• El Ejecutivo tiene que entender que lo que hoy se manifiesta es en contra de una forma corrompida de gobernar.
  • Hay inconformidad porque los funcionarios y gobernadores se roban el presupuesto y no les pasa nada.
  • El día de hoy el presidente se reunió con “representantes” que no tienen el respaldo de nadie
  • Hay molestia porque no hay empleo ni salarios justos.
  • Existe hartazgo porque están quebrando los agricultores y los pequeños negocios.
  • No puede salir el Jefe de Estado con un mensaje que no atiende los verdaderos problemas del país.

Las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto el día de hoy, resultan intrascendentes e irresponsables y sólo generarán mayor inconformidad en el país. No es ni será suficiente apostarle a la buena voluntad de aquellos organismos e instituciones que controlan los precios de los alimentos como se va a proteger la economía de las familias mexicanas.

En el mensaje de hoy el presidente demostró una vez más que no entiende lo que pasa en el país, el acuerdo por el fortalecimiento económico que presentó, plantea puras generalidades que no incluyen compromisos reales para bajar los costos de producción ni para detener la inflación. Tal parece que este gobierno no sabe o no quiere entender lo que está pasando en el país.

La determinación de mantener el gasolinazo y los incrementos a los precios de luz y gas lp es a todas luces irracional y únicamente generará mayor descontento en la población, ya que el aumento en el precio de los alimentos y de los servicios será altísimo. El gobierno debe echar a andar un programa de austeridad que elimine los gastos suntuarios del gobierno y de los partidos políticos, un sistema de rendición de cuentas y castigo a la corrupción.

Hacemos un llamado a toda la población a intensificar la lucha y la protesta pacífica hasta echar para atrás el aumento en el precio de los combustibles.