Se enfocará en proyectos destinados a los pequeños productores, mujeres y jóvenes del sector agroalimentario.

El Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), José Calzada Rovirosa, se comprometió a que el presupuesto 2017, que será aprobado por la Cámara de Diputados, estará destinado a los pequeños productores, mujeres y jóvenes del sector agroalimentario de nuestro país.

Lo anterior, durante la firma del Convenio de Colaboración entre la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH) y la Confederación Nacional Campesina (CNC), Programa de Extensionismo,  donde destacó que en la SAGARPA se trabaja sin una visión personal o de sexenio, sino con una perspectiva de largo plazo en beneficio de la población.

El titular de la SAGARPA mencionó que: “para las estructuras de extensionismo que vamos a llevar a cabo a nivel nacional, tenemos más de mil millones de pesos para instrumentarlo”. Refirió que la colaboración del gobierno con las universidades es muy importante, porque es el semillero del conocimiento con ideologías.

Añadió que en el campo, los sectores más importantes son las mujeres, que son sustento económico fundamental de millones de hogares en nuestro país; los jóvenes, a quienes se necesita entusiasmar para que se comprometan con México desde el campo mexicano y los pequeños productores.

Por su parte, la subsecretaria de Desarrollo Rural, Mely Romero, resaltó que el  convenio entre la UACH y la CNC representa una inversión de 46 millones de pesos, lo que permitirá beneficiar aproximadamente a seis mil 500 productores de café, mango, aguacate, nopal,  ganado y también de huertos familiares.

El acuerdo permitirá capacitar y avanzar en el tema del conocimiento, innovación y tecnología para beneficio de las y los productores, porque dará a conocer lo que le conviene a la tierra, los fertilizantes que son idóneos, las innovaciones que se están desarrollando, así como las mejores maneras de sembrar, cosechar y procesar, acotó.

En evento posterior, el secretario Calzada Rovirosa acudió a la Universidad Tecnológica de Nayarit, donde señaló que los jóvenes son el futuro y, en ellos, se tiene fincada una gran esperanza para poder llevar a cabo el relevo y el cambio generacional que el campo mexicano requiere, ya que el promedio de edad es de entre 50 y 55 años, cuando la media de edad en nuestro país es de 27 años.

Por lo anterior  “tenemos un tema generacional que necesitamos resolver, no es solamente verlo desde el ámbito estratégico, es una necesidad apremiante que tenemos en México para rejuvenecer al campo mexicano, por lo que por instrucciones del Presidente de la República, se puso en marcha el programa Arráigate, con una bolsa de 400 millones de pesos, con el que se puede atraer a los jóvenes para que regresen a trabajar al campo.

Cabe señalar que en 2015, a través del Componente de Extensión e Innovación Productiva (CEIP) se pusieron a disposición de más de 151 mil pequeños productores, alrededor de  cuatro mil 298 extensionistas en mil 227municipios del país, quienes llevaron nuevos conocimientos e innovaciones hacia el campo.

En ese periodo, se brindó capacitación en procesos productivos para el cultivo de maíz, trigo, sorgo, soya, arroz, avena, cebada, frijol, café, caña de azúcar y jitomate, así como en prácticas de manejo de ganado bovino, caprino, porcino, apicultura y avicultura, además de mejores prácticas acuícolas y pesqueras, entre otros.

Asimismo, se pusieron en marcha ocho Centros de Extensión e Innovación Rural (CIER), seis regionales y dos especializados, y se impulsaron 234 proyectos integrales, que en conjunto, beneficiaron a más de 51 mil productores en el país.