Home » OPINIÓN » COLUMNA » No sólo se asesina a un periodista con balas

No sólo se asesina a un periodista con balas

Palabras JJustas

Lulú Ovilla

También se asesina de manera virtual, una nueva modalidad que ha sufrido Vinicio Pórtela y la primera que se registra en el país.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas a 18 de noviembre de 2019.-Ya como nueva Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, a su salida del recinto, fue abordada por periodistas para que diera sus primeras declaraciones y explicara que va hacer al respecto con la muerte de 18 periodistas tan solo en este sexenio del Presidente López Obrador, sin embargo en lugar de responder, hizo una pregunta ¿Han asesinado periodistas?, causando gran indignación dentro del gremio.

Los reporteros le hicieron ver el grave problema que existe en México, y que a su llegada deberá de enfrentar el asesinato de periodistas, recordándole uno de los reporteros que el 2019 ha sido uno de los años más violentos para los comunicadores, pero ella solo ha dicho que recuerda los asesinatos pero de los sexenios anteriores, con un desconocimiento quizás fingido para no dejar mal para a su jefe Andrés Manuel, dijo lo que dijo.

Pero ante tal declaración, solo unas horas después empezaron a llegar quejas a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los primeros fueron la Organización de Periodistas Desplazados de México, en dicha queja, se le  hace referencia de nuevo que, México se ha convertido en uno de los países más violentos del mundo para ejercer el periodismo, de no creer que esto sea cierto, vulneraria los derechos de las víctimas y la de sus familias.

Aunque entre protestas, gritos, jaloneos, se dio su toma de protesta, ya es la nueva Comisionada de los Derechos Humanos, Rosario Ibarra, tiene un desafío y será su obligación conocer a fondo la situación de todos los derechos humanos de nuestro país, incluyendo la situación de violencia contra las y los periodistas, ya que en nuestro país cada 17 horas se registra una agresión contra algún comunicador y en este 2019 van 10 de ellos asesinados.

En nuestro país se vive una grave crisis de derechos humanos y la deuda data desde el 68 con el movimiento estudiantil en Tlatelolco, los casos de Tlataya, los 43 de Ayotzinapa, etc., etc., las victimas en desapariciones forzadas y asesinadas, quieren la verdad de lo que realmente ocurrió, son demasiadas muertes, demasiada injusticia y es una herida que no está cerrada mientras se siga ocultado los hechos reales.

Pero la muerte física de comunicadores no es la única muerte que estamos viviendo, también ya existe una nueva modalidad de matar a un periodista, tal fue el caso de Vinicio Pórtela, quien ejerce el periodismo y también tiene la carrera de abogado, hace aproximadamente una semana le dieron “muerte virtual”, en sus redes sociales, se había convertido en el incómodo de cierto político y había que desaparecerlo.

Vicio Pórtela le achaca la acción perversa al abuelo  del ex Gobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello, el Señor Fernando Coello, ya que fue desmentido con documentación muy bien fundamentada la nota donde dice que Don Fernando se ostenta como Asesor y tiene una oficina alado de la de su nieto en la Cámara de Senadores.

Según Vinicio Pórtela, Don Fernando Coello, anda haciendo giras por todo el país, con un gafete que supuestamente la Cámara de Diputados le otorgo para hacer cualquier negociación que se le pueda ocurrir para beneficio propio, en las oficinas de transparencia tal cargo que se hace ostentar Don Fernando Coello, no existe en su sistema, pero poner en evidencia tal acción es lo que puso furibundo al sexagenario político.

Tan seguro esta Vicio Pórtela de sus afirmaciones que ya ha entablado una demanda en contra del sexagenario político, Fernando Coello, ya que con la “muerte virtual”, de la que ha sido objeto, le han eliminado años de trabajo que fueron documentados en sus redes sociales, para explicarlo más fácilmente, videos, fotos,  notas, columnas, todo fue borrado no solo de sus cuentas sino de todos aquellos que contábamos con su información.

Que tan perversa actitud de Don Fernando Coello, que tuvo que pagar una cantidad de dinero bastante fuerte para poder eliminar del mundo virtual a Vicio Pórtela, afortunadamente solo fue una muerte cibernética, el joven periodista y abogado, se sacudirá el polvo, se levantara y empezara de cero, el mismo lo dijo, resurgirá como siempre y con más entusiasmo, haciendo lo que sabe hacer.

Es tiempo de romper el ciclo de la impunidad, los muertos del 68 lo exigen, los de Tlataya, los de Ayotzinapa, si se empieza a reparar los hechos del pasado, se puede empezar a caminar hacia la reconciliación con el presente, la justicia no es una cuestión económica, es una cuestión de justicia verdadera, no simulada o de fabricación.

Que la llegada de Rosario Piedra Ibarra a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, no sea más de lo mismo,  que desmienta lo que los opositores dicen, que sería lo más justo ante una llegada tan polémica, que no se olvide que también su hermano clama justicia desde su tumba, que llegue a la verdad de lo que le paso, para que el Presidente López Obrador, le regrese la medalla a su madre.

Que su llegada no quede entre dicho y en especulaciones o sea un pago para callar la verdad de todas las desapariciones forzadas, incluida la de su hermano, o asesinatos, de periodistas mujeres y hombres, también están los feminicidios, que difícil será romper el ciclo de la impunidad, pero que fácil será si sus servicios los pone a disposición del pueblo y no a la del ejecutivo, le demos el beneficio de la duda.

En cuanto a la “muerte virtual” que sufrió Vinicio Pórtela, primera en Chiapas y la primera que se registra en México, es un gran desafío para la nueva Comisionada Rosario Piedra Ibarra, ya que esto también es un asesinato al trabajo profesional de un periodista y también es el camino para que otros políticos que se sientan amenazados en sus intereses, actúen como lo ha hecho Don Fernando Coello.

La Reconciliación con una institución como la de Derechos Humanos, que ha violado más derechos que en ningún otro país, se le debe de poner fin, si la intención es acabar con la impunidad, los cambios se verán cuando los índices por asesinatos a periodistas o a cualquier ser humano disminuya en México, se debe de proteger el trabajo profesional de los comunicadores, no se caya la verdad, matando periodistas.

Nos leemos el próximo lunes.

Ir a la barra de herramientas