El presidente de la Comisión de los Derechos de la Niñez, de la Cámara de Diputados, Jesús Valencia Guzmán afirmó que poco más de dos millones de niñas, niños y adolescentes están en situación de trabajo infantil, por lo que pidió a los tres órdenes de gobierno sumar esfuerzos para disminuir paulatinamente la cifras.

Durante el foro “Trabajo Infantil y Desarrollo. Hacia una Agenda Legislativa” el parlamentario demandó hacer un esfuerzo mayor con la finalidad de construir una agenda legislativa en torno al desarrollo regional y nacional, puesto que  hoy en día es una realidad el trabajo infantil y se acentúa más en los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Ante el subsecretario de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo federal, Ignacio Rubí Salazar; el director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Thomas Wissing; la coordinadora General de Ririki Intervención Social, SC, Nashieli Ramírez Hernández; así como de las y los diputados del GPPRD, Rafael Hernández Soriano y María Luisa Beltrán Reyes, el presidente de la Comisión de los Derechos de la Niñez, propuso articular agendas locales junto con diputados federales en la búsqueda de construir estrategias para la prevención y erradicación del trabajo infantil, porque “hoy en día el número de niñas y niños que trabajan en el mundo sigue siendo extremadamente elevado.niños

“Se trata de un mal universal en constante reto al estado y México no es la excepción; si bien es cierto que se han realizado esfuerzos sin precedentes en los últimos años para combatir este mal, la realidad parece empeñarse en demostrar lo contrario”, subrayó.

Añadió que los adolescentes se involucran a temprana edad en una actividad productiva, lo cual obedece a una necesidad económica y como complemento al ingreso familiar; es una de las principales causas del trabajo infantil.

El parlamentario indicó que “estamos en un país con carencias importantes, donde lamentablemente muchos niños y adolescentes tienen la necesidad de salir a temprana edad a trabajar, con el correspondiente riesgo de abandonar los estudios o de inmiscuirse primero en algún tipo de adicción o después en cuestiones delincuenciales”.

Por ello, demandó apostarle a la prevención del trabajo infantil, la cual debe estar ligada a acciones que estén determinadas y señaladas como obligatorias que se deben de llevar a cabo desde el ámbito local y que estén exactamente direccionadas a contribuir a la prevención y erradicación del trabajo infantil, además de establecer en la ley mayores sanciones a quienes empleen a menores de 15 años de edad fuera del ámbito familiar, puntualizó.

En su oportunidad, la diputada María Luisa Beltrán Reyes comentó que en México cinco de cada 10 niños trabajan o laboran más de 35 horas a la semana, sin obtener ingreso económico alguno. Añadió que debido a esto, la tasa de deserción escolar aumenta, así como las violaciones de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Por ello, informó que trabajará en conjunto con los diputados y los expertos en la materia, para lograr una agenda legislativa en torno al trabajo infantil.

Por su parte, el también diputado perredista, Rafael Hernández Soriano, reconoció que en México hay políticas públicas a favor de la erradicación del trabajo infantil. Sin embargo, propuso la revisión de estas porque, principalmente en provincia, los padres de los menores ocupan el dinero que se les destina para sí mismos.

Añadió que es importante enfocarse en el asunto del trabajo doméstico en menores de edad,  porque los padres de familia obligan a sus hijos a ayudar en labores del hogar que conllevan esfuerzo físico y que, a su vez, cooptan la educación escolar básica de los niños.

Finalmente, exhortó a las autoridades a localizar centros laborales donde se empleen a menores de edad para el trabajo de campo, de oficina o en fábricas, con la finalidad de tener un diagnóstico certero e incluirlo en la Agenda Legislativa sobre el Trabajo Infantil.