Irene Licona Ocaña

Ante la evidencia de que el Sobrepeso y la Obesidad (SyO) son problemas de salud pública muy complejos en los que intervienen factores genéticos, hábitos, emociones y circunstancias personales; así ocmo0 condiciones medioambientales, sociales, económicas y culturales, se hace necesario abordarlos amplia y seriamente destacó la Donna H. Ryan, presidenta electa de la World Obesity Federation (WOF).

Tras señalar que el SyO es una problemática que comparte Estados Unidos y México, invitó a los mexicanos a sumarse a las iniciativas de Acción de la WOFque buscan generar un conocimiento, entendimiento y comprensión de acciones sencillas y efectivas que pueden tomarse contra la crisis del SyO, si bien, “no existe una única solución, se deben adoptar y promover las mejores prácticas que permitan el mayor impacto en más personas”.

En conferencia de prensa –previa al “Simposio Internacional: Tratando la obesidad seriamente, acciones esenciales para su tratamiento y control”, la también directora ejecutiva del Penington Biomedical Research Center, explicó que las iniciativas promovidas por la WOF“buscan integrar una visión comprensiva de la lucha contra el SyO, que abarque una serie de acciones básicas de mayor impacto como dieta, actividad física e infraestructura deportiva; pero, también considerar la existencia de problemas individuales, medioambientales, sociales y fisiológicos; así como la necesidad de intervenciones de salud pública y médico-farmacológica”.

Por su parte, Simón Barquera Cervera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y coordinador del Simposio hizo un llamado a los especialistas médicos para que en la atención del SyOeviten recomendar soluciones, carentes de una evidencia clara, amplia y sólida.

El directivo informó que el Sobrepeso y la Obesidad han generado “un estado de emergencia epidemiológica, por su cercana relación con las altas tasas de diabetes (9.4 por ciento), haciendo extremadamente urgentes y necesarias, diversas acciones del gobierno y sociedad para modificar el entorno social y facilitar la adopción de estilos de vida saludable”.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT MC 2016) revela que en adultos de 20 o más años de edad, la prevalencia combinada de SyO fue de 71.2 por ciento. Al categorizar por sexo, es mayor en mujeres (75.6 por ciento) que en hombres (69.4 por ciento); y la prevalencia de  obesidad (IMC ≥ 30 kg/m2) es también más alta en ellas con 38.6 por ciento (IMC ≥ 40.0 kg/m2). Mientras que la obesidad mórbida es 2.4 veces más alta en mujeres que en hombres.

El directivo del INSP, refirió que se publicó un documento oficial, conjuntamente con la Academia Nacional de Medicina de México(órgano consultor del Gobierno Federal en materia de salud) se publicó un documento oficial que incluye diversas recomendaciones para una política de Estado. Sin embargo, “faltó desarrollar a profundidad los retos relacionados con atender a las personas con SyO, siendo quienes más requieren intervenciones efectivas en tratamiento y control”.

Ante este contexto y de acuerdo con Armando Mansilla Olivares, presidente en la Academia Nacional de Medicina de México “por primera vez, en nuestros más de 150 años de historia, hemos convocado a un simposio internacional que busca organizar y sistematizar el tratamiento de la obesidad, con un énfasis en el primer nivel de atención y tratar de integrar a la práctica médica la evidencia científica, descartando opciones mal sustentadas o sin datos clínicos claros y sólidos”.

Como órgano consultivo, “queremos facilitar el desarrollo de acciones para el control del SyO en las personas. Por ejemplo, dentro de las competencias de todo médico general, buscamos que establezca un tratamiento adecuado, basado en las mejores prácticas internacionales, guías y normas actuales. Para ello es fundamental que cuente con conocimientos de nutrición, actividad física, adherencia terapéutica, tratamiento y control”.

Con estas acciones y el apoyo del laboratorio farmacéutico mexicano Ifa Celtics,  la Academia Nacional de Medicina de México reiteró su compromiso de reunir a los mejores profesionales de la salud del país y de otras regiones, así como líderes de opinión en obesidad, endocrinología, salud pública y medicina, nacionales e internacionales.

Los expertos coincidieron en que no existen soluciones únicas o mágicas contra el SyO, por lo que reunir, comparar, discutir múltiples soluciones y las mejores prácticas, permitirá un mayor impacto positivo. Siempre debe considerarse a la dieta y actividad física como piedra angular, y si es necesario, apoyarse en la atención médica para un tratamiento farmacológico y, en última instancia, la cirugía bariátrica.

En cuanto a la percepción sobre las consecuencias de la obesidad, a nivel nacional (ENSANUT MC 2016) se le pre cuestionó a la gentesi consideraban que la obesidad está vinculada a múltiples enfermedades. El 95.6 por cientodijo que con diabetes, 80.8 por ciento con algunos tipos de cáncer (mama, colón), 91.3 por ciento con dificultades para respirar y asma; 95.5 por ciento con presión alta, enfermedades del corazón e infartos; y 93.6 por ciento con baja autoestima y depresión.