Como un éxito calificó José Narro Céspedes, las acciones de protesta que han ejecutado diversas organizaciones regionales de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), en este sentido, el dirigente nacional informó que la organización campesina tomó diversas carreteras del semidesierto zacatecano, principalmente en los municipios de Rio Grande, Villa de Cos, Concepción del Oro y Villanueva.

Igualmente, la CNPA tomó desde las 11 de la mañana la carretera Federal 90 en el tramo Pénjamo, Guanajuato a La Piedad, Michoacán: además diversos grupos de productores agrarios afiliados a la Coordinadora se movilizaron en las carreteras de Chihuahua  y Durango; al tiempo que se tomaron casetas en la autopista México-Puebla.

Por ello, José Narro dijo que ésta es la respuesta al Gobierno Federal, “vamos para adelante en esta lucha para que cumplan y baje la gasolina y el diésel y para que se discuta la Reforma Energética, los impuestos y el presupuesto. Exigimos que el Congreso de la Unión se reúna urgentemente para discutir el atraco orquestado por el Gobierno Federal al imponer el mega-gasolinazo.”

El dirigente de CNPA afirmó que los campesinos de CNPA “no bajaremos los brazos hasta que el presidente y la Secretaría de Hacienda de marcha atrás para evitar que el campo mexicano entre en un periodo de emergencia, toda vez que las bombas de luz, los tractores, las trilladoras, las sembradoras y el transporte y producción de todos los insumos del campo dependen del diésel y la gasolina.

“Todo subirá de precio, los precios de los productos del campo se desplomarán pues la importación de alimentos crecerá y el hambre crecerá en México”.

Asimismo, el líder zacatecano recordó que Enrique Peña Nieto mintió , no solo al afirmar que las gasolinas bajarían de precio, sino que también lo hizo con Gas LP y la luz eléctrica, toda vez que el tanque de 20 Lts. de gas LP subió de $273.00 a $333.00 y el tanque de 30 Lts de $410.00 a $500.00