Ciudad de México, 4 de julio.-​Fitomejoradores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACH) y del Colegio de Postgraduados (Colpos) desarrollan nueve variedades de dalia, mientras que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Estado de México trabaja en tres variedades de rosa.

​En el marco del foro virtual Observancia de los derechos de Obtentor; Variedades Vegetales Ornamentales en México, se dio a conocer que México es centro de origen del 10 por ciento de plantas en el mundo, con más de 600 especies de uso ornamental en el mercado nacional e internacional.

Bajo la coordinación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural expertos de organismos públicos, universidades y centros de investigación trabajan en el mejoramiento de 10 grupos de familias de flores ornamentales, cuyas variedades serán resistentes a altas temperaturas, limitaciones hídricas, plagas y enfermedades.

Especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y la UACH laboran con 10 variedades de Nochebuena y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan cinco variedades de echeveria.

En el marco del foro virtual Observancia de los derechos de Obtentor; Variedades Vegetales Ornamentales en México, se dio a conocer que México es centro de origen del 10 por ciento de plantas en el mundo, con más de 600 especies de uso ornamental en el mercado nacional e internacional.

El director de Planeación Agrícola de la Secretaría, José Mejía Muñoz, afirmó que la producción de plantas, a través del mejoramiento, permite la obtención de variedades resistentes a altas temperaturas, limitaciones hídricas, plagas, enfermedades y estrés osmático, entre otros.

Señaló que los pilares del mejoramiento involucran coordinación entre el fitomejorador, el productor y el consumidor, para garantizar el desarrollo de una variedad, mayor rentabilidad, ciclos cortos, inducción floral controlada y resistencia a factores adversos, con un diagnóstico del mercado y demanda en cada sector.

Dijo que el consumidor obtiene mayor vida de su ornamental en el florero, diversidad de colores, formas, aroma, tamaño de plantas y beneficios ambientales como la captación de gases de efecto invernadero, mientras que al fitomejorador se le garantizan sus derechos de obtentor, retribución por el uso de sus variedades y preferencia en el mercado.

Cada año se registran mil nuevas variedades de ornamentales en el mundo, lo que indica que es la de mayor cantidad de innovaciones en el rubro de vegetales. La rosa destaca en los procesos de innovación, en la preferencia del consumidor, y tienen un alto potencial en los mercados, anotó Mejía Muñoz.

El también fitomejorador de plantas nativas y nuevas variedades de dalia y Nochebuena precisó que, en 2020, el número de solicitudes de nuevas variedades por sector fue de mil 592 en el caso de ornamentales (45.2 por ciento); agrícolas de mil 005 (28.5 por ciento); vegetales, 682 (19.3 por ciento), y frutales, 246 (6.9 por ciento).

Resaltó que la Secretaría también impulsa la producción y disponibilidad de semillas de calidad, a través de la coordinación interinstitucional y las alianzas público-privadas, enfocadas al fortalecimiento de los esquemas de multiplicación, desarrollos tecnológicos, validación con productores y licenciamiento de variedades.

El representante del Consejo Mexicano de la Flor, Federico Martínez Martínez, destacó que entre las ventajas de la semilla certificada están el crecimiento más rápido y uniforme, menos perdida de plantas, floración y cosecha temprana, mayor rendimiento por metro cuadrado, mecanización y menor riego de plagas y enfermedades.

Subrayó que los productores de ornamentales solicitan un material que permita tener un cultivo libre de plagas, con un crecimiento uniforme y un mayor rendimiento, así como la demanda de su producto en los mercados nacional e internacional.