Home » Cultura » Al rescate del milenario uso del papel amate

Al rescate del milenario uso del papel amate

 Por Eduardo González

*Los antepasados plasmaron  en  el  todo el esplendor de una civilización

*Reconocido como objeto artesanal se busca usar para la expresión artística

*Su explotación repercute en altos índices de contaminación

Considerado como objeto demoníaco por los conquistadores y frailes españoles, en el papel amate nuestros ancestros describieron el esplendor de un imperio y una cultura a través de expresiones simbólicas y figurativas, de tal manera que en nuestros días, se pretende hoy revalorar su utilidad para la expresión artística, fines medicinales e impedir la deforestación de los montes.

Por coincidencias de época, los egipcios recurrieron al papiro mientras que las culturas de Mesoamérica lo hicieron con el papel amate, con ambos se dio testimonio de elevados conceptos de sabiduría.

El papel amate se obtiene del tallado a mano con piedra, de la corteza del árbol del Ficus, tradición casi perdida con el paso del tiempo, pero que aún perdura en comunidades indígenas que sobreviven, como la otomí, en el norte del estado de Puebla.

Un producto que pese ha haber perdido sus raíces, justo hoy, es el momento para su protección, un artículo que se produce comercialmente con propósitos principalmente artesanales, para el consumo del turismo, aunque en ciertas regiones tiene usos curativos y de sanación.

En las curaciones los indígenas lo valoran en una especie de comunión con el mundo de los espíritus, lo que no deja de asombrar a visitantes fundamentalmente extranjeros que visitan, como es el caso, la comunidad de San Pablito, municipio de Pahuatlán, Puebla.

Fines curativos

Científicos, artistas e investigadores, acuden año con año al lugar, para poder conocer algo nuevo en el mundo de la producción del papel amate.

Existe el interés por descubrir a través de la ciencia su aporte cuando se trata de rituales curativos. Otro aspecto, es el de llevar a cabo programas que permitan la reforestación del lugar, ante la explotación indiscriminada de las plantaciones silvestres del Ficus.

 Además de aplicar normas que impidan el uso de químicos a base de sosa, agentes contaminantes de agua y tierra, que se emplean para agilizar y aumentar la producción del papel.

San Pablito, es una comunidad enclavada en sierra norte de Puebla, con un clima seco con una altura media de entre 900 a mil 200 metros sobre el nivel del mar, a la que acuden antropólogos, pintores y escultores, para saber más lo que encierra tan singular producto.

En este sitio se pueden encontrar curanderos depositarios de milenarias tradiciones de sanación, que a base de ritos, llevan a cabo silenciosamente su labor, de la que son emitidos algunos sollozos y plegarias, en un ambiente impregnado del humo de incienso.

Y así como acude gran número de extranjeros para ser parte de los rituales de sanación, también se dan cita artistas plásticos, para descubrir las bondades que ofrecen el papel para la pintura y diversas figuras de distinto tamaño.

P1030086

Daños ecológicos

Pintores de gran prestigio han acudido como Santiago Regalado originario de Oaxaca, Jan Hendrix e Ivette Grutter de Holanda, y las maestras de Japón, Tsume Tanakawa, Keiro Haya y Maira Natakami.

La explotación intensiva e indiscriminada del Ficus, ha llevado a una deforestación completa del lugar, cada vez hay menos árboles, y no hay preocupación alguna por autoridades y lugareños por llevar a cabo tareas de cultivo del árbol.

Las grandes cantidades de sosa caústica y colorantes artificiales, han elevado los niveles de contaminación del afluente de los arroyos, mismos que kilómetros más abajo llegan a la desembocadura del Río Pánuco, ya en el estado de Veracruz.

El desdén de las autoridades al mundo que rodea al papel amate, lo ubica al borde de olvido, objeto altamente apreciado por las culturas de Mesoamérica, con el cual fueron inscritos los antiguos códices prehispánicos, de los que quedan unos cuantos en museos no precisamente de nuestro país.

Gracias a ese producto se dejo de escribir a piedra en las cuevas, y en el caso del Imperio Azteca, se plasmó como testimonio vivo su esplendor y grandeza.

Es hoy a través del arte, que se pretende dar una utilidad de gran valor que siempre ha tenido nuestro papel amate.

2 comments

  1. Hola interesante el reportaje, bien descrita esta tradicion que se ha perdido. El papel amate data desde la epoca prehispanica, el reportaje menciona que es apreciado por paises como japon.

    • Si la importancia cultural, económica y social que tiene el papel amate para la comunidad de San Pablito, Pahuatlán sin duda es enorme. Esperamos subir más reportajes como éste que sean del agrado e interés de todos nuestros lectores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas