTE DESEMPLEO Y DESALOJOS

 Diego Ortiz-The Exodo

Nueva York, agosto de 2020.- Desde tamales y café gratis, clases de jardinería e inglés, colectas para funerales y repatriación de mexicanos que hayan fallecido por Covid-19, asesoría legal ante eventuales deportaciones y desalojos de viviendas. Es la cara solidaria de Nueva York o Puebla York y de cientos de organizaciones y líderes de origen mexicano que están buscando como aminorar los efectos económicos de la pandemia.

Desde Lucio Jiménez, joven guerrerense, cocinero, quien mochila en la espalda y desde el inicio de la pandemia pedalea su bicicleta en el barrio de Queens en Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos para regalar comida para los homeless con sus propios recursos hasta una red de una veintena de refrigeradores callejeros, donde cualquier persona sin recursos, sin comida, puede tomar alimentos para ellos y sus familias.

Asimismo el llamado “Rey de la Tortilla”, Erasmo Ponce, un próspero empresario poblano y dueño de una cadena llamada Tortillería Chinantla, quien junto con un ejército de paisanos han repartido miles de despensas a mexicanos que se quedaron sin empleo, el Grupo Topos Nueva York quien con el apoyo de empresas también reparten paquetes de alimentos, son la respuesta ante el abandono del Consulado de México en esa ciudad.

“Esta semana estuvimos  en el Bronx y en Manhattan con todos los de las organizaciones Mecenas y Goya donando las canastas con alimentos. Es un esfuerzo conjunto de todas las compañías mexicanas que nos apoyan para este proyecto para llevar comida a todas las familias necesitadas sin distinción de raza. Lo mismo morenos, asiáticos, mexicanos, anglosajones”, dijo Erasmo Ponce en entrevista con The Exodo.

Mi nombre es Jessica. Yo deje de trabajar desde el 15 de marzo. Mi trabajo era de mesera y no tenemos ni pagar la renta. Mi esposo es estilista y tampoco ha tenido ingresos”, dijo la migrante mexicana por su estatus migratorio no puede acceder a ningún de apoyo económico o de seguridad social en Estados Unidos.

En el negocio Quesadillas Doña Maty, La Pollería de Mario, así como pequeñas taquerías, tamalerías y restaurantes ofrecen comida gratis durante la pandemia. No son los únicos. Negocios de mexicanos que sobrevivieron a la cuarentena mantienen el gesto solidario a pesar de que tienen meses sin ingresos.

En la Plaza San Gerónimo, en Staten Island, todos los miércoles está preparando y donando comida para los mexicanos y migrantes que se quedaron sin empleo. Ellos reparten la comida, incluidas tortillas hechas a mano, en el Centro La Colmena, dedicado a la defensa de los derechos de mexicanos en esa parte de Nueva York.

Maribel Torres, migrante mexicana comentó “mi trabajo es limpiando casas, pero en estos meses de la pandemia hemos estado elaborando máscaras –cubre bocas- y una parte de las ganancias son para mantener a nuestras familias y otra parte para apoyar a los trabajadores esenciales. Es importante y emocionante saber que nos estamos apoyando entre todos en medio de esta difícil situación por el Covid-19”.

Javier Correa, alias “Chalino”, mexicano, integrante del Grupo Topos en Nueva York y quien ha repartido despensas durante la pandemia, dijo que otra situación grave para miles de migrantes indocumentados son los desalojos de sus viviendas, porque no tienen trabajo, ni dinero para pagar rentas y los programas de apoyo de la ciudad no contemplan a este sector de la población.

En Nueva York, sobre todo en la ciudad, los alquileres ya son muy elevados y más si se comparan con los salarios de las personas de bajos ingresos y a eso se le tiene que sumar uno de los peores azotes del COVID en el país. Según el NYU Furman Center aproximadamente en 1,156,800 hogares en alquiler se ha perdido al menos un sueldo por falta de trabajo.

En las calles de Nueva York, el llamado “amigo de las gelas”, un guerrerense apellidado Beltrán recorre con su vitrina de gelatinas en busca de compradores para  lograr solventar los gastos esenciales como la comida de su familia y el alquiler de su pequeño apartamento ante el riesgo de ser desalojado por no pagar la renta. Él, como miles de paisanos, perdió su empleo por la pandemia del Covid-19.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

El Don Juan de la Zarzuela

Redondo

MARIO RUIZ REDONDO

 

Había dejado días atrás la sede de la Iglesia Católica Mundial, donde enviado por el periódico EXCELSIOR de la ciudad de México,  estaría a cargo de la información del fallecimiento el 28 de septiembre de 1978, así como del ceremonial luctuoso del Papa Albino Luciani, en la Santa Sede, quien sería conocido como Juan Pablo I.

Apenas seis horas después de haberse anunciado su muerte, el ahora columnista estaba en el aeropuerto Benito Juárez de la capital del país. Listo a  las cuatro de la mañana, para partir a mi primer trabajo internacional, a bordo de un avión jumbo de Panamerican Airlines (PANAM), que haría una escala en Nueva York, antes de cruzar el Atlántico, para arribar a Roma.

Fin de un efímero liderazgo en El Vaticano, de 33 días con sus soles y sus lunas, del “Papa de la Sonrisa”. Pronta llegada de los cardenales provenientes de los cinco continentes, para rendir el último adiós al efímero Vicario de Cristo, cuyos restos mortales serían depositados finalmente en las grutas vaticanas, el 4 de octubre.

Los llamados “príncipes del catolicismo”, darían comienzo al día siguiente, los trabajos previos al Cónclave Cardenalicio”, para elegir al sucesor de la Iglesia de Pedro. Fase final del análisis de los protagonistas de la sucesión, cuyos trabajos iniciarían formalmente el día 14, para llegar al desenlace  el 16, en que de la gran chimenea visible desde la gran Plaza, donde decenas de miles se mantenían apostados en espera de la buena nueva, saldría el humo blanco que anunciaba la designación del polaco Karol Wojtyla, que adoptaría el nombre de Juan Pablo II.

Antes de llegar a esa etapa crucial, el reportero recibiría la llamada telefónica del jefe de Información, Alejandro Iñigo, que daría la instrucción de no aguardara el desenlace del Cónclave y viajara de inmediato a Madrid, para cubrir lo concerniente a la primera visita a México del rey Juan Carlos I, en noviembre de ese año, antes de que el Legislativo aprobara la nueva Constitución, que enterraría en mucho el funesto pasado dictatorial histórico de más de cuatro décadas.

Llegada a la capital española, para entrevistar a personajes del gobierno y la política, sobre la trascendencia del viaje del monarca, dos años después de la reanudación de relaciones diplomáticas, canceladas en tiempos del Presidente Lázaro Cárdenas, en respuesta al golpe a la democracia propinada por el dictador-general Francisco Franco, que derivaría en una masiva migración ibérica a México.

Por aquellos días, de mis 26 años, tendría la oportunidad de conocer y tratar a un extraordinario ser humano, Don Marcelino Oreja Aguirre, canciller del Gobierno de la España de Adolfo Suárez González, al que tuve el gusto de entrevistar y pedir su consejo para poder hacer lo mismo con el rey.

Me explicaría que legalmente no era posible, porque la Constitución se lo prohibía, por lo que me aconsejaba buscar la oportunidad, mediante mi acreditación ante el Palacio Real de Madrid, la casa oficial de Sus Majestades los Reyes, Juan Carlos I y Sofía (ellos vivían en el Palacio de la Zarzuela), aprovechando que viajarían al pueblo de Guadalupe, en la provincia de Cáceres, distante 217 kilómetros de la capital, para presidir el 12 de octubre, el “Día de la Hispanidad”.

Así lo hice y ya en el antiguo monasterio, encontré de nuevo a Don Marcelino, en la parte alta del recinto, teniendo de por medio una escalinata que comunicaba al salón principal, donde el monarca permanecía todavía con los embajadores de América Latina, después de la ceremonia conmemorativa del “Descubrimiento de América”.

Recuerdo, que en tono de complicidad, el canciller me diría: Mario, lo único que le puedo decir, es que en dos minutos más, Don Juan Carlos empezará a subir por la escalinata. Lo demás es cosa suya.

Fue así, que cuando el rey empezó a subir, inicie el descenso, y a la mitad del avance, sin mayor protocolo saludé de mano al rey y me presenté como enviado del Periódico de la Vida Nacional, para preparar informativamente todo lo relacionado con su viaje a México.

Lo primero que me respondió es que no podía dar una entrevista, por lo que le pedí que me hiciera un comentario de la importancia de su visita. Y sin más, el monarca hablaría de su admiración por la trascendencia y liderazgo mexicano en el ámbito latinoamericano, así como del agradecimiento por la decisión del Presidente Lázaro Cárdenas de recibir generosamente a miles de españoles exiliados, además de las tareas comunes para lograr la unidad iberoamericana.

Una charla informal de varios minutos, suficiente para redactarla como la entrevista deseada y lograda, con el beneplácito del jefe de la diplomacia de España, que me abriría el camino para su realización.

Celebración histórica, pues ese día Juan Carlos y Sofía encabezaron en Guadalupe, el acto conmemorativo de los 50 años de la Coronación canónica de la virgen, como Reina de la Hispanidad.

Al regresar esa tarde a Madrid, me comuniqué telefónicamente con mi jefe de Información Alejandro Iñigo para informarle del encuentro con Juan Carlos I, quedando por demás sorprendido, pues nunca pensó que lograría tal hazaña, al grado que el director general, Regino Díaz Redondo, madrileño de origen por cierto, me preguntaría cómo le había hecho para consumarla, puesto que él lo había intentado sin éxito. Al día siguiente, EXCELSIOR publicaría mi diálogo con el hombre fuerte de aquella nación, recién desembarazada del siniestro pasado franquista.

Desde entonces, han transcurrido casi 42 años de ese primer y único contacto periodístico en esa Región de Extremadura, con el monarca, quien el 22 de noviembre de 1975 juraría como rey de España, dos días después del fallecimiento del general Francisco Franco, asumiendo una gran responsabilidad que le permitiría desplegar sus mejores esfuerzos, para hacer retornar al país por los senderos de la vida democrática, que se le reconocería hasta el último día de su mandato, en 2014, en que abdicaría a favor de su hijo Felipe, quedando con el rango honorario de “Emérito”.

Llegaría a su cumpleaños 80, satisfecho de su legado de llevar a su patria de la mano en forma de una Monarquía Parlamentaria, que correría su mayor riesgo en la intentona de golpe militar del 23 de febrero de 1981, pero que en ningún momento alteraría la proyección internacional del pueblo e intereses españoles, hasta el último día de su mandato.

Una excelente trayectoria política plenamente reconocida por sus compatriotas, en la que el monarca no dejaría de estar exento de las tentaciones palaciegas por los amores clandestinos, que finalmente, en el ocaso de su vida a los 86 años, le convierten en el centro de un remolino de pasiones, mezcladas con cuantiosa acumulación de riqueza en bancos extranjeros, que ha empezado a aflorar por las traiciones, y que han puesto en duda su honorabilidad y honradez, al no coincidir con sus ingresos como jefe del Reino español.

Omnipotencia plena, que se derrumba al convertirse en rey emérito, como un hombre de carne y hueso, ajeno ya a su condición de intocable en su calidad de jefe de la Monarquía, ahora visto con lupa en la que es posible observar todo tipo de errores, como el del último enamoramiento plagado de escándalos, con la alemana Corinna Larsen, que lo mantiene en la mira de los reflectores de los tribunales de justicia de España y Suiza,  al haberle obsequiado 64.8 millones de euros hace ocho años, depositados a su nombre en un banco de la nación helvética.

Declaraciones por demás impactantes que exhibirían al Don Juan de La zarzuela, de la última de sus amantes, quien afirmaría que tal decisión del rey, “no para deshacerse del dinero, sino por gratitud y por amor, porque todavía tenía la esperanza de recuperarme”.

Confesiones en la primera semana de julio de 2020 ante el fiscal Yves Bertossa, en su condición de investigada junto con el abogado Dante Canónica, gestor del rey emérito, por el delito de blanqueo agravado de capitales, que de comprobarse, podría llevarlos a una sentencia de cinco años tras las rejas.

Descubrimiento de una segunda cuenta multimillonaria, vinculada con bancos de Panamá y Bahamas, en la que aparece como beneficiario su hijo Felipe VI, quien de inmediato se ha desvinculado al renunciar a toda herencia económica de su padre, a quien de manera radical ha cancelado la pensión vitalicia otorgada dentro del presupuesto del Palacio Real.

El Don Juan de la realeza en aprietos, que recibe el peor revés de manos de su sucesor, que ya de por sí tiene problemas de desprestigio de la Corona, por los actos de corrupción cometidos por su cuñado Iñaki Urdangarín, esposo de su hermana la infanta Cristina, quien cumple castigo en prisión al ser declarado culpable de sustraer recursos indebidamente de la Fundación Nóos, de índole filatrópica.

La princesa Cristina fue absuelta de los cargos vinculados con los negocios de su cónyuge, pero el daño estaba hecho en la imagen de la Casa Real, al grado que su hermano le revocaría el título de Duquesa de Palma, provocando con ello su destierro de la Casa Real, donde su presencia ha sido declarada non grata.

El más amoroso de los españoles, es víctima de su exceso de confianza en la ambiciosa amante alemana, que ahora lo ubica en un torbellino, que si antes lo definía exclusivamente como un infiel en su matrimonio con la reina Sofía, con quien contrajera matrimonio en 1962, una vez que el general Francisco Franco, su protector para arribar al poder monárquico, aprobara tal enlace, luego de haberse opuesto a la relación de Juan Carlos con María Gabriela de Saboya, hija de los últimos reyes exiliados en Italia.

Larga lista de bellas mujeres que formarían parte del mundo personal de enamoramientos del personaje central de las revistas rosas de la realeza europea, en la que sobresalen la vedette Barbara Rey, con quien mantuvo una relación de dos

décadas, a quien benefició con buena fortuna para guardar el secreto de sus relaciones.

Bueno, hasta Diana, la princesa de Gales, aparentemente sucumbiría a los encantos del rey, a quien conocería a finales de la década de los 80, cuando sería invitada a Mallorca. Presencia que se repetiría en varias ocasiones, como en 1996, cuando estaba divorciada del príncipe Carlos. Versiones palaciegas de que la amistad entre ambos llegaría a niveles de mucha intimidad, al grado de causar demasiado malestar en la reina Sofía, quien no ocultaría su enojo, cancelando su relación de amigas.

Versiones de que su aventura con la francesa Lilian Sartiau, con la que mantuviera una relación tan estrecha, sobre todo en Marbella, que dio paso a las especulaciones de que Ingrid, su hija, había sido producto del amorío con el monarca.

La popular cantante Sara Montiel, según la versión divulgada por la escritora Pilar Eyre, en su libro “La soledad de la Reina”, precisa que doña Sofía sorprendió en pleno romance a su cónyuge con la artista, situación que no perdonaría nunca, al grado de constituir el fin del matrimonio, dando paso a una relación fingida ante los súbditos españoles. Se sabría que la autora también mantuvo vínculos estrechos con el enamorado de Palacio.

Su “último pecado”, la alemana Corinna Larsen, a la que los ibéricos han bautizado como la “Corinnavirus del rey”, por su letalidad, revelaría los vínculos durante tres años como amantes, con la reconocida empresaria Sol Bacharach.

Mujeres importantes del espectáculo internacional como ocurriría en la década de los años 70, con la italiana Rafaela Carra, estarían en los afectos más allá de lo romántico, con el amoroso de la realeza ibérica, al igual que la cantante Paloma San Basilio.

Una larga y ascendente historia de un Don Juan, que habrá que seguir hurgando, a los 86 años de una vida que seguramente nunca pensó, que tendría un final de película de escándalos.

Premio Nacional de Periodismo 1983 y 2013. Club de Periodistas de México.

Premio al Mérito Periodístico 2015 y 2017 del Senado de la República y Comunicadores por la Unidad A.C.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

Los bajos salarios, la pandemia de los periodistas mexicanos

Sin tanto rollo

Eduardo González Silva

La sociedad mexicana ha desdeñado al periodismo, lo condenó a ver no más que un oficio, mientras que el sistema político mexicano -después de la revuelta de 1910-, lo utilizó para autoglorificar lo que dice, no lo que deja de hacer.

En las páginas del periodismo mexicano con dificultad se encuentran denuncias del uso y abuso del poder, de la lucha generalmente muda por la población contra la injusticia social, víctima así de la impunidad y corrupción imperante en un país sin democracia, de la dictadura perfecta pues.

Por décadas los poderes político y económico se aliaron, para hacer de esta actividad una caja registradora, complaciente con su respectivo pago para publicar lo conveniente de una maquillada vida nacional. Entonces así, la prensa crítica fue perseguida y combatida.

Contados ejemplos por definición de un periodismo veraz, José Pagés Llergo, uno de ellos a mediados del siglo pasado, por terquedad y valentía fundó tres publicaciones (Hoy, Mañana y… Siempre!) las dos primeras censuradas por el gobierno.

Tuve el gusto de conocerlo, recargado sobre el barandal de la fachada de cantera de su redacción en la calle de Vallarta, con su cigarro en una de sus manos. Ahí le entregue un escrito dirigido obvio a la sección de cartas del lector, yo estudiaba en la Septién, lo salude no me dijo nada, le extendí mi carta, tomó el sobre y para mi sorpresa publicó mí escrito.

La revista Siempre!, sentó precedente dentro del circuito comercial, la única publicación en el mundo con artículos de opinión, plumas extraordinarios como don Alejandro Gómez Arias, Francisco Martínez de la Vega, Renato Leduc, Alberto Domingo, las magistrales portadas del caricaturista Carreño.

Le abrió las puertas a don Fernando Benítez, para que la Cultura en México, México en la Cultura, fuera por décadas su encarte central donde el maestro Carlos Monsiváis dio rienda suelta número tras número a su acida ironía en la recordada Por mi madre bohemios. Jorge Ayala Blanco nos enseñó con sus críticas la forma cómo se debe ver el cine, o las magistrales colaboraciones literarias de Juan García Ponce. (Se extrañan los suplementos culturales que alguna vez publicó la prensa mexicana como el también recordado Diorama de Excélsior).

Con una población nada afecta a la lectura, por igual muy poco se puede observar de la prensa en México como cajón de resonancia de la lucha social, y ya uno como trabajador en los medios, se buscaba la oportunidad de ingresar a ellos pero que no fueran los reaccionarios de ese entonces, bien se sabía que los Alarcón eran los patrones de El Heraldo de México, que la Cadena García Valseca, pagaba sueldos miserables como hoy lo replica su sucesora la OEM, que El Universal solo lo compraban los eternos desempleados de este país, pese a que en sus dos planas editoriales escribían personalidades como don Luis G. Basurto, y los memorables cartones llenos de asombrosa originalidad de Rogelio Naranjo y Helio Flores.

Que ingresar al Excélsior, luego a lo que alguna vez fue el unomásuno, o al semanario Proceso, el principal requisito era tener oficio, eso que en otras actividades le llaman experiencia.

Y donde los salarios y las prestaciones no estaban tan jodidas, pero en las demás empresas los propietarios operaban en complicidad con el Estado (Novedades, Ovaciones, El Día, La Prensa) yo les pago poco a reporteros, fotógrafos y articulistas, y tú les a completas el salario con el “chayo”.

El control a la prensa era extremo, con la presencia de la Productora e Importadora de Papel Periódico S.A. (PIPSA), el estado controlaba la materia prima de los impresos: el papel. Con una prensa controlada la calidad de la misma se deprecio, perdió credibilidad. En televisión no había problema de que se saliera del huacal, era un monopolio, y en la radio operaba la autocensura, por el pavor de que el gobierno cancelara la concesión.

Así se alineaba obligadamente al periodismo, mientras que cada 6 de junio se reconocía simuladamente el ejercicio de la libertad de expresión, en ceremonia oficial, himno nacional de por medio y asistencia del presidente de la República en turno.

Un show cómico y a veces violento, como el golpe en el abdomen que recibió don Julio Scherer, por parte de un oficial del desaparecido Estado Mayor Presidencial, por órdenes sin duda en una de esas ceremonias en el pontificado del matarife Luis Echeverría.

O el disgusto de López Portillo (JLP), por su intolerancia a la crítica y al reclamo público que le formuló el licenciado Miguel Ángel Granados Chapa, de cortar la publicidad oficial al semanario Proceso.

Que cuando el acto terminó, JLP se levantó del lugar que ocupaba y con el brazo amenazante a todo lo alto, señal de que hablaría se dirigió al atril, y con la vehemencia que le caracterizó en sus discursos, inmortalizo el acuerdo no escrito del poder con un cuestionamiento para con la prensa mexicana, “te pago para que me pegues, o me pegas para que te pague”.

Hoy a nuestros días, la pandemia alcanzo a los periodistas con sus “flamantes” bajos salarios, que escasamente superan los dos y medios salarios mínimos, y que decir de compañeros de provincia, que en algunos casos les pagan con ejemplares con lo que así obtienen sus ingresos de la venta de los impresos. Ni quien se acuerde de la propuesta de Eduardo Valle Espinosa quien desde la Unión de Periodistas Democráticos (UPD), impulso el salario mínimo profesional, que obvio nunca prosperó.

Y tal como lo señaló el doctor Alfredo Jalife, declaraciones por demás contundentes que se pueden corroborar gracias a la era digital en un video que circula por Facebook, en México hay dos clases de periodistas, los millonarios como Zabludovsky o López Dóriga, y por otro lado “los periodistas pobres, los sin chamba y los muertos de hambre”.

 

 

 

 

 

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

BROTE DE COVID EN CAMPO AGRÍCOLA DE CALIFORNIA MANTIENE EN CUARENTENA A 200 MEXICANOS

Diego Ortiz-The Éxodo

Oxnard, California.– Un brote de Covid-19 en un campo agrícola de esta ciudad en el Condado de Ventura, California, mantiene a 200 jornaleros agrícolas, la mayoría mexicanos, en cuarentena, ya que por lo menos un centenar dio positivo a la prueba del virus, contagio que lo habrían adquirido durante su labor esencial para producir alimentos a favor de millones de estadunidenses.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Ventura confirmó el brote y que al menos la mitad de los jornaleros están contagiados. Ellos tienen edades de entre 20 y 30 años y fueron contratados por el Rancho Agrícola Villa Las Brisas en Oxnard bajo el programa de visas temporales H 2A, impulsado por el gobierno de Donald Trump para garantizar el abasto de alimentos durante la pandemia.

“Ellos llegaron aquí sin el virus, por lo que no deben ser regresados o deportados a México hasta que no se cubran sus derechos, sus salarios y estén plenamente bien de salud”, dijo Juvenal  Solano, líder comunitario y locutor de Radio Indígena del Condado de Ventura, quien detalló que al menos 95 jornaleros dieron positivo a la prueba del Covid-19 y el resto están en espera de los resultados.

Al respecto,  Genevieve Flores-Haro, directora asociada de e Mixteco/Indigena Community Organizing Project (MICOP), expuso que este tipo de contagios en campos agrícolas de California son una “bomba de tiempo” porque los jornaleros agrícolas contratados de forma temporal viven hacinados en pequeñas casas, incluso en ocasiones utilizadas por varias familias.

“Nuestras familias no tienen acceso a cobertura médica debido a su estatus migratorio. Durante meses, hemos estado nombrando estos problemas en reuniones con agricultores y salud pública”, apuntó.

Cuestionada sobre este brote de Covid-19 en campos del Condado de Oxnard, dijo que “está claro que hay poca responsabilidad para los tres contratistas de trabajadores agrícolas que son los empleadores de los trabajadores enfermos.

«Deberían proporcionar alojamiento y comidas. Sus empleados deberían tener acceso a 80 horas de pago por enfermedad. Los trabajadores deberían» tener acceso a la atención médica básica”.

Flores-Haro cuestionó ¿Qué cruel es que estos trabajadores sean traídos aquí para su trabajo, solo para que sean enviados de regreso con efectos desconocidos a largo plazo después de contraer el Covid aquí en el condado de Ventura? Dijo que esa organización dará seguimiento a este caso para evitar violaciones a los derechos humanos y laborales de los jornaleros mexicanos.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

Los riesgos económicos del coronavirus para el agro mexicano

El inicio del 2020 ha sido muy turbulento en el ámbito sanitario. Antes que terminara el año pasado, la fiebre africana porcina devastó más del 40% del hato porcino de China y unos meses después inició una pandemia desconocida hasta ese momento, la cual fue nombrada Coronavirus o COVID 19.

Este virus se esparce de una manera acelerada, afectando el sistema respiratorio de los seres humanos, es altamente contagioso y tiene una tasa de mortalidad del 2% de la población que infecta (dicho nivel es 20 veces más elevado que H1N1 y en sólo cinco semanas, ha causado el mismo número de decesos que el SARS y MERS juntos).

Los efectos del Coronavirus sobre China han sido severos, ya que las medidas de contención han hecho que la población de diversas ciudades se encuentre en cuarentena. El tráfico aéreo ha disminuido y la producción industrial se ha detenido. El segundo efecto económico que se espera es la desaceleración de las economías de los socios comerciales de China.

El comercio agroalimentario de China en 2018 significó 135 mil millones de dólares o 178 millones de toneladas de alimentos. La cifra en volumen equivale a 70% más alimentos de los que México produce -excluyendo forrajes- o al doble del valor de la producción de alimentos de nuestro país. Los principales abastecedores de productos alimentarios para China son Brasil que vendió 32.5 mil millones de dólares en productos, seguido por Estados Unidos que comercializó 12.6 mil millones de dólares. El tercer lugar fue ocupado por Tailandia con un monto de 9.4 mil millones de dólares. Australia por su parte participó con 8.1 mil millones de dólares y Canadá con la misma cantidad. México por su parte, envió en 2018, 137 mil toneladas de alimentos a China, valuadas en 456 millones de dólares y recibió de dicho país 148 mil toneladas con un valor de 440 millones de dólares. (cifras UNCTAD, 2020)

Las cifras antes expuestas llevan a pensar que el sector agroalimentario de México no tiene nada de que preocuparse, ya que el comercio con China es reducido, por no decir que inexistente; pero es necesario recordar que existen muchos productos hortofrutícolas que se producen en México, se exportan a Estados Unidos y de ahí se re-expiden hacia otros países.

Dentro de los principales productos que Estados Unidos exporta a China encontramos nueces, berries, vegetales frescos y congelados, que en mayor o menor participación tienen contenido mexicano y que pueden generar una menor exportación de nuestros productos. Por otra parte, China es el tercer mayor abastecedor de fertilizantes de México y si las fábricas de dichos insumos están paradas, puede existir dos escenarios, el primero sería tener un acceso limitado a fertilizantes, afectando con ello la producción de alimentos en México o bien puede darse un segundo escenario en el cual haya escasez y los precios de dichos insumos se eleven.

Los efectos del Coronavirus en el comercio de alimentos son inciertos y ciertamente difíciles de cuantificar en el corto plazo, pero es un tema coyuntural -pasajero- que en el largo plazo tenderá ajustarse y se restablecerá el comercio internacional de los mismos.

 

MÁS INFORMACIÓN: GRUPO CONSULTOR DE MERCADOS AGRÍCOLAS.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

Linchamiento mediático con doble moral

Palabras JJustas

Lulú Ovilla

La plataforma Tik Tok es una de las aplicaciones que más están usando en estos momentos tanto personas jóvenes, unas no tan jóvenes y hasta adultos mayores, ahora que el aislamiento por el Coronavirus, nos tiene enclaustrados en nuestras casas, unos la utilizan para calmar un poco el aburrimiento, otros para vender algún producto, en fin, esta aplicación ha sido utilizada en esta pandemia como un paliativo ante el hastío.

Hace unos días la doctora, Karla Daniela Ramos Reyes, quien fungía como Directora de la Clínica de la Mujer Oriente, tuvo el desatino de realizar un video a través de la plataforma Tik Tok, con un lenguaje inapropiado y con el uniforme puesto, esto provoco, la ira, indignación, ofensa, de quienes pudieron ver en las diferentes redes sociales, la osadía de la ex funcionaria, diciendo: que irrespetuosa, que vulgar, que atrevimiento, no respeta su uniforme.

Esos fueron algunos de los calificativos que recibió la doctora Ramos Reyes, en sus redes sociales, por supuesto que hubo muchos ataques elevados de tono, fue un linchamiento sin ninguna consideración, las críticas se dividieron entre quienes conocen su trayectoria a pesar de su joven edad y la de quienes la conocieron solo por el famoso video, lo que para ella fue solo el hartazgo ante la indiferencia e ignorancia de mucha gente.

Karla Daniela Ramos, no ofendió el uniforme de médico que traía puesto, se encontraba fuera de sus actividades y mientras eso suceda, ella tiene derecho hacer lo que mejor desee, todos tenemos derecho a un momento de relajamiento, porque han sido tan duros a la hora de criticar a una servidora pública, que ha tenido buen desempeño en sus labores, ella llego a un punto del hartazgo como mucho de nosotros.

¿Qué les espanta?, ¿Qué les ofende?, el calificativo que utilizo para llamar al miembro genital masculino, ¡por dios! Estamos en pleno siglo XXI, no en la santa inquisición, el mote que utilizo la ex funcionaria la traen todo el tiempo los y las jóvenes de ahora, incluso niñas y niños de tan solo 12 a 13 años, lo dicen sobre todo cuando andan entre amigos, todos lo escuchan muy común y esta tan normalizado, que nadie dice nada, les parece gracioso, incluso.

Pero tenían que salir quienes querían protagonizar un linchamiento mediático a la joven doctora, creyendo que con eso hacían las cosas correctas y solo exhibieron su doble moral, según ellos la ex funcionaria no cuido las formas y su responsabilidad, ¡por supuesto que sí! Pero en horas de trabajo, no fuera de ellas, en momentos tan difíciles quien  se arriesgaría a perder su empleo, nadie en su sano juicio.

Desafortunadamente, hoy en día las redes sociales se han convertido en un arma de doble filo y no se debe ceder ante presiones sin tener un juicio imparcial, sencillamente es injusto, para una persona, sea hombre o mujer, la llamaron mediocre, sin saber lo que significa este calificativo, lo dijeron enervados, mediocre significa: alguien que no tiene talento, que no tiene capacidad y ella tiene la honrosa profesión de médico, que no cualquiera.

Desconozco si la renuncia “voluntaria” de Ramos Reyes, a tan grave osadía, ya fue aceptada por el Dr. José Manuel Cruz Castellanos, actual Secretario de Salud en Chiapas, de quien esperamos un comportamiento, profesional e imparcial, que no tuvieron otros funcionarios y restituirla a sus actividades, a la ex Directora de la Clínica de la Mujer Oriente, y que ofrezca para los indignados, los agraviado, una disculpa.

Los señores Patricia Reyes Navarro y Francisco Javier Ramos González, padres de la joven Dra. Karla Daniela Ramos Reyes, estuvieron en total desacuerdo en las acciones que se emprendieron en contra de ella, por el video que publico en la plataforma Tik Tok, y la defienden como cualquier padre cuando le tocan a un hijo, lamentan mucho el error que cometieron con su hija y hacen un llamado para que rectifiquen su conducta hacia ella.

Las reacciones a tan ofensivo “acto de insensibilidad”, por parte de la Dra. Karla Daniela Ramos Reyes, hoy ex Directora de la Clínica de la Mujer Oriente, fue pedirle su renuncia  para dar inicio a una investigación, pues sino mato a nadie, no robo, solo tuvo el desatino de jugar un momento en su rato de ocio que le permitieron sus múltiples ocupaciones.

Los médicos también son seres humanos, no robots, aunque a decir verdad, así se les puede ver, las jornadas laborales por el Covid 19, son muy agotadoras, extenuantes y unos minutos de relajación no le cae mal a ningún médico, ahora bien, como lo haga eso es lo que están juzgando y ¿Bajo qué argumento?, cuando hemos podido apreciar que se han disparado los casos de fallecimiento por la pandemia y esto es lo que ha causado molestia.

El hartazgo por los que no creen que el Covid 19 exista, lo hemos podido constar a través de los diferentes medios de comunicación, se ha propagado a través de mensajería de whatsapp audios donde se incita a la violencia para evitar que personal de Salud se encargue de fumigar por la propagación del dengue, así como decir también que es un invento del gobierno y una sarta de mentiras.

Esto ha ocasionado que los fallecimientos en nuestro estado crezcan de manera alarmante, pues este hartazgo es lo que ocasiono que la ex Directora de la Clínica de la Mujer Oriente, Karla Daniela Ramos Reyes, en un momento que sus actividades se lo permitieron, entro a su plataforma Tik Tok y con un lenguaje muy común entre jóvenes y díganme que no, empezó a expresar su molestia ante la indiferencia e ignorancia de mucha gente.

Algunos funcionarios pidieron la cabeza de la Dra. Karla Daniela Ramos Reyes, olvidándose del buen desempeño que hasta antes de la publicación de su video había tenido, cuantos funcionarios, políticos, no hemos visto cometer una serie de barbaridades y con una disculpa todo queda arreglado, continúan en sus cargos y vuelven a cometer una y otra vez cada disparate que muchos hasta se los aplauden, ¿O no?.

Lo más común hubiera sido que la Dra. Karla Daniela Ramos Reyes, hubiera pedido una disculpa, después de todo muchos lo hacen, porque a ella no se le permitió, un error, un resbalón, lo comete cualquiera, somos humanos, porque crucificarla de esa manera, le han destruido su  vida profesional, la han exhibido, la dejaron sin empleo y su expediente laboral ha quedado manchado de por vida.

Porque ensañarse así con alguien, el uniforme que porta lo trae con mucho orgullo, de otra forma, no hubiera estudiado la carrera de medicina, no ofendió a nadie, solo empleo mal un calificativo, porque de pronto se sienten con la calidad moral para desprestigiar la carrera ascendente que traía la doctora, Karla Daniela Ramos Reyes, que no tenemos ya suficientes problemas con la pandemia.

No juzguemos como si fuéramos la santa inquisición, en estos momentos tan difíciles que se están viviendo en nuestro país, lo menos que debemos hacer es abonarle a la desestabilización, a la crítica destructiva, en estos tiempos de Covid 19, lo que necesitamos son médicos activos, enfrentando esta terrible pandemia que está azotando al mundo, no los queremos en su casa, cuando gente con Coronavirus los necesita.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

PERIODISMO A MODO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Por: Yolanda Hérnández Escorcia

El prestigio de un periodista viene indisolublemente ligado a la credibilidad de lo que redacta o escribe en sus textos. Una muy buena pluma puede ser letal cuando viene acompañada de todas las pruebas, logradas tras una larga y minuciosa investigación de las fuentes, que le permiten desenmascar asuntos de interés público, que fueron presentados cargados de malas intenciones y nula objetividad, sobre un contexto social en el que se inscribieron los hechos. Lamentablemente cada vez este tipo de plumas, se ha ido reduciendo y el número de estos periodistas que hicieron época en el diarismo nacional, ya no alcanzaron a vivir la efervescencia de la gran red de la Internet.

Hoy en día pululan y brotan al por mayor en las redes sociales, medios impresos, Radio y TV textos cuyo propósito buscan confundir, enrarecer el ambiente público con rumores y comentarios insidiosos, que no críticos, acompañados de imprecisiones reforzadas con imágenes alteradas, viñetas, memes; y otros recursos visuales que hoy existen, hasta para aventar para arriba, y que agregan siempre una buena dosis de morbo, burla y espectacularidad.

En tiempos de Coronavirus, columnistas, articulistas, analistas políticos y económicos, bufones, reporteros, locutores, lectores de noticias, caricaturistas, fotógrafos, editores, y muchos sujetos más, una gran mayoría empíricos, que sin haber cursado la carrera de periodismo ni conocer las más elementales reglas del rigor periodístico y ética profesional han sacado partido y creado audiencias a costa del ataques, desde diversos frentes para desacreditar la información que procede de las fuentes oficiales.

Sujetos que se fueron adecuando a las necesidades y exigencias que les demandan sus medios y que incluso muchos “dizque profesionales”, no han cejado en su empeño por manipular, alterar, difamar y confundir a la población sembrando la duda, el encono e incluso la  confrontación con información sin una fuente real y confiable. En tiempos de Coronavirus, la pandemia ha sido utilizada para criticar y demostrar la poca efectividad y el fracaso institucional que ha habido en su combate, remarcando que ello inevitablemente conducirá al país al caos y la miseria, como si en tiempos pasados los mexicanos hubiésemos vivido el resplandor y la bonanza como resultado de las decisiones y acciones que tomaron los gobiernos priistas y panistas.

No es la crítica como tal lo que se cuestiona, porque si fuera así, esta sería bienvenida, siempre hace falta abrir los espacios a la discusión objetiva, razonada y equilibrada de la sociedad, gracias a un buen análisis. Aquí lo que se discute es la forma tan insistente que existe, en un muy identificado grupo de comunicadores por desvirtuar todos los contenidos informativos que genera el gobierno federal y crear un rechazó o malestar generalizado entre la audiencia, lector o seguidor, que no siempre están bien informado, para abonar en enrarecer el clima político, social y económico, actos deleznablea que poco abona en crear una conciencia política crítica, tan necesaria en estos tiempos. En pocas palabras lo que buscan es “pescar incautos o resentidos” gente molesta que perdió su empleo, su medio de subsistencia, su apoyo institucional, y que con la llegada de la pandemia, por las mismas condiciones en que se presento los obligó a aislarse para detener los contagios, agregando otros elementos más al estrés y la angustia a su vivían.

Analistas y columnistas de todos los medios mimetizados con alguna figura pública, partido político u organización social, se han dado a la tarea de confundir a la gente, para que les ayude a reproducir y diseminar los rumor y noticias inciertas inventadas al calor del enojo, acompañadas de memes y replicadas por cientos de boots, pagados por algún político o empresario, para lograr el objetivo deseado.

Estos periodistas que se han prestado a hacer el trabajo sucio, han ocupado cargos importantes dentro de los medios para los que colaboran y sexenios atrás y que se vieron beneficiados con salarios y cobros de publicidad millonarios por difundir sin reparo los logros del Ejecutivo en turno y que han sido determinantes en influir en la línea editorial a favor o en contra de sus adversarios.

Hoy muchos de ellos perdieron sus privilegios y las jugosas entradas de dinero que recibían por vender su pluma y su voz y hablar bien de quienes los beneficiaban, existen evidencias de ello. Así se acostumbraron a recibir prebendas durante varios sexenios y gracias a ellas vivieron como reyes con tan sólo “negociar” unas líneas editoriales, columna política o artículo de opinión, su pluma tenían un valor que no era precisamente el de la verdad, sino el del dinero.

Otros reporteros que lograron beneficiarse a través de las áreas de prensa gubernamentales, fungiendo como coordinadores de Comunicación Social, con el gobierno de la 4ta transformación se quedaron sin chamba al desaparecer estas oficinas gubernamentales, lo que provoco un serio problema, ya existente, de desempleo en  quienes por años,  brincaron de una a otra área de prensa gubernamental o del sector privado para ofrecer sus servicios. Los reporteros que formaron parte de lo que se conoce como la tropa, subsistieron con salarios raquíticos y muy poco reconocimiento a sus años de esfuerzo y trabajo de campo o banqueta realizado día a día, a muchos no les quedaban de otra más que obedecer las órdenes del jefe, para preservar su fuente de empleo sino querían que les recordaran la máxima de; “el que paga manda”.

Cuántos reporteros se convirtieron en el enlace entre los políticos y columnistas,  llevaban y traían la información de interés para comentar o publicar, a cambio de unos pesos, mientras que los columnistas se llevaban toda la tajada. Esos medios, todos sabemos cuáles son, desde hace tiempo perdieron credibilidad y el prestigio que habían logrado en algún tiempo, gracias a otras buenas y honestas plumas que les colaboraban y que lamentablemente con el paso del tiempo se fue extinguiendo o tomando “su sana distancia”, por la falta de confianza de los lectores. Existen contadas excepciones de periodistas y reporteros, porque si los hay, que a costa de mantener un espacio en estos medios y tener una entrada para sobrevivir se han mantenido a distancia prudente, para que nos los echen en el mismo saco, esto sin querer ha beneficiado a algunos de estos espacios para que sigan abiertos.

La pandemía ha sido, es y será el pretexto perfecto de estos comunicadores desacrediten y destruyan cualquier esfuerzo, por significativo que sea, del trabajo que han venido haciendo a lo largo de estos meses investigadores, matemáticos, estadistas, científicos, médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, personal administrativo y cientos de miles de personas en el control y combate de esta terrible enfermedad, que ha cobrado la vida de más de 27 mil personas a la fecha,  que proviene de un virus del cual poco a poco se ha ido conociendo, y que mientras eso ha sucedido ha ocasionado muertes en todo el mundo.

Cuestiona la veracidad de los datos, hacer creer que son cifras alteradas, datos falsos alejados de la realidad, que existe una malintencionada actitud por desinformar, requiere de pruebas, de datos fehacientes que contradigan la información que noche a noche se ha venido dando a conocer por las autoridades de salud. No demostrar con hechos y datos lo que se cuestiona es una falta de responsabilidad de los críticos sistemáticos.

La decisión gubernamental de reportar diariamente a través del vocero y subsecretario de Salud, Hugo López Gattel acerca de la evolución de la pandemía, podría ser un acierto en una política de comunicación gubernamental que intenta dar a conocer las cifras y resolver las dudas de los reporteros. Aunque también y ya se ha visto así para muchos es la oportunidad o el espacio para atacar y calificar de charlatan a un destacado especialista y epidemiologo de reconocimiento internacional.

Cada quien es libre de creer o no que el país vive un proceso de cambio económico, política y social, pero intentar desacreditar cada acción, programa o acto de gobierno, o ponerse a exigir cambios contundentes en un lapso de tiempo tan corto, sobre los resultados efectivos en el manejo de una pandemia sanitaria, del tamaño del Coronavirus, es una aberración cuándo se sabe que lo que había que hacer, era corregir todo el andamiaje de un tren viejo, oxidado e inútil en que estaba convertido el sistema de salud, y que estaba a punto de descarrilarse. No es tarea fácil rescatarlo del abandono de sexenios y sexenios, y el hacerlo es una tarea titánica que en tiempos de pandemia se antoja aún más complicada, porque lo que se busca es salvar vidas con lo que se tiene.

Muchos mexicanos se han convertido en auténticos verdugos y críticos de los actos de gobierno, de un presidente que nos guste a no fue elegido en las urnas por más de 30 millones de electores, que demandaban un cambio de las estructuras existentes y que podrá evaluarse su trabajo y los resultados que entregue, cuando concluya su sexenio. Por ahora habrá que esperar a ver hasta donde hacen mella los ataques orquestados desde los partidos políticos, iniciativa privada, organizaciones sociales, molestos porque les retiraron los apoyos que recibían como resultado de los recortes a los gastos de publicidad y otras áreas no prioritarias para la nueva administración federal que promueve una política de austeridad.

Categorías
Artículo de opinión OPINIÓN

COVID-19: ARMA DE PAÍSES, INCLUIDO MÉXICO,  PARA COMBATIR LA MIGRACIÓN

Diego Ortiz-The Exodo

La pandemia del Covid-19 se ha convertido en una arma y en un pretexto para que diversos países, incluidos México y Estados Unidos, radicalicen sus políticas y operativos en contra de la migración, ello cerrando y militarizando fronteras, así como realizando deportaciones masivas aún con el riesgo de contagios.

“Para muchos trabajadores migrantes, especialmente los migrantes indocumentados, Covid-19 no es solo una amenaza para su salud, sino también para su seguridad a medida que los gobiernos realizan operaciones de represión, endurecen la seguridad fronteriza o preparan el escenario para una mayor vigilancia como parte de su respuesta”.

Eni Lestari, presidente de la Alianza Internacional de Migrantes (IMA, por sus siglas en inglés) expuso que a medida que los gobiernos montan acciones aparentemente para abordar la amenaza de la pandemia, pero en realidad, son como una cortina de humo para las operaciones de represión contra los inmigrantes y refugiados indocumentados.

La seguridad fronteriza también se ha fortalecido aún más como parte de la respuesta de COVID-19 que resultó en que numerosos migrantes quedaron varados e incapaces de salir, y por lo tanto corren el riesgo de quedar indocumentados, o de no poder volver a su trabajo o reunirse con su familia.

Rubén Figueroa, vocero del Movimiento Migrante Mesoamericano, coincide que con la pandemia en México el flujo de migrantes se ha frenado en un 90 por ciento, sumado al cierre de la frontera sur, las deportaciones desde México y Estados Unidos de centroamericanos y mexicanos, así como la militarización por parte de la Guardia Nacional en nuestro país.

Fernando Santiago Canché, director de Atención Humanitaria del Albergue La 72, en Tenosique, Tabasco, expuso a The Exodo que “el  flujo migratorio se ha detenido por la pandemia, tren conocido como “La Bestia” que usualmente viaja con cientos de migrantes, en estos días sólo lleva menos de una decena de personas, ello por el temor al contagio por el Covid-19.

Expuso que hace semanas, cuando empezaba la cuarentena, al albergue llegaron centroamericanos que fueron deportados de Estados Unidos y entregados al Instituto Nacional de Migración (INM) quienes los abandonaron en Villahermosa. “Estuvimos atendiéndolos en el albergue y los llevamos a la frontera “El Ceibo” con Guatemala para que regresaran a su país.

Comentó que en el albergue hay menos de un centenar de centroamericanos que están en espera de que termine la pandemia para continuar su viaje a la frontera y norte, así como otros en espera de trámites de asilo para quedarse en México, pero hay una gran burocracia en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) que hace que estos procesos duren varios meses.