• Por considerarlo de interés, utilidad pública y seguridad nacional
  • Resolución publicada en el Diario Oficial de la Federación

 

Por causas de interés, utilidad pública y seguridad nacional, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) declaró el rescate de la concesión otorgada en favor de Compañía de Ferrocarriles Chiapas-Mayab, S.A. de C.V., respecto de las vías generales de comunicación ferroviaria Chiapas y Mayab.

La resolución publicada en el Diario Oficial de la Federación, a partir de la notificación legal de la determinación que contiene la declaratoria de rescate, queda extinguida y sin efectos la concesión.

El documento añade que a partir de la legal notificación de esta declaratoria, los bienes materia de la concesión vuelven de pleno derecho a la posesión, control y administración de la SCT e ingresan a su patrimonio la totalidad de los bienes, derechos, equipos e instalaciones destinados directamente a los fines de la concesión.

Asimismo, la SCT autoriza a la Compañía de Ferrocarriles Chiapas-Mayab, S.A. de C.V., a retirar y disponer de los bienes, equipos e instalaciones de su propiedad afectos a la concesión. Para ello,  se le concede un plazo de 60 días hábiles, contados a partir de la fecha de la legal notificación de la mencionada declaratoria.

La indemnización se determinará conforme a las bases determinadas en la Resolución del Diario Oficial. La Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal vigilará el cumplimiento del resolutivo.

El Título de Concesión se otorgó a la empresa con fecha de 26 de agosto de 1999, a la empresa estadunidense Genesee & Wyoming, modificado con fecha de 22 de octubre de 2012.

Enredo entre empresas. Piden indemnización

Este ferrocarril es operado por el gobierno federal desde el 2007, a través de una filial Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), una vez que la empresa estadunidense citada arriba, incumplió con llevar a cabo trabajos de reparación de la red, ocasionados por el huracán Stan en octubre de 2005, mientras que la SCT, se tardó en emprender los trabajos una vez que asumió la administración de la vía férrea, lo que al final ocasionó importantes pérdidas.

La compañía estadounidense Genesee & Wyoming, al renunciar a la concesión y suspensión de operaciones de manera unilateral en julio de 2007, vendió los derechos a la española Viabilis Holdings, misma que no pudo tomar posesión, ya que los bienes fueron tomados por la SCT a través de la FIT.

La española Viabilis a su vez, uno de sus propietarios es accionista de la empresa Infraiber, la cual por lo menos desde el 2013, ha señalado a otra española OHL, concesionaria de autopistas principalmente en el Estado de México, de corrupción y ha acusado públicamente al titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza de Corrupción.