Categorías
Agenda nacional SALUD

Diabetes y obesidad recrudecen padecimiento de la COVID-19

Ciudad de México a 17 de septiembre de 2020.-Enfermedades como la diabetes y la obesidad tienen impacto en la severidad de la COVID-19, mas no en la posibilidad de infectarse, coincidieron en señalar especialistas del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM.

María Teresa Tusié Luna aseguró que una persona puede estar contagiada sin desarrollar la COVID-19, y quizá sin complicación alguna, aunque esto dependerá de factores genéticos, ambientales y, por supuesto, de comorbilidad (dos o más enfermedades en el individuo).

Aseveró que la posibilidad de infectarse o no, depende de  condiciones demográficas, lugar de residencia, tipo de trabajo, horas de permanencia en transporte público, la cercanía con diversas personas, entre otras.

En su oportunidad, Carlos Alberto Aguilar Salinas, dijo en el programa “La UNAM Responde”, de la televisora universitaria, que en particular los adultos jóvenes de 20 a 40 años de edad que padecen obesidad y diabetes (sin saberlo), son quienes tienen mayor posibilidad de enfrentar una situación compleja.

“La obesidad favorece a una enfermedad más grave por COVID-19, debido a varios mecanismos, uno de estos es que las personas en esta condición tienen un estado inflamatorio crónico, que el paciente no lo percibe, no causa síntomas, pero en las células existe un aumento de la expresión de algunas proteínas que utiliza el virus para ingresar a los pulmones y dañarlos”, precisó.

Para María Teresa Tusié la atención temprana de estas enfermedades es vital, pues en el caso de la diabetes –considerada crónica-degenerativa–, se asocia con otras, lo cual afecta más la salud de la persona.

De acuerdo con Aguilar Salinas, director de Nutrición en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), en el país hay alrededor de 10 millones de mexicanos con esa afección y 75 por ciento de los adultos tiene sobrepeso. Además, 20 por ciento de los diabéticos comenzó con la enfermedad en su etapa de juventud.

“Esto reduce la calidad de vida, termina siendo un reto para la persona y sus familias, y ahora es un desafío extra al interactuar con el virus”.

Aguilar Salinas sostuvo que un factor de prevención de diabetes y obesidad es alimentarse sanamente y realizar ejercicio; “cada persona debe asumir la responsabilidad de su salud”.

Interacción

La diabetes y las enfermedades crónicas son la primera causa de muerte en México; una cuarta parte de los adolescentes y una tercera de los niños padecen sobrepeso, lo cual aumenta la discapacidad y la dependencia, expuso Carlos Aguilar.

“Las personas que tienen diabetes y que son jóvenes, deben tener un control adecuado de su enfermedad y acudir con sus médicos para que logren la pérdida de peso y mantener un control -a largo plazo-, de glucosa, presión arterial, niveles de colesterol y triglicéridos, que por el confinamiento muchas de ellas han dejado de acudir a sus unidades médicas y en casos extremos han suspendido los medicamentos”, refirió.

Agregó que la posibilidad de presentar diabetes por factores genéticos se incrementa de generación en generación; particularmente sucede en la población mexicana debido a que tiene un sustrato genético  importante.

Categorías
Agenda nacional mirilla legislativa

Alarmantes los resultados de la ENSANUT: Ramírez Cuellar

Ciudad de México a 13 de diciembre de 2019.-Los alarmantes resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, obligan a legislar a favor de la salud pública de la población mexicana y revisar la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), en bebidas azucaradas, alcohol y tabaco, afirmó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Alfonso Ramírez Cuéllar.

El diputado detalló que las estadística muestran que tres de cada cuatro personas mayores de 20 años en nuestro país presentan problemas de sobrepeso u obesidad, pues la población mayor de 20 años pasó de 71.3 por ciento en 2012 a 75.2 por ciento en 2018; mientras que la población de 12 a 19 años aumentó de 34.9 por ciento a 38.4 por ciento; y la de 5 a 11 años de 34.4 por ciento a 35.6 por ciento.

Por lo anterior, Ramírez Cuellar lamentó que en 2019 se perdiera la oportunidad de revisar el IEPS de bebidas azucaradas, alcohol, tabaco y alimentos no esenciales, con alto contenido calórico, y que no se legislara a favor de la salud desincentivando su consumo.

“México se encuentra en los primeros lugares de prevalencia mundial de obesidad y sobrepeso, por lo que es necesario establecer políticas públicas para atender esta problemática. No debemos ser irresponsables e ignorar los alarmantes datos que la ENSANUT 2018 ha dado a conocer. Tenemos que hacer algo por desincentivar el consumo de bebidas y alimentos azucarados, además de recaudar más para el sector salud”, declaró Ramírez Cuéllar.

El presidente de la Comisión de Presupuesto también señaló que el consumo de alcohol entre adultos (20 años en adelante) aumentó en casi 10 puntos porcentuales respecto de los datos observados en 2012 y recordó que su consumo está asociado con mayor riesgo de accidentes, cáncer de mama, pérdida de productividad, deterioro cognitivo en edades avanzadas, entre otros.

Respecto del tabaco señaló que su consumo se asocia con más de 60 mil muertes al año y al igual que el alcohol, implica la pérdida de productividad laboral.

El diputado indicó que el IEPS de bebidas azucaradas, alcohol, tabaco y alimentos no esenciales con alto contenido calórico son impuestos que tienen como propósito corregir externalidades o “fallas de marcado”, además de reducir el consumo de los mismos.

Por último, enfatizó en que los recursos recaudados por estos conceptos deberán destinarse a fortalecer el sistema de salud y manejarse bajo un principio de transparencia y máxima publicidad, etiquetándolos para rubros como promoción, prevención, detención, tratamiento de sobrepeso, obesidad y enfermedades degenerativas.

Categorías
Agenda nacional SALUD

DIF Zacatecas apuesta a reducir sobrepeso y obesidad en niñez

Villa de Cos, Zacatecas; 31 de octubre de 2019. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en México entregó al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia en Zacatecas, los resultados del piloto implementado en 10 escuelas del semidesierto para impulsar una alimentación escolar saludable.

Lina Pohl, Representante de la FAO en México, destacó que el trabajo conjunto de la Agencia de las Naciones Unidas y DIF Zacatecas logró construir un modelo de alimentación escolar saludable para el programa de desayunos escolares que puede ser replicado a nivel nacional, fortalecido con las recomendaciones de política pública emitidas por la FAO.

“Zacatecas dio el ejemplo, nosotros acompañamos este esfuerzo de cómo podemos hacer las cosas para cambiar estos indicadores de sobrepeso y obesidad que ya son una epidemia en el país”, afirmó la funcionaria internacional.

Cristina Rodríguez de Tello, Presidenta Honorífica del DIF Zacatecas, expuso que los resultados del proyecto se lograron con la decidida participación de alumnos y alumnas, padres y madres de familia, docentes, los Sistemas DIF Municipales, Estatal y Nacional, así como la FAO.

“Decidimos apostar en la educación, pues con ella las personas se fortalecen y liberan, despegan en todos los aspectos. Creemos que esta experiencia rendirá frutos. Ya las mamás quieren que esto mismo se aplique desde el kínder”, expuso Rodríguez de Tello.

En el diagnóstico inicial realizado a 400 niñas y niños de las escuelas que participaron en Zacatecas, se identificó que el 4% de los menores presentaban anemia y 3 de cada 10 tenían sobrepeso u obesidad.

Desde febrero de este año se instalaron 10 huertos pedagógicos escolares como una herramienta didáctica para el aprendizaje vivencial, a través de los cuales se sensibilizó a madres de familia, docentes y a las y los alumnos, quienes se organizaron para instalarlos y darles mantenimiento, favoreciendo la educación alimentaria y nutricional de niñas y niños.

Así también, se implementaron 193 talleres sobre educación alimentaria y nutricional a través de los cuales se capacitaron a 125 madres de familia, 200 menores y 10 docentes. Las sesiones educativas se desarrollaron con la metodología de aprender haciendo con temáticas para reconocer la importancia del consumo de agua, realizar actividad física y disminuir el consumo de azúcar, entre otros.

 

Categorías
Agricultura Agro nacional

Inaceptable la situación de salud México, se debe revertir la crisis: VSC

  • El subsecretario de la Sader, Víctor Suárez, afirmó que la interacción sectorial se fortalece para tomar medidas que permitan revertir la crisis de salud pública que vive el país.

  • Los especialistas Abelardo Ávila Curiel y Dieter le Noir destacaron la necesidad de generar conciencia para reducir el consumo de alimentos procesados y fortalecer el cultivo de alimentos y plantas nativas.

Ciudad de México a 01 octubre de 2019.-La situación de salud en México, con epidemia de obesidad y sobrepeso, y las enfermedades crónicas asociadas –diabetes, síndrome metabólico e hipertensión, presentes incluso en las poblaciones infantil y agudizada en la rural—, llegó a un punto inaceptable, por lo que el Gobierno Federal estableció un estrecho vínculo entre las autoridades de Salud, de Agricultura y de Medio Ambiente para atender el tema, que avanza con medidas concretas para revertir las tendencias alimentarias nocivas.

Un elemento que diferencia al gobierno actual de sus antecesores es que las decisiones de política pública se están tomando con independencia del poder económico, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera.

Al participar en la tercera conferencia del ciclo Autosuficiencia Alimentaria e Innovación Tecnológica con Prácticas Sustentables, abundó que “en los pasados gobiernos pudo haber diagnósticos que evidenciaran la crisis de salud pública, pero el poder político estaba capturado por los intereses de la industria”.

Afirmó que el Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación y Medio Ambiente (GISAMA) está dando pasos para su formalización y así dar sustento legal a sus decisiones. “Buscamos un sistema agroalimentario justo, saludable y sustentable”, agregó.

En el encuentro, el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, Abelardo Ávila Curiel, informó que hace décadas se pronosticaba la tendencia a la obesidad de la población por la penetración de alimentos procesados con altos contenidos de azúcar, sodio y grasas saturadas en el mercado, incluso en zonas rurales y pobres y en los entornos escolares.

“Permitimos la hipertrofia de un sistema alimentario que tiene un volumen de ventas de 80 mil millones de dólares en México, con políticas fiscales de consolidación, de condonación de impuestos, con publicidad desproporcionada”, detalló.

Ante esta situación, el gobierno no tomó decisiones. Hoy se tienen avances sólidos, como el que “después de años de lucha de organizaciones civiles en pro de la alimentación sana y tras horas de diálogo en una mesa para modificar la Norma Oficial Mexicana 051, de etiquetado, se ha logrado que la industria acepte la etiqueta octagonal de advertencia frontal sobre la presencia alta de azúcares, sodio, grasas y grasas saturadas, y de alimentos no recomendables para los niños”, subrayó.

Para que esta definición normativa quede en firme, dijo, lo que viene ahora es una consulta pública.

Paralelamente, se trabaja en la modificación de la Ley General de Salud que considere a este etiquetado. “Así tendremos un acto de ejercicio de la autoridad, que es la responsable de garantizar la salud pública”, lo que será un primer paso para que los niños puedan entender los etiquetados y para que se elimine de la publicidad el uso de personajes que abusan de la fantasía infantil, sostuvo Ávila Curiel.

“Falta más por hacer, como es rescatar en nuestros hábitos alimenticios todo aquello que no está etiquetado, lo que produce la agricultura campesina, además de generar programas de vigilancia epidemiológica, avanzar en la agricultura sustentable, cambiar el ambiente de las escuelas y sus entornos –que hoy es obesigénico—, pero vamos en el camino correcto: se está dando una coordinación entre gobierno y sociedad. Tenemos la conciencia de que estamos haciendo lo que debió iniciar hace 50 años”, apuntó.

Ávila Curiel, quien ha sido responsable de las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición (Ensanut) que miden la talla y peso de los niños, indicó que la falta de acción gubernamental para enfrentar la desnutrición infantil propició su aumento, añadió.

Precisó que la tendencia de abatimiento de la desnutrición que ocurre en México registra fundamentalmente lo que ocurre en zonas urbanas.

En las zonas indígenas y rezagadas, como la Montaña de Guerrero y lugares de Oaxaca y Chiapas, la desnutrición infantil y mortalidad sigue siendo extremadamente alta y grave, misma condición de hace 50 años. Si bien se observan niños con talla baja y peso alto, esto revela obesidad y desnutrición, subrayó.

“Tenemos una obesidad que golpea a la pobreza. Entre 2002 y 2012, impulsado por las transferencias condicionadas del programa Prospera, la población duplicó su consumo de productos chatarra. La Ensanut 2016 reveló que las mujeres en edad reproductiva en el medio rural tienen más tendencia a la obesidad que en el medio urbano y la obesidad viene acompañada de daño a la salud. Los datos de defunciones por diabetes son evidentes: en 1970 morían 36 personas por cada cien mil y en 2015 la tasa ya era de 129”, advirtió.

El presidente de la Fundación Valle La Paz, del Estado de México, Dieter le Noir Guyot, habló de la relación entre la salud de los recursos naturales y la interna de los humanos.

Observó que siete de cada 10 mexicanos mueren por un síndrome metabólico, por la mala calidad de los alimentos que consumimos. “Tenemos que recapacitar y entender que los alimentos procesados son la causa y que no habrá sistema de salud ni dinero que puedan arreglar el desajuste, por lo que tenemos que aplicar un cambio”, sugirió.

“México es el cuarto país megadiverso del planeta y contamos con alimentos y plantas que nos podrían permitir salir de la crisis. Esos alimentos son los que debemos cultivar, para cultivar nuestra tierra y cultivarnos interiormente en salud. Tenemos un bono demográfico, pero si se mantiene la tendencia en la que vamos ocurrirá que la gente no podrá trabajar por problemas de hipertensión, cardiovasculares o diabetes. Queremos que los jóvenes entren al mercado laboral con vitalidad, fuerza y menos necesidad de sistemas de salud”, finalizó Le Noir.

Categorías
Agricultura agrointernacional

Urge etiquetado frontal de advertencia para combatir obesidad: FAO

Ciudad de México, 30 de septiembre de 2019. Adoptar un etiquetado frontal de advertencia claro y de fácil comprensión es una de las medidas más urgentes que México debe llevar a cabo para revertir la emergencia nacional de salud por sobrepeso y Urge etiquetado frontal de advertencia para enfrentar sobrepeso y obesidad.

Es necesario regular el etiquetado de alimentos para que este oriente de manera sencilla, rápida y efectiva la decisión de compra, evite mensajes engañosos, alerte sobre los contenidos de los productos y facilite al consumidor elecciones más saludables.

En rueda de prensa el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres; la Representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), Lina Pohl; el Representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) / Organización Mundial de la Salud (OMS),  Cristian Morales; y el Representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Christian Skoog; manifestaron su beneplácito por el interés tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo para que en el país se adopte un nuevo etiquetado de alimentos que sea claro y fácil de comprender.

El etiquetado frontal de advertencia propuesto para México busca informar sobre excesos de azucares, sodio/sal, grasas y grasas saturadas, y que éste pueda ser comprendido por toda la población, incluyendo niñas, niños, adolescentes y adultos. Éste ha sido formulado con base en evidencia y mejores prácticas por expertos de salud pública en el país.

El etiquetado es una herramienta fundamental que conjuntamente con otras políticas e intervenciones complementarias han demostrado efectos positivos e importantes en la reducción del sobrepeso y obesidad.

Dentro de dichos esfuerzos adicionales, las agencias de Naciones Unidas resaltan la importancia de fortalecer el sistema alimentario para que éste sea sostenible y promueva un adecuado acceso a productos saludables para toda la población. También resaltan el rol de las escuelas en la promoción de entornos saludables mediante la promoción de hábitos y alimentación saludable.

Adicionalmente, FAO, OPS/OMS y UNICEF, enfatizan el llamado a que, en las discusiones sobre el etiquetado de alimentos, se reconozca el interés superior de la niñez y que su salud y bienestar esté por encima de intereses comerciales y económicos, dado que es un principio señalado en la Convención de los Derechos del Niño, ratificada por México en 1990, y reconocido además en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Ley General de los Niñas, Niños y Adolescentes.

Según la Encuesta Nacional de Salud 2012 México es uno de los países con mayor consumo de productos ultra procesados en todo mundo, y quienes más consumen estos productos en el país son los niños, niñas y adolescentes. Alrededor del 40% de la ingesta de calorías de preescolares proviene de dichos productos, mientras que para adolescentes es 35% y para adultos 26%.

En México, entre el 58% y el 85% de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67% y el 92% lo tiene de grasas saturadas, de acuerdo con los parámetros de la OPS/OMS.

Categorías
Agenda nacional SALUD

Obesidad en padres acentúa diabetes e infertilidad en hijos y nietos

  • Esta condición puede ser transmitida a los hijos y nietos, independientemente de su condición nutricional

La obesidad favorece el desarrollo de patologías graves como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer; también tiene impacto negativo en la fertilidad, al detonar alteraciones reproductivas. Estos efectos podrían ser adquiridos durante el desarrollo embrionario y manifestarse en generaciones posteriores, señalaron expertos del Departamento de Embriología y Genética de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

En México, la obesidad y el sobrepeso constituyen un grave problema de salud pública y no se cuenta con estrategias efectivas para su atención y prevención. El 72 por ciento de los adultos padece sobrepeso o algún grado de obesidad, así como el 70 por ciento de los niños.

Por ello, los universitarios desarrollan una línea de investigación encaminada a determinar el papel transgeneracional de esa condición y su implicación en los trastornos de la fertilidad y del metabolismo.

La obesidad tiene repercusiones en la fertilidad debido al estrés oxidativo, el estado proinflamatorio crónico y los trastornos en la regulación hormonal del eje hipotálamo-hipófisis-gónada. Además, se relaciona con afectaciones al desarrollo de los espermatozoides y del ovocito, e influye en el éxito de la implantación del óvulo fecundado; incluso perjudican el desarrollo del producto en la etapa intrauterina y posnatal.

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2018 en México el gasto relacionado con el tratamiento de la obesidad y sus consecuencias se calculó en siete mil 800 millones de dólares.

La atención de ambos factores de riesgo –prevención y consecuencias– en el sector público y privado es costosa, a tal grado que las instituciones están rebasadas, en cualquier país, incluido México, el segundo con altos índices de obesidad y sobrepeso, puntualizaron Verónica Haydée Lugo Martínez, José René Escalona Mugica, Carlos Alfonso Larqué Velázquez y Guadalupe Sánchez Bringas, investigadores del Departamento de Embriología de la FM.

René Escalona destacó que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para adquirir el síndrome de ovario poliquístico, tener menor potencial reproductivo y dificultades para concebir o perder el producto. “Todos los aspectos de la reproducción se ven directamente afectados por el sobrepeso, desde el ciclo hormonal hasta la implantación”.

En tanto, Haydée Lugo explicó que para identificar factores involucrados en la señalización de la leptina, hormona producida por los adipocitos (células grasas), presente también en el hipotálamo, ovario y placenta, se utiliza en laboratorio un modelo animal de obesidad para estudios transgeneracionales.

“Esto permitirá sentar las bases para el diseño de estrategias terapéuticas personalizadas y dirigidas al restablecimiento de la tasa de fertilidad de personas con sobrepeso y obesidad”.

Además, el carácter transgeneracional del estudio hará factible pronosticar los efectos de la leptina en la fertilidad de generaciones nacidas de madres o padres obesos, destacó.

A los animales del modelo biológico se les induce obesidad mediante una dieta alta en grasas, después son apareados con animales control y su progenie; hijos y nietos, se alimenta con una dieta “normal”, es decir equilibrada. “Creemos que las modificaciones en los parámetros de fertilidad en padres obesos serán transmitidas a las siguientes dos generaciones durante el proceso de gestación”.

Los efectos de la obesidad no sólo dependen de la transmisión directa de los genes, sino de los mecanismos epigenéticos; es decir, de componentes que modulan la expresión de los genes y que pueden transmitirse de una generación a otra.

Carlos Larqué comentó que se desconoce cómo prevenir o revertir las alteraciones de estos mecanismos epigenéticos, por eso, uno de los objetivos del estudio es probar cuáles se presentan en los padres y se heredan a la progenie, aunque ésta se alimente de manera sana.

Haydée Lugo remarcó que se pretende demostrar que estos efectos pasan de generación en generación, “aunque no sabemos hasta cuál de ellas. Hemos planteado que es posible que trascienda hasta la tercera, aunque hay estudios que consideran hasta los biznietos”.

Aunque todo lo que se ha visto al respecto es en modelos animales, con muchas variables, esta línea de investigación permitirá obtener un mapa de los cambios mencionados para procurar revertir el problema y proyectar a futuro políticas públicas de prevención y atención, finalizó.

Categorías
Tecnología en el campo universidades

Carbohidratos del IPN para control de sobrepeso y obesidad

  • Provienen de fuentes frutales en estado inmaduro del que se puede extraer Almidón Resistente

Ciudad de México a 25 de junio de 2019.-Como una alternativa para controlar los problemas de sobrepeso y obesidad, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) analizan y elaboran alimentos con alto contenido de carbohidratos no digeribles, extraídos de fuentes poco comunes como zapote amarillo, mango y plátanos verdes, que son bajos en calorías y constituyen una opción más sana ante la presencia de la comida chatarra.

La doctora Edith Agama Acevedo, del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (CeProBi), explicó que los hidratos de carbono o carbohidratos son fundamentales en el equilibrio metabólico y en la provisión de glucosa al cerebro, músculos y células, pero se ha demostrado que su consumo en alimentos industrializados contribuye a ganar peso pues su absorción es tan rápida que genera una elevación inmediata de la glucosa en sangre y una consecuente conversión en grasa.

Por ello, la doctora en Ciencias de los Alimentos, explicó que en el CeProBi, además de analizar las macromoléculas de carbohidratos provenientes del almidón de maíz, arroz, trigo y algunos tubérculos como papa, camote o yuca, también han descubierto que otras fuentes como zapote amarillo, mangos y plátanos verdes contienen un alto contenido del llamado Almidón Resistente (AR).

Agama Acevedo, resaltó que el almidón es un compuesto sumamente importante para los seres humanos ya que nos proporciona energía, pero cuando es resistente (AR) no es digerido por el intestino delgado, entonces pasa directamente hasta el colon donde es fermentado por la microbiota y se convierte en parte de la fibra dietaria.

La investigadora del Departamento de Desarrollo Tecnológico del CeProBi señaló que los efectos benéficos del AR en la salud son ampliamente conocidos por el incremento a la movilidad del sistema digestivo que evita problemas de estreñimiento y produce saciedad. Además los productos de su fermentación y los ácidos grasos de cadena corta, están asociados con prevención de cáncer de colon y la disminución del colesterol, entre otros.

“Una forma de consumir alimentos con alto contenido de carbohidratos no digeribles para controlar los problemas de sobrepeso y obesidad, es a través de las pastas elaboradas a partir de harinas provenientes de fuentes frutales no convencionales como son el plátano y mango verdes, ya que contienen un bajo contenido calórico y se puede extraer una cantidad importante de AR sin comprometer las características nutricionales, de calidad de cocción y sensoriales”, subrayó.

Consideró que una ventaja adicional que presenta el zapote amarillo es que posee carotenoides que le dan su pigmentación, por lo que pueden utilizarse para hacer no sólo pastas sino también harinas, panes y pasteles, con un color agradable a la vista. Además, es importante resaltar que los carotenoides actúan con antioxidantes que protegen células, tejidos y órganos corporales contra el efecto nocivo de los radicales libres.

La integrante del Nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) destacó que aparte de los beneficios que aportan estos productos elaborados en el CeProBi al sistema gastrointestinal, también cuentan con antioxidantes y compuestos fenólicos que ayudan a evitar el envejecimiento de las células, evitan inflamación en el intestino y fomentan la presencia de la microbiota que produce butirato, un ácido graso asociado a la prevención de cáncer de colon.

Asimismo, en el Laboratorio de Análisis también trabajan para obtener y modificar carbohidratos que puedan ser utilizados para estabilizar emulsiones, con alto contenido nutricional y que son ampliamente utilizados en la industria alimentaria como mayonesa, aderezos para ensalada, helados, cremas, yogures, entre otros.

“A tres años de mi investigación, hemos logrado reducir el tamaño de las esferas hasta en cien micras, y en este momento trabajamos para lograr tamaños nanométricos, además de que también las estamos modificando para que mediante un compuesto químico mantenga la estabilidad de las emulsiones por un mayor tiempo”, apuntó.

La también maestra en Desarrollo de Productos Bióticos explicó que la importancia de desarrollar este trabajo es que al fabricar las emulsiones se utilizan tensoactivos sintéticos que, a veces no resultan del todo benéficos para la salud, por ello es importante introducir los carbohidratos de las plantas, que son una fuente renovable de materia prima.

Categorías
Agenda nacional SALUD

Un 30% de mujeres con sobrepeso piensan que es normal

La obesidad debe ser tratada seriamente y de forma integral, por eso IfaCeltics apoya a la realización de la educación médica continua para capacitar a los médicos sobre esta grave enfermedad a diferentes niveles y etapas de la vida de las personas.

Ciudad de México, México, 31 de mayo de 2019. En la actualidad 70% de los adultos padece sobrepeso y 30% de estas personas con sobrepeso piensan que es normal, explicó la doctora Martha Ontiveros, especialista del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, durante el Simposio extramuros: “Obesidad en la mujer: Retos de la salud a lo largo del ciclo de la vida”, que se llevó a cabo en días pasados en las instalaciones del INSP en Cuernavaca, Morelos.

Durante el simposio realizado por la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y apoyado por Ifa Celtcis, se habló que actualmente de las mujeres representan el grupo principal que padece sobrepeso y obesidad, situación que se comienza a ver desde la infancia, pero que se incrementa alarmantemente en la adolescencia y edad adulta.

Los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de medio camino (ENSANUT MC), realizada en el año 2016, mostraron que la prevalencia de sobrepeso y obesidad abdominal en mujeres adolescentes y adultas es mayor en mujeres que en hombres (87.7% vs 65.4%).

Cabe destacar que las personas que padecen diabetes u obesidad son más vulnerables a tener depresión. La depresión está presente en al menos 3.3% de la población y se presenta principalmente en tres etapas de la vida, 17, 32 y 60 años y en muchas ocasiones se minimizan o se ignoran las señales confundiéndolas con estados de ánimo pasajeros.

Obesidad afecta distinto a hombres y mujeres

La doctora Ontiveros dijo que las causas de la obesidad en las mujeres obedecen a múltiples factores de género, como por ejemplo no practicar deporte desde la infancia factor que acelera el incremento de peso debido al sedentarismo en diversas etapas de la vida.

Añadió que existen etapas críticas como la adolescencia donde se debe intervenir para impactar en la vida adulta, ya que a partir de la adolescencia, las jóvenes se pueden deprimir dos veces más que los hombres y en las adolescentes obesas se incrementa 30% la depresión.

Entre muchas causas de la depresión en adolescentes se encuentran el abuso físico, la violación, el abuso psicológico y una situación desfavorable desde lo psicosocial, sobre todo cuando se reafirman estereotipos desde lo social donde la belleza es sinónimo de ser delgado y musculoso, dijo la especialista.

Añadió que ante este panorama es fundamental aplicar las intervenciones del estilo de vida desde la infancia y comprometer a la población a que se comprometa a un estilo de vida saludable y con un enfoque de género.

 “A un niño se le puede educar a que tome agua en lugar de bebidas con azúcar pero si sale a la calle y encuentra solamente refrescos, el esfuerzo no sirve de nada.”, así lo dijo el doctor Simón Barquera Cervera director del Área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, del Instituto Nacional de Salud Pública al enfatizar que para

combatir la obesidad se requiere apoyo de la sociedad y la industria alimentaria así como la modificación del ambiente.

Laboratorios Ifa Celtics, la empresa farmacéutica 100% mexicana con mayor trayectoria en el tratamiento ético de la obesidad, considera que la problemática de esta enfermedad requiere de una respuesta integral.

Categorías
Agricultura agrointernacional

Busca México reducir sobrepeso y obesidad infantil en escuelas

Con el liderazgo del SNDIF y el acompañamiento técnico de la FAO, se realiza el Foro Fortalecimiento de la Alimentación y Entornos Escolares Saludables, rumbo a una política pública alimentaria integral.

Ciudad de México, 16 de abril de 2019. La reducción de la malnutrición en niñas y niños de México, basada en la promoción de la alimentación y entornos escolares saludables, debe ser una prioridad y res­ponsabilidad compartida que requiere coordinación, políticas públicas y legislación propicias, además de capacidades institucionales y un alto compromiso político y humano, afirmó Crispim Moreira, Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante la inauguración del Foro.

“La escuela, representa un entorno primordial y significativo, tan solo después del hogar, contando con el potencial de influir o fortalecer hábitos de vida que repercutirán hasta su etapa adulta. Los programas y políticas escolares son importantes instrumentos para promover el desarrollo sostenible y respaldar los derechos de los niños a la alimentación, la educación y la salud”, expuso Moreira.

María del Rocío García Pérez, Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), recordó que el Registro Nacional de Peso y Talla en Escolares de México, levantado en los años 2015 al 2016, hizo visible el alarmante paso del 26.2% de niñas y niños con sobrepeso y obesidad en primer grado de primaria a 39.2% en esta condición en sexto grado de primaria.

“Por ello las secretarías de Educación y Salud trabajamos para que las escuelas se conviertan en espacios saludables, promovemos la activación física en todas las edades, la venta e ingesta de alimentos adecuados y el consumo de agua simple, además de la elaboración de un Recetario Intercultural”, afirmó García Pérez.

Durante el foro cerca de 100 expertos de diversas instituciones gubernamentales, académicas y de la sociedad civil dialogan para construir una estrategia interinstitucional para favorecer una alimentación saludable, sostenible y justa en el entorno escolar, contribuyendo al derecho a la alimentación y a una vida sana de la niñez mexicana durante esta etapa de la vida.

Los trabajos se desarrollan en base a cinco temáticas: Programas de alimentación escolar; Infraestructura para espacios alimentarios y bebederos; Educación alimentaria y nutricional; Regulación para la venta y publicidad de alimentos y bebidas en las escuelas; y Gobernanza y articulación.

Categorías
Agenda nacional mirilla legislativa

Propone modificar Ley de Salud para enfrentar obesidad y sobrepeso

El diputado Javier Hidalgo Ponce (Morena) propuso modificar la Ley General de Salud para realizar una evaluación y diagnóstico de la obesidad y sobrepeso en México, a fin de combatirlos con acciones eficaces, entre ellas, la promoción de la movilidad activa.

El Estado debe realizar diagnósticos de cada uno de los estados y municipios para saber dónde estamos parados y hacia dónde vamos, reconociendo los avances y retrocesos a través de un trabajo conjunto entre la Secretaría de Salud federal y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), apuntó.

En un comunicado, el legislador detalló que su iniciativa pretende agregar un capítulo completo a la citada ley donde se establezca la fórmula para lograr la reducción de este mal y con ello la prevención de las enfermedades.

Indicó que el Estado debe fomentar e incentivar “el hábito de consumir agua purificada, así como promover una dieta saludable entre la población”.

Añadió que su propuesta incluye el fomento de la actividad física, “de manera tal que pueda realizarse en los momentos de traslados a través de la movilidad activa. Es decir, caminando y utilizando la bicicleta”.

“A través de campañas, programas e infraestructura que permita caminar y usar la bicicleta de manera segura, confortable y accesible en nuestras ciudades, donde se abran temporalmente las calles a los habitantes para que disfruten de espacios saludables y gratuitos”, comentó.

Asimismo, reforzar este hábito con la leyenda: “Camina y usa la bicicleta”, en toda la publicidad de la industria automotriz efectuada por medios de comunicación masivos.

También sugiere incluir en la próxima reforma educativa la ampliación de las horas de actividad física en las escuelas primarias. “No es posible que queramos combatir la obesidad, cuando los niños solo disponen de una hora a la semana para eso”.