Ciudad de México, 12 de marzo.- Para mantener y mejorar el estatus sanitario de las regiones ganaderas de México y asegurar el abasto de alimentos sanos, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), refuerza las acciones para el control y erradicación de diversas enfermedades y plagas endémicas como la tuberculosis bovina (Tb), brucelosis, rabia paralítica y garrapata Boophilus spp.

Las acciones del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), consisten en inspecciones físicas, pruebas de diagnóstico, aplicación de vacunas y cursos de capacitación a técnicos y productores.

En el 2020, los médicos veterinarios oficiales tomaron 8,656.231 pruebas de tuberculina (2,831.000 más en que 2019), para descartar la presencia de la enfermedad en diversas zonas del país, acción indispensable para la movilización y exportación de reses.

El trabajo preventivo derivó en mayor porcentaje de sacrificio de reses en rastros Tipo Inspección Federal (TIF), al pasar de cuatro millones 758 mil 202 en 2019, a cuatro millones 790 mil 898 cabezas en 2020.

El avance individual de los productores, principalmente de pequeña escala, generó un incremento en el registro de hatos libres, el cual les facilita acceder a los programas de fomento o incentivos económicos por la venta de leche. El periodo cerró con siete mil 405 hatos libres vigentes, que significan 918 mil 253 cabezas de ganado.

Estas acciones permiten que 86.12 por ciento del territorio nacional se encuentre en fase de erradicación de tuberculosis bovina, con una prevalencia menor al 0.5 por ciento.

Senasica reconoció en fase de erradicación de palizada a Campeche; y a los municipios de Guanajuato y Dolores Hidalgo, en el estado de Guanajuato.

Respecto a la brucelosis, los técnicos de la Sader, tomaron 4,389.254 pruebas en bovinos, 330,411 en ovinos, y 355, 045 en caprinos, y vacunaron a 355,903 bovinos, 174,235 caprinos, y 70,487 ovinos.

Los avances en la Campaña Nacional contra la Brucelosis en los animales han permitido que 12.92 por ciento del territorio nacional se encuentre reconocido como libre, el 28.99 en erradicación y el 58.09 por ciento en fase de control.

Durante 2020, Senasica reconoció en fase de erradicación de esta enfermedad a 49 municipios de Oaxaca y los municipios de Guanajuato y Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Otras de las acciones que se han intensificado son las concernientes a la Campaña Nacional para el control de la garrapata Boophilus spp, la cual permite que el 30.60 por ciento del territorio nacional esté catalogado como zona libre del ectoparásito, el 3.44 en fase de erradicación y el 65.96 por ciento en control.

Durante este periodo, los técnicos del Senasica inspeccionaron y trataron 251,429 bovinos, cinco por ciento más que en 2019. Asimismo, brindaron 176 capacitaciones a productores sobre el ectoparásito y sus efectos en la ganadería.

Los médicos veterinarios llevaron a cabo la vigilancia activa de la rabia paralítica en bovinos y otras especies ganaderas, una enfermedad endémica en 26 estados del país.

El 55.87 del territorio es zona libre y el 44.13 restante corresponde al estatus de zona bajo control, en la cual hay prevalencia por la presencia de murciélagos hematófagos que transmiten la enfermedad al ganado.

En 2020, los técnicos aplicaron un 1,839.100 vacunas en zonas de alto riesgo, y realizaron 2,199 operativos de captura para el control del murciélago a fin de disminuir las agresiones a los rumiantes.

El organismo de Agricultura confirmó 301 casos positivos, 268 de ellos en bovinos, 13 en equinos, 15 murciélagos, dos ovinos, un coatí, un venado y un zorrillo.

Para mayor comprensión de los efectos de la enfermedad y las mejores acciones preventivas, el Senasica operó 917 capacitaciones a 9,809 productores de las regiones endémicas de la rabia paralítica. (Redacción MEXICAMPO).