Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

Para el CAP el campo ésta perdido por falta de reconciliación nacional

Ciudad de México a 07 de septiembre de 2020.-En materia agropecuaria el sexenio está perdido gracias al desprecio hacia este sector productivo por parte del Estado así como a la ausencia de un discurso de reconciliación nacional por parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador que permitiera sumar fuerzas rumbo al crecimiento económico, aseguró el Congreso Agrario Nacional al anunciar que inicia actividades de cabildeo legislativo para impulsar con las fuerzas opositoras una “reorientación inteligente” en el Presupuesto 2021 destinado al medio rural considerando que éste será raquítico.

En mensaje a medios, José Luis González Aguilera, Coordinador Nacional del CAP, máxima cúpula agraria del país con reconocimiento oficial de interlocución con el Gobierno Federal, declaró que a 85 días de cumplir dos años como Presidente de México, a la administración de Andrés Manuel López Obrador no se le ve futuro pues en su 2º. Informe de Gobierno careció de un discurso de reconciliación nacional que permitiera sumar a todas las fuerzas por el crecimiento económico, la paz social, la concordia y la armonía de la población.

Por el contrario, exacerbo y dividió aún más a los mexicanos de tal suerte que como CAP, como organización, “no esperamos nada de él (AMLO)”, afirmó José Luis González Aguilera, Coordinador Nacional de la cúpula campesina.

En casi dos años, prácticamente acabó con los fondos de contingencia que sumaban más de 300 mil millones de pesos, creados por los gobiernos que el Mandatario califica de conservadores y neoliberales; esos que tanto ataca y critica, señaló el líder campesino.

Así es como, actualmente, desapareció prácticamente los programas de apoyo productivo a pequeños y medianos agricultores para implementar los programas de fertilizantes que no apoya ni al 10% de ejidatarios de un total de 3.5 millones, acotó.

Los precios de garantía que no opera la Sader, sino Segalmex, son insuficientes pues benefician a un número reducido de agricultores de granos básicos y beneficia al “coyote”.

En tanto, el programa de autosuficiencia alimentaria no produce lo suficiente ya que se importaron granos y oleaginosas por un volumen de 17.23 millones de toneladas en el primer semestre de 2020, dijo el líder del CAP.

Específicamente, comparando el volumen acumulado a Jun-2020 vs Jun-2019, las importaciones de maíz son mayores en 4.9% con un volumen de 7.73 millones de toneladas. Las compras del complejo de soya rebasan en solo 0.7% con 3.9 millones de toneladas. Las importaciones de trigo son más altas en 5.4%, con 2.3 millones de toneladas. Suben en 18.0% las importaciones de canola con 662 mil toneladas.

Las importaciones de frijol se incrementan en 8.5% con más de 54 mil toneladas. Alcanzan las importaciones de sorgo un volumen de 311 mil toneladas métricas y registran las compras de arroz un volumen de 542 mil toneladas, cerca de 22% más que en 2019.

En síntesis, la Secretaría de Agricultura está abandonada y con la eliminación de una de sus subsecretarías, no queda nada de la dependencia, aseguró José Luis González Aguilera.

Por su parte, José Amadeo Hernández Barajas, Presidente de la Central Campesina Independiente e integrante del CAP, señaló que tanto la pandemia COVID 19 como la crisis económica en el campo, causará problemas económicos y una posible falta de producción como ya se documentó con el crecimiento de las importaciones.

“Habrá falta de producción de los alimentos para satisfacer el mercado de México”, recalcó.

Puso en duda que haya alguna intención del Ejecutivo Federal de llevar a la Cámara de Diputados una Ley de Ingresos y un Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, que mejore las condiciones de vida de los mexicanos, de los más pobres, de los pequeños y medianos agricultores.

Ante esta premisa es que el CAP “será el interlocutor de los campesinos ante los diputados federales de tal suerte que ya se trabaja en los enlaces con la Mesa Directiva y las distintas Comisiones de la Cámara de Diputados.

Señaló, el dirigente de la CCI, que en dichos encuentros el Congreso Agrario Permanente presentará su propuesta de Presupuesto para el Campo con fines de reactivación económica y productiva, ajena a los programas asistencialistas.

En tanto, Raúl Pérez Bedolla, Secretario General de la Alianza Campesina del Noreste y Secretario Técnico del CAP, consideró que la falta de apoyo y la eliminación de los programas al campo en el presupuesto 2021 serán una constante por lo que se agravará el colapso productivo que se vive.

Por su parte, Humberto Serrano, Secretario General de la Confederación Agrarista Mexicana, opinó que debido a la carencia de presupuesto habrá desabasto de alimento, carencia de maquinaria, de tecnología, de producción que nos llevará a acentuar la inseguridad alimentaria.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

CCI pide a AMLO declarar a la agricultura como actividad estratégica

Ciudad de México, a 26 de mayo de 2020.-El Gobierno debe declarar la agricultura y la distribución de alimentos como actividades estratégicas, a fin de evitar que la crisis sanitaria se transforme en crisis alimentaria, consideró, José Amadeo Hernández Barajas, Presidente de la Central Campesina Independiente (CCI).

Puntualizó que garantizar el acceso a los alimentos permitirá que haya estabilidad social en el país, sobre todo porque los campesinos que trabajan la tierra, lo hacen sin amedrentarse por una pandemia y los estragos que ha generado a nivel mundial.

Cuestionó los resultados de las reuniones que ha sostenido el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, con el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega y el líder de la ANTAD, Vicente Yáñez, excluyendo a los pequeños y medianos agricultores, dijo: «Estamos viendo cómo los intermediarios se apoderan del mercado propiciando alzas desmedidas en el costo de alimentos de la canasta básica, los cuales son superiores al 60 por ciento en algunos productos».

Los productos que más han subido entre el 20 de marzo que inició la contingencia sanitaria y el 6 de mayo, fueron el chile, con un incremento de 62.5 por ciento al pasar de 40 a 65 pesos por kilo; la cebolla, que aumentó 59.09 por ciento; y el jitomate, con una alza de 45.45 por ciento al pasar de 33 a 42 pesos por kilo.

Otros alimentos que tuvieron incrementos importantes fueron la naranja, en 33.33 por ciento al pasar de 15 a 20 pesos por kilo; la papa, que aumentó 25 por ciento de 24 a 27 pesos por kilo; y el aguacate, que creció 15.38 por ciento de 65 a 75 pesos por kilo.

El aumento de precios en los alimentos no beneficia a los agricultores como sucede a los productores de cebolla en Chihuahua, quienes optaron por tirar toneladas a la basura en lugar de aceptar la oferta de 1 peso por kilo. Cuando en la Ciudad de México se oferta el kilogramo entre 35 y 40 pesos, situación que se replica en otros cultivos.

Las frutas y hortalizas siguen llegando a las centrales de abasto de las grandes ciudades del país, pero con otros precios que no precisamente beneficiaron a los campesinos mexicanos, destacó el dirigente de la CCI.

Con respecto al productor de maíz, mencionó el Presidente de la CCI, que enfrenta problemas para comercializar la producción Otoño/Invierno, pues la tendencia a la baja de las cotizaciones de los futuros de maíz y la apreciación del tipo de cambio, están provocando que el precio al productor se aleje del precio de garantía de Segalmex.

Los futuros de maíz a julio 2020, cotizados el pasado jueves, bajaron 0.7 dólares para ubicarse en 125.1 dólares, lo que sumado a la base de 32 dólares y considerando el tipo de cambio fix se integra un precio de $3,659.7 por tonelada, a lo que se le suma el apoyo de $289.6 da un ingreso completo al productor de $3,949.3 por tonelada, es decir, $200.7 abajo del Precio de Garantía de $4,150.

Mientras que los futuros de trigo a julio 2020, subieron 0.8 dólares para alcanzar los 189.6 dólares, lo que representa un ingreso de $4,929.4 por tonelada, más el apoyo de $599.96 hasta 100 toneladas, da un ingreso completo al productor de $5,529.4 por tonelada de trigo panificable, es decir, $260.6 abajo del Precio de Garantía de $5,790.

Con lo anterior, el pequeño y mediano agricultor apenas alcanzará a cubrir sus costos de producción, advirtió José Amadeo Hernández Barajas.

La Central Campesina Independiente, dijo, apoya la iniciativa del Gobierno Federal de garantizar el abasto de alimentos en la etapa de contingencia sanitaria provocada por la COVID 19, sin embargo está en desacuerdo con el Secretario, Víctor Villalobos, quien excluye a los productores del sector social en la definición de acciones y estrategias para lograrlo.

Para José Amadeo Hernández Barajas, es loable dialogar con los representantes de productores, transportistas y comercializadores de alimentos del país pues es estratégico concertar la voluntad de todos los participantes en las cadenas de suministro de alimentos que, en condiciones de contingencia, es importante garantizar.

 

El abasto, dijo, es primordial pero también lo es el garantizar la estabilidad de los precios ya que desde el inicio de la contingencia sanitaria, los comerciantes han subido los precios, no solo en productos de curación como es el alcohol que casi duplicó su precio, sino también de los alimentos de primera necesidad.

En ese sentido, demandó que se exija al representante de las tiendas de autoservicio que se comprometan a mantener los precios en niveles razonables, más aún cuando muchos mexicanos han visto severamente reducidos sus ingresos.

Asimismo, solicitó al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que redefina la política agropecuaria pues no será posible para los productores enfrentar los efectos de la crisis económica que ya se empieza a sentir, con un modelo y programas eminentemente asistencialistas: “No es posible que el gobierno opere un programa de fertilizantes sólo para 5 estados del país; no es posible el manejo de un sistema de precios dual, excluyente e insuficiente; no es posible un programa ganadero enfocado a una sola región y a una sola especie animal”, sólo por mencionar algunos de los componentes de la política agropecuaria del actual gobierno.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

En riesgo producción de alimentos, ante baja en presupuesto 2020: CCI

Ciudad de México a 10 de septiembre de 2019.-El Presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas consideró que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 que envió el Presidente, Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, pone en riesgo la soberanía alimentaria de México por la disminución de recursos destinados al campo

Durante una reunión con ejidatarios de Guanajuato, expresó que el recorte presupuestal, le cierra el paso a la producción de granos y hortalizas y coloca a más de cinco millones de productores agrícolas en una situación muy delicada, razón por la que hizo un llamado a los diputados a discutir esta problemática y reconsiderar un aumento del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Sustentable del próximo año

Indicó que el campo es un sector es primordial para el crecimiento del Producto Interno Bruto, esta organización campesina acudirá a la Cámara de Diputados para noviembre para hacer efectiva la voz de los pequeños y medianos productores que “son empresarios”, a fin de dar la defensa de un presupuesto al alza en el apartado productivo, una baja en los recursos de programas asistencialistas y la contención a la intención presidencial de aumentarse sus salario para el 2020 pues debe ser congruente con “la austeridad republicana que pregona”.

El dirigente campesino se advirtió que los estados del Bajío como; Guanajuato, Querétaro, Jalisco, San Luis Potosí, Aguascalientes y Michoacán, considerados como graneros de México, están ya en riesgo productivo por falta de agua y condiciones crediticias para la productividad.

Tan sólo Guanajuato, informó, sigue siendo un importante productor agropecuario, principalmente de granos, forrajes y hortalizas;  el tercer productor de alfalfa, con 3.5 millones de toneladas; primer lugar en brócoli, coliflor y lechuga, el 2° lugar en esparrago y  tercero en cebolla y garbanzo.

En granos la entidad ocupa el primer lugar en producción de cebada, con casi la mitad de la producción nacional,  segundo en sorgo en, grano con 1.5 millones de toneladas, el tercero en trigo y el quinto en maíz en grano con 1.4 millones de toneladas en promedio; el tercer lugar en fresa y estamos dentro de los 10 principales productores de carne de porcino y leche.

José Amadeo Hernández Bajaras, expuso que el Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable del próximo año debería aumentar por lo menos un 10 por ciento así como diseñar e impulsar un programa de innovación y fabricación de maquinaria y equipo agrícola apropiado para las condiciones físicas y sociales del sector agropecuario mexicano, orientado a brindar estímulos a los productores de menos de 5 hectáreas.

 Ante estos y todos los problemas del sector agropecuario, que son muchos, la Central Campesina Independiente, pidió al presidente de la República que permita a los diputados modificar el presupuesto para el campo, los diputados son portavoz del pueblo y conocen de cerca sus problemas.

“Necesitamos un presupuesto acorde con los problemas del campo, que los resuelva, acorde con la estructura económica y social del campo mexicano, por ello hacemos algunas propuestas iniciales, las cuales estamos consensuando con los productores, con los campesinos de nuestra organización y las haremos llegar a los diputados a quienes les pedimos sensibilidad y responsabilidad en los trabajos de aprobación del presupuesto para el año 2020”, declaró.

Asimismo, dijo, la CCI se pronuncia por una política de crédito orientada y sustentada por el Estado a través de la construcción del Sistema de Financiamiento Rural, que considera la Ley de Desarrollo Rural Sustentable y que deberá considerar y que la banca de desarrollo establezca tasas preferenciales para productores del sector social y para productores de alimentos básicos y estratégicos de menos de 5 hectáreas, igual a la que se otorga a la banca comercial.

En materia de agua, proponemos, dijo, que se restablezcan los presupuestos del Programa de Fomento a la Agricultura, especialmente para ampliar la superficie de riego tecnificado y agricultura protegida.

Lo anterior debido a que el Presidente de la República envío a la Cámara de Diputados, el Proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2020. Los recursos destinados al campo para el año entrante, suman un total de $331,455.2 millones de pesos, $20,635.8 menos de lo que se aprobó para este año 2019, o sea que el presupuesto para el campo de este año es 6% inferior.

 Ustedes saben, recordó, que los programas federales, que el presupuesto federal es el principal motor de impulso a la producción agropecuaria y la principal preocupación que tenemos es que el actual gobierno federal ha dado preferencia al gasto asistencial sobre la inversión productiva que el año entrante será prácticamente de cero.

 Desde este año, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha destinado la mayoría de los recursos públicos a cuatro programas que los promueven como nuevos y estratégicos: Crédito ganadero a la palabra, Fertilizantes, Precios de garantía a productos alimentarios básicos y Producción para el bienestar, a estos se les está asignando para el año entrante un total de $23,000 millones de pesos.

Dichos programas ni son tan nuevos, ni tan estratégicos, unos se estaban operando en los gobiernos anteriores con otro nombre y otros provienen de la década de los 70 del siglo anterior; ni son tan estratégicos porque están dejando sin apoyo a la mayoría de los productores y algunos solo se aplican en algunas regiones, llegando al extremo el de Fertilizantes, que este año se aplicó sólo en Guerrero y con muchas deficiencias.

 Pero lo más preocupante es que son programas que están dejando fuera el fomento a las actividades productivas. Estamos de acuerdo en apoyar a las personas en condiciones de pobreza, pero nosotros creemos y demandamos que el combate a la pobreza en el campo, se haga generando las condiciones para que la población construya sus propios medios de ingreso, de tal forma que se supere la pobreza de forma digna y duradera, aseguró.

Sostuvo que en México existe un déficit de maquinaria agrícola en el país, especialmente de tractores.

Hay, para una frontera agrícola de alrededor de 26 millones de hectáreas y una superficie mecanizable de alrededor de 18 millones, se requerirían unos 360,000 tractores, con potencias de 50 a 60 hp., sin embargo, se estima que actualmente, el parque de tractores es de unos 250 mil tractores (el censo agrícola y ganadero de 2007 reporta que el país disponía entonces de 238.248 tractores), lo cual significa un déficit de más de 100 mil tractores. Una causa importante del déficit es la falta de financiamiento.

Casi la mitad de la maquinaria está obsoleta, no hay investigación ni control gubernamental. La Encuesta Nacional Agropecuaria de 2017 estima que más del 44% de los tractores tiene más de 15 años de vida y el Gobierno no tiene una área que se encargue de llevar registros oficiales de la maquinaria agrícola y una política de mecanización de las actividades agropecuarias, carencia que es importante en la definición de políticas públicas en la materia.

Sólo un 4% de las unidades productivas tienen acceso a crédito y/o seguro y el financiamiento bancario, tanto privado como público, representa sólo alrededor del 12% del PIB Agropecuario.

 Sin embargo, tanto la banca comercial como la banca de desarrollo, tienen modelos de garantías inalcanzables para este sector ya que mientras más bajos son los ingresos, mientras menos vinculados estén al sistema financiero, más son los montos de garantías que se piden. La gran mayoría de los productores de baja escala, tienen que cubrir garantías de 2 a 1, para ser sujetos de crédito.

Además, otro de los principales problemas para los productores agropecuarios es la disposición y manejo del agua, que en estos días ha cobrado relevancia por la sequía que se está dando en gran parte de la República Mexicana.

 La Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que al 15 de agosto se clasificaron mil 955 municipios con algún grado de sequía, de los cuales 118 están padeciendo una sequía severa.

 Estableció que los estados con mayores problemas de sequía son Chiapas, Durango, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Hidalgo, Oaxaca, Querétaro y San Luis Potosí, en tanto que los estados de la Cuenca del Golfo son los más afectados por el retraso de la lluvia.

En Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Campeche, Nuevo León, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán se espera que se registren lluvias inferiores a la precipitación promedio, lo que impactará el desarrollo de las actividades agropecuarias.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

CCI propone programa de reactivación en producción agroalimentaria

El presidente de la Central Campesina Independiente (CCI), José Amadeo Hernández Barajas, presentó al Presidente Andrés Manuel López Obrador una propuesta para la reactivación de la agricultura, a fin de alcanzar la autosuficiencia alimentaria propuesta que busca el gobierno federal. El planteamiento de la CCI contempla un campo ordenado, productivo, rentable, sustentable y equitativo; y un aumento del  10 por ciento al presupuesto para el Programa Especial Concurrente 2020.

En un mensaje a medios, el dirigente de la CCI, resaltó que “resulta imperante rediseñar el presupuesto para llevar a cabo acciones que garanticen la producción de alimentos y el ingreso de los productores”.

Por ello, proponemos que el presupuesto para el Programa Especial Concurrente del año 2020, se incremente, cuando menos, en un 10 por ciento a fin de que pase de 352,091.0 mmdp a 387,300 mmdp, con la meta de realizar acciones que, este año, quedaron fuera y las cuales demandan campesinos y productores.

Expuso que un Programa para un Campo Productivo que busque incrementar la producción interna de alimentos sumando a la producción las tierras ociosas es indispensable pues actualmente cerca de 30 millones de hectáreas son tierras de cultivo y en el sur sureste, aproximadamente hay 3 millones de hectáreas sin cultivar.

Otro punto que la CCI plantea, es reducir las mermas y desperdicio de alimentos. Precisó que un estudio del CEDRSSA de la Cámara de Diputados, señala que el desperdicio de alimentos en México alcanza el 34.7 por ciento de lo que se produce en el país; la pérdida de carne de cerdo es del 40 por ciento; pescado, 37; res, 35; pollo, 29, y tortilla, 28 por ciento. Mientras que en México existen 53 millones de personas que viven en pobreza y 24 millones carecen de seguridad alimentaria a nivel nacional.

José Amadeo Hernández Barajas, propuso mejorar la productividad de los factores productivos. La mayoría de la tierra agrícola y pecuaria está erosionada, degradada o sobre explotada; los mares y cuerpos de agua contaminados y sobre-explotados y los productores envejecidos y poco capacitados. Los esquemas de apoyo del gobierno resultan insuficientes para superar éste que es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los productores.

En ese sentido, detalló que en México la pérdida de fertilidad de los suelos es alarmante, por ejemplo, 139.9 millones de hectáreas, equivalentes al 70% de los suelos mexicanos poseen niveles de muy bajos a medios de materia orgánica; 62.2 equivalentes al 31% de los suelos mexicanos se encuentran con problemas de acidez; 146.8 que significan 73% de los suelos mexicanos tienen poca Capacidad de Intercambio Catiónico. Esta situación es una amenaza para la seguridad alimentaria, con esta condición de suelos, México se enfrenta a un futuro catastrófico.

La transferencia de nuevas tecnologías y equipamiento de los productores es prioritaria ya que la mayor parte del parque de maquinaria agrícola es obsoleto y tenemos un importante déficit de maquinaria por superficie de producción.

Al respecto indicó que la Encuesta Agropecuaria 2017 del INEGI reportó tractores hasta 5 años de uso 16.9%; más de 5 y hasta 10 años 19.7%; más y hasta 15 años 12.1%; más de 15 años 44.3%; y no especificado 7.1%.

En México, el mayor número de tractores en uso ocurrió en 1991, cuando operaron más de 317,000 unidades, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Desde entonces, se ha mantenido una tendencia a la baja, hasta llegar a unas 228,000 unidades en el año 2015.

Entonces, explicó que para tener un campo rentable se requiere reducir costos de producción por lo que se propone incentivar la producción interna de insumos por los propios productores así como su compra y movilización consolidada; establecer un sistema de precios equitativos; reordenar la producción y los mercados internos; incentivar la reconversión productiva además de que se establezca un Programa Nacional de Fruticultura.

Y es que dijo, el campo sustentable se alcanzará promoviendo una nueva cultura productiva en la que se incorpore el uso de insumos orgánicos, material no contaminante y labranza de conservación así como aumentar los recursos públicos para proteger y restaurar los recursos naturales para la producción agropecuaria y pesquera y la biodiversidad de tal suerte que proponemos acrecentar los recursos para aprovechar racionalmente tierra y agua, para el saneamiento de aguas residuales y para la agricultura protegida.

Ante esta propuesta, solicitamos, los integrantes de la CCI, dialogar con el Presidente Andrés Manuel López Obrador en un marco “respetuoso y positivo”, es decir, que genere acuerdos con las instituciones responsables de la política agraria, agropecuaria, ecológica, del bienestar y con todas las dependencia de atención a la población rural”.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

Se prenden “focos rojos” en el campo por inoperancia y corrupción: CCI

Ciudad de México a 08 de agosto de 2019.- El Presidente de la Central Campesina Independiente (CCI), Amadeo Hernández Barajas alertó que en el medio rural se prendieron, focos rojos, porque la caída del PIB primario en 3.4 por ciento, y solo  una tercera parte de ejidatarios recibió certificados parcelarios, se marginó a Oaxaca y Chiapas, entidades que registran el 42 por ciento de la población en pobreza, de la distribución de fertilizante por  lo que se concluye que “algo no esta funcionando en las políticas y programas del gobierno federal.

Además, las nuevas tecnologías para eficientar la agricultura nacional no llegan lo que podría agudizar la producción de alimentos para alcanzar la autosuficiencia que prometió el Jefe del Ejecutivo pues el agro registra 15 años de rezago en innovación mecánica y tecnológica en agravio del 80 por ciento de los más de 5 millones de pequeños y medianos agricultores.

Al presentar ante los medios de comunicación masiva su Manifiesto denominado ““Por un campo ordenado, productivo, rentable, sustentable y equitativo” que será entregado, en Palacio Nacional, al Presidente en el entendido de que lo recibirá y leerá, propuso al mandatario mexicano así como a las autoridades hacendarias aumentar en un 10 por ciento los recursos destinados al Presupuesto para el Campo en 2020.

Indicó que dichos recursos ameritan una orientación productiva y no asistencialista además sería urgente lograr el apoyo de los diputados federales quienes no deben olvidar que están en el cargo gracias al voto de campesinos e indígenas y no por su partido político más allá del color que tengan.

Amadeo Hernández Barajas, Presidente de la CCI, le hizo ver al Primer Mandatario de la Nación que no todo lo que dice se hace en el agro nacional y si no se atiende la problemática, fracasará su programa agroalimentario y generarán conflictos sociales pues a la fecha no se han ejecutado bien sus políticas.

Lo anterior con sustento en que de 150 mil familias ejidatarias que recibirían, en lo que va de este año, sus certificados parcelarios únicamente 48 mil lo obtuvieron.

También, con relación a la distribución de fertilizante donde solo se favoreció a Guerrero, detalló que de un total de 450 mil hectáreas solo favorecieron a 70 mil hectáreas y se discriminó a Oaxaca y Chiapas donde la pobreza también abarca al 46 por ciento de la población.

Además los Siervos de la Nación que no son funcionarios del Gobierno Federal “rasuraron” la entrega de fertilizantes pues a quienes tenían que recibir por 3 o más hectáreas solo les dieron para una hectárea.

Y por si fuera poco les dieron fertilizantes no nitrogenados porque la empresa a cargo no se dio abasto para satisfacer la demanda presupuestada, entonces se cuestionó: “eso no es corrupción”.

El líder de la CCI, dijo: los tribunales agrarios están desapareciendo al igual que el Registro Agrario Nacional y el organismo que verificaba la sanidad animal y la cual no ha verificado la inocuidad del ingreso de ganado de Guatemala que está dando dentro del Programa Crédito a la Palabra generando así fraude entre lo que se ofrece y se entrega al final del camino por lo que todas estas ineficiencias prueban que “algo está fallando y es lo que debe entender el Presidente” así como la relevancia de la existencia de las organizaciones campesinas en el cumplimiento de los programas federales.

 

 

Categorías
Agricultura Agro nacional

La SADER y el CCI conjuntan acciones para producción sustentable de granos

  • Reunión de trabajo del secretario Víctor Villalobos con productores de la Central Campesina Independiente (CCI) provenientes de todo el país.

Ciudad de México, 12 de junio de 2019.– La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Central Campesina Independiente (CCI) realizaron una reunión de trabajo enfocada a la integración de acciones a efecto de fortalecer los programas de producción de granos básicos (maíz, frijol, arroz y trigo panificable), así como amaranto, a través de una actividad productiva sustentable e inclusiva.

En el encuentro, el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, y el presidente de Comité Nacional del CCI, José Amadeo Hernández Barajas, coincidieron en la oportunidad que representa esta nueva visión de transformación del campo, con alianzas estratégicas entre productores y autoridades para incidir en el cambio en la agricultura, mediante el manejo de programas de orientación social en el sector rural.

El secretario Víctor Villalobos afirmó que la organización de los hombres del campo es esencial para la integración y ejecución de programas y proyectos productivos dirigidos a sacar de la pobreza a la gente del sector rural de zonas marginadas, con apoyos directos para los pequeños productores del país.

Precisó que estos apoyos van aunados a un acompañamiento técnico para un mejor aprovechamiento de los recursos naturales y la innovación, así como el desarrollo de capacidades que repercuten en una agricultura sustentable y productiva, mediante una política incluyente.

En el Gobierno de México, dijo, estamos convencidos que el futuro de la agricultura está en el sur del país, por la disponibilidad de agua y tierra cultivable.

“La organización, es la base de la razón de ser, es la incidencia en los pequeños y medianos productores”, y en ese contexto, abundó, la realización de trabajos en conjunto podrán marcar la diferencia que nos permita alcanzar la autosuficiencia alimentaria en granos básicos.

Puntualizó que con la puesta en marcha del Programa Precios de Garantía en granos básicos se registra una respuesta positiva en el cultivo de trigo harinero en la zona del Bajío y un tránsito de trigo cristalino a panificable en el estado de Sonora, además del incremento de superficies para la siembra de arroz, producto del que somos altamente dependientes.

Con la presencia de representantes de las 32 entidades federativas, el presidente del Comité Nacional, José Amadeo Hernández Barajas, destacó el compromiso de sus agremiados de trabajar por un campo ordenado, productivo, sustentable y equitativo, con el objetivo de que a los productores del sector social les vaya cada vez mejor.

Indicó que las políticas establecidas para el sistema agroalimentario por el Gobierno de México deberán dar resultados a favor de todos, “porque, en esa dinámica, si le va bien al campo le va bien al país, por lo que seremos coadyuvantes en la producción de granos, en el fortalecimiento de la seguridad alimentaria”.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

CCI pide a AMLO reestablecer diálogo con campesinos

El Presidente Nacional de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas, aseguró que el Presidente Andrés Manuel López Obrador rompió el “puente de comunicación” entre los campesinos y el Gobierno Federal al ignorar la función que debe tener la Secretaría de Desarrollo Rural Territorial y Urbano como vínculo entre el Poder Ejecutivo y el campesinado nacional.

Por lo anterior, instó al Jefe de la Nación a recular pues le recordó que cuando el Gobierno no atiende al campo éste se levanta y más si los funcionarios recién asignados eluden la responsabilidad constitucional que tienen de atender las demandas rurales.

En el marco de los trabajos del LVI Consejo Nacional el cual, dijo, careció por primera vez en 56 años de existencia de la CCI de la participación del titular de la secretaría más vinculada al agro como ahora lo es la Sedatu, es mejor que si los servidores públicos no desean hacer su trabajo mejor se retiren del cargo “porque si no atienden al campesino, no merecen el salario”.Amadeo Hernández Barajas advirtió que lo anterior es preocupante, es delicado “no quieran esperarnos en sus oficinas” porque la Central de Campesina Independiente es negociadora pero eso no quiere decir que se “agache” ya que somos un puente de comunicación con el Estado.

Insistió en que “no somos cabizbabjos ni nos sabemos agachar”, menos tras haberse cumplido 100 años de la muerte del General Emiliano Zapata donde lamentablemente el Gobierno Federal pretende celebrar sin tener un programa especial digno o de respeto donde le pueda decir el Presidente Andrés Manuel López Obrador al General Zapata: “estoy cumpliendo con su legado para los campesinos de México”.

Sólo ha demostrado, aseguró, que evadió su responsabilidad con la gente, no está cumpliendo con esa gente a la que le decía que enfrentaría los problemas de la gente más pobre y por tanto seguirán padeciendo las injusticias en sus tierras, ejidos y comunidades.

A pesar de lo anterior, la CCI se va a rajar y seguirá luchando por las causas de los campesinos, se seguirán tocando las puertas de los funcionarios hasta obtener respuestas.

Para el líder de la CCI, es urgente que el Gobierno Federal entienda que requiere de los puentes de negociación y en eso participan las organizaciones campesinas pero lamentablemente existe una ausencia de diálogo lo que demuestra que el Estado no está haciendo su tarea.

Indicó que si se desea un campo en paz y con justicia se hace urgente un programa especial en la regularización de la tenencia de la tierra de miles de habitantes de nuestro país que viven con sus familias en terrenos ejidales, comunales o en parcelas ejidales sin documento idóneo de titularidad de su vivienda situación que se replica en diversas colonias de varias alcaldías de la Ciudad de México. (CODICS).

 

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

CCI se suma a política agroalimentaria de AMLO

Ciudad de México a 11 de febrero de 2018.-El Presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas, luego de presentar sus cinco ejes temáticos para aumentar la producción de alimentos, pidió al Presidente, Andrés Manuel López Obrador, terminar con el “sospechosismo” sobre presuntos actos de corrupción por parte de organizaciones campesinas y denunciar públicamente a quienes incurran en actos ilícitos.

Lo anterior, también tras anunciar la celebración del LVI Congreso Agrario Nacional de la CCI en abril próximo, debido a que para las organizaciones son un instrumento de asesoría para que el pequeño y mediano productor a fin de que esté acceda a los programas sociales más no para enriquecimiento de liderazgos.

Por ello y luego de dejar en claro que la CCI ha sido totalmente auditada por el órgano interno de las secretaría de Estado relacionadas al campo así como por la Auditoría Superior de la Federación sin observación de irregularidad alguna en el manejo de los recursos gestionados a sus agremiados, dejó en claro que la Central seguirá siendo una gestora de calidad y seguridad para los productores.

Indicó que si se quiere erradicar la corrupción en el medio rural el Jefe de la Nación, Andrés Manuel López Obrador, cuenta con el apoyo de la CCI y sus agremiados quienes han hecho denuncias a la agrupación en el sentido de que cuando hacen los trámites solo, sin el acompañamiento de un gestor, son víctimas de sobornos por parte de funcionarios menores para que el proyecto productivo pueda avanzar y de concretarse el recurso llega “rasurado” o la calidad del beneficio tiende a la baja cuando se trata del rubro de materiales.

Con base en lo anterior y luego de dejar en claro que la organización que representa no se opone a la entrega directa de los apoyos a los productores a través de los 700 caders, de los cuales solo operan 500, o de los 18 distritos de riesgo, ahora falta ver si tendrán la capacidad para atender a los más de 3 millones de sujetos agrarios.

La realidad, dijo, será la encargada de demostrar la eficacia de las nuevas decisiones gubernamentales ya que sostuvo: hay productores que habitan en zonas muy alejadas del país, otros no sabes ni leer y muchos más no comprenden cómo cumplimentar las Reglas de Operación de los distintos programas sociales de ahí la justificación de existencia de las organizaciones sociales.

En conferencia de prensa, el dirigente de medio millón de pequeños y medianos productores, habló de la necesidad de ordenar el campo; de hacerlo productivo, rentable, sustentable y equitativo.

Esto, prosiguió, en el marco de las nuevas reglas del juego con el actual gobierno federal donde ya existe una nueva Canasta Básica Alimentaria que se trasladó a 40 alimentos en momentos en que aumentó el salario mínimo, está en 102.68 y 176.72 en zona fronteriza, pero no se ha demostrado el impacto de la inflación en la adquisición de dicha canasta con el ingreso antes referido.

Además considerando, los precios de garantía a granos básicos pero sin tomar en cuenta qué pasará con toda aquella producción que no aplique para estos programas so pretextos de los montos establecidos para acceder al beneficio gubernamental.

El líder de la CCI quien informó que está agrupación gestionó, en 2018, 350 millones de pesos en todas las dependencias vinculadas al medio rural tras la recepción de 180 mil solicitudes para los más de 30 programas que opera el Estado en la materia, habló de la inseguridad en la que viven los productores primarios en el campo.

Al respecto, dijo la inseguridad afecta al sector agrícola ya que a veces se turnan por grupos de productores para, en sus parcelas, para cuidar un pozo por noches porque se roban el equipo de bombeo y el transformador o al día siguiente se quedan sin infraestructura “entonces la inseguridad ya llegó al sector rural”.

Expuso además que “coincidimos y nos manifestamos a favor de desterrar la corrupción de la vida nacional y declaramos que ayer y hoy, la CCI ha ejercido honesta y transparentemente los recursos que ha recibido y que los ha aplicado para los fines que establecen los programas. Los apoyos que ha gestionado para sus militantes, les han sido otorgados y entregados a ellos directamente”.

La CCI, insistió, apoya principalmente a pequeños agricultores, ganaderos y pescadores por ello, propone al nuevo gobierno trabajar juntos para atender sus problemas y se manifiesta:

Por un campo ordenado, dando solución a los conflictos agrarios, regularizando la tenencia de la tierra, combatiendo la inseguridad y la delincuencia común, fortaleciendo a las autoridades ejidales y comunitarias e impartiendo justicia pronta y expedita.

Por un campo productivo, generando las condiciones para incrementar la producción interna de alimentos, reduciendo la pérdida de lo producido, mejorando la productividad de los factores productivos, fortaleciendo la organización y capacitación de los productores para potenciar sus recursos y esfuerzos, apoyando la transferencia de nuevas tecnologías y el rescate de los saberes tradicionales y facilitando el crédito y financiamiento tanto público como privado.

Por un campo rentable, diseñando los instrumentos para reducir costos de producción, definiendo políticas y programas para establecer un sistema generalizado de precios equitativos y reordenando la producción y los mercados internos, acorde con las condiciones regionales del país y una logística racional en el movimiento de productos agropecuarios.

Por un campo sustentable, aumentando los recursos para proteger, restaurar y aprovechar sustentablemente los recursos naturales destinados a la producción agropecuaria y pesquera, especialmente tierra y agua.

Por un campo equitativo, fortaleciendo los programas para el desarrollo de las comunidades rurales y las colonias populares a través de servicios e infraestructura básica, rediseñando y mejorando cuantitativa y cualitativamente los programas de combate a la pobreza y desigualdad, ampliando y mejorando los servicios de salud y educación para la población rural y apoyando la vivienda y seguridad social de los campesinos y jornaleros agrícolas.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

Propone CAP aumentar 9.5 % el presupuesto para el campo

El Congreso Agrario Permanente presentó a la Cámara de Diputados una propuesta de incremento del 9.5 por ciento para el presupuesto para el campo 2019, lo que representa un monto por 32 mil millones de pesos, cerrar la puerta a favoritismos en la asignación de los recursos y garantizar Reglas de Operación consensuadas que eviten la corrupción y discrecionalidad.

Encabezados por el Coordinador Nacional del CAP, José Luis González Aguilera, los dirigentes agrupados en la cúpula agraria se apostaron afuera de la Cámara de Diputados para exigir una reunión con el Presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuellar a quien le entregaron la propuesta de ajuste al gasto que se ejercerá el próximo año en el agro nacional y poder cumplir con los programas de producción alimentaria y alcanzar la autosuficiencia y abasto interno.

Asimismo esperan, adelantaron, que PEC ascienda a 366 mil 51.5 millones de pesos con lo cual se recuperaría la pérdida por la inflación estimada en 4.5 por ciento y un incremento real del 5 por ciento.

Los dirigentes de las 10 organizaciones campesinas que se agrupan en el CAP, ALCANO, CAM, CCC, CCI, CNC, CONSUCC, UCD, UGOCM-JL, UGOCP y COUC, formularon 34 propuestas para mejorar la actividad productiva en el medio rural lo que incluye que el  PEC 2019 ascienda a 366,051.5 millones de pesos.

El Secretario Técnico del CAP, Raúl Pérez Bedolla, precisó que equivale a un incremento de 31,737.5 millones de pesos, que significan el 9.5 %, respecto del presupuesto aprobado para el ejercicio 2018, con lo cual se recupera la pérdida por la inflación estimada en 4.5 por ciento y un incremento real del 5 %, aplicado principalmente a las siguientes funciones programáticas.

José Luis González Aguilera, Coordinador Nacional avaló dicha propuesta de 17 cuartillas en las que se propone, entre otras cosas Apoyo a los Pequeños   Productores donde se garantice el Aseguramiento y Financiamiento Rural con la función de la banca pública y aseguramiento agropecuario, principalmente para que apoye a las organizaciones de productores a formar sujetos de crédito y apoyar a los intermediarios de los productores (IFR) en la colocación de crédito a los productores del sector social.

Categorías
Agenda nacional ecos campiranos

CAP propone aumento del 10% al PEF 2019 para el campo

El Congreso Agrario Permanente propuso a la Cámara de Diputados un incremento del 10 por ciento para el presupuesto para el campo 2019, lo que representa un monto por 32 mil millones de pesos, cerrar la puerta a favoritismos en la asignación de los recursos y garantizar Reglas de Operación consensuadas que eviten la corrupción y discrecionalidad.

A unos días de que el Ejecutivo Federal envíe al Legislativo el Proyecto de Egresos de la Federación y la Ley de Ingresos 2019, los liderazgos del CAP llamaron al Presidente, Andrés Manuel López Obrador, a demostrar en este presupuesto que si serán prioridad los pequeños y medianos productores.

Asimismo esperan, adelantaron, que PEC ascienda a 366 mil 51.5 millones de pesos con lo cual se recuperaría la pérdida por la inflación estimada en 4.5 por ciento y un incremento real del 5 por ciento.

Los dirigentes de las 10 organizaciones campesinas que se agrupan en el CAP, ALCANO, CAM, CCC, CCI, CNC, CONSUCC, UCD, UGOCM-JL, UGOCP y COUC, formularon 34 propuestas para mejorar la actividad productiva en el medio rural lo que incluye que el  PEC 2019 ascienda a 366,051.5 millones de pesos.

Lo anterior, detalló, Raúl Pérez Bedolla, miembro de la Coordinación Nacional del Congreso Agrario Permanente, equivale a un incremento de 31,737.5 millones de pesos, que significan el 9.5 %, respecto del presupuesto aprobado para el año 2018, con lo cual se recuperaría la pérdida por la inflación estimada en 4.5 por ciento y un incremento real del 5 %, aplicado principalmente a las siguientes funciones programáticas.

José Luis González Aguilera, Coordinador Nacional avaló dicha propuesta de 17 cuartillas en las que se propone, entre otras cosas Apoyo a los Pequeños Productores donde se garantice el Aseguramiento y Financiamiento Rural con la función de la banca pública y aseguramiento agropecuario, principalmente para que apoye a las organizaciones de productores a formar sujetos de crédito y apoyar a los intermediarios de los productores (IFR) en la colocación de crédito a los productores del sector social.

Indicaron que en un escenario de acceso restringido a los subsidios, se requiere apoyar las acciones orientadas a incrementar la demanda de crédito a la banca pública sobre todo para mantener la producción de alimentos, por lo que se propone que cuando menos conserven los presupuestos aprobados para este año.

Asimismo, ante la creciente manifestación de fenómenos climatológicos adversos, se hace necesario fortalecer el aseguramiento.

Se considera necesario, señalaron,  seguir apoyando el ingreso de los productores nacionales, sin embargo éstos deben orientarse a los del sector social, a los de menor escala que son los que se encuentran más vulnerables frente al mercado y operan con mayores costos de producción.

Por ello consideraron que las Reglas de Operación demandan los siguientes cambios: que se convierta en un programa de apoyo directo al productor o al precio del producto; que se limite estrictamente el volumen apoyado a 100 toneladas en el caso del maíz y el trigo y a 50 toneladas en el caso del frijol o al rendimiento promedio de un máximo de 20 hectáreas.

Además, que se otorgue el apoyo exclusivamente a productores así como limitar y simplificar los conceptos de apoyo. (CODICS).