La Comisión Permanente del Congreso de la Unión estableció un punto de acuerdo para que la SAGARPA informe sobre la situación en que se encuentra la apicultura del país, así como las medidas instrumentadas para alentar la producción.

Diputados y senadores alertaron que el uso de pesticidas y fungicidas para el combate de plagas ha debilitado a la apicultura nacional, y de ocho mil apiarios existentes hoy sólo hay alrededor de 1400.

La miel es considerada esta considera como uno de los “productos estrellas” de las exportaciones mexicanas, ya que de enero a mayo del año en curso, de acuerdo a datos oficiales, las ventas al exterior se derrumbaron 52 por ciento, respecto al mismo período del 2015 en que sólo se lograron exportar 1863 toneladas.apicultura

El llamado de los legisladores lo interpretaron como de auxilio, toda vez que la SAGARPA a respondido con pasividad. Señalaron que la autoridad “no controla el uso de pesticidas, por lo que atribuyen  los apicultores la muerte de las abejas por la aplicación de los agroquímicos”.

El punto de acuerdo subraya la importancia de las abejas en los ecosistemas del país, dado que su eventual desaparición generaría una crisis alimentaria. Destacaron que en los estados de Chihuahua, Durango, Coahuila, Zacatecas y Querétaro, miles de insectos ya no regresan a sus colmenas, mientras que en Yucatán y Campeche, muchas colonias han muerto e incluso han desparecido apiarios.

Hicieron notar que la desaparición de abejas es un fenómeno que está ligado al uso “neonicotinoides”, que se utilizan como insecticidas.

Las abejas son fundamentales para el equilibrio del medio ambiente y constituyen una de las especies más importantes entre los diferentes insectos, aves y otros animales. De ahí la conciencia social sobre la realidad actual que debe conducir a generar políticas públicas que tengan el objetivo de conservar la bodiversidad, y con ello la  preservación y conservación del medio ambiente, de manera sustentable, concluyeron.