Home » Cultura » cocina mexicana » Comida callejera en Guadalajara

Comida callejera en Guadalajara

• La venta de comida callejera se hace desde la época prehispánica

• Los mercados locales son los principales espacios de encuentro con delicias populares

• Guadalajara destaca por la diversidad de su gastronomía callejera

Guadalajara, Jalisco a 22 de enero 2020.-Uno de los mayores placeres de las metrópolis de México es detenerse en un puesto de la esquina o en un mercado local para disfrutar de toda una experiencia gastronómica a un precio muy accesible. Desde papas, chicharrones preparados, tacos de canasta, tlacoyos y quesadillas son algunos de los antojitos con los que te puedes encontrar.
Sin embargo, la venta de comida callejera no es algo nuevo, esta se remonta a la época prehispánica. De acuerdo con Jesús Olvera, Doctor en Antropología en Alimentos, uno de espacios más importantes para los antiguos pobladores era el tianquiztli, que en náhuatl significa mercado público. Ahí la gente podía encontrar todo tipo de productos traídos desde distintas partes de Mesoamérica como frutas, pescado, obsidiana, algodón, e incluso nieves de sabores.
En los siglos posteriores, los mercados se consolidaron como los principales centros de encuentro con estas delicias populares, sin embargo, la comida en México se puede encontrar en mercados, puestos callejeros y en cada rincón. “Los puestos callejeros de las principales ciudades exponen al paso del transeúnte una amplia variedad de alimentos que desprenden aromas, colores e incluso sonidos, y que contribuyen a la construcción del entorno urbano”, señaló el experto.
La costumbre de comer en la calle habla de la diversidad y de la riqueza gastronómica que hay en México, pues cada estado cuenta con su comida callejera típica, preparada con productos regionales y recetas tradicionales. Una de las ciudades que destaca por la diversidad de su gastronomía callejera es Guadalajara.
El clima de Jalisco se caracteriza por ser muy caluroso, especialmente en el mes de mayo, y en los días soleados los tapatíos se refrescan con tejuino, una bebida ancestral preparada con maíz, limón y piloncillo. El Tejuino se encuentra muy fácilmente, pues los vendedores ambulantes la transportan en carritos de bicicleta por las diferentes colonias de la ciudad.Sin duda, uno de los platillos más representativos de Guadalajara son las tortas ahogadas. Esta delicia tapatía se prepara con pan relleno de carne de cerdo y se remoja en una salsa de jitomate picante. De acuerdo con el antropólogo, este platillo actualmente es muy popular entre los jóvenes, quienes van a los puestos de tortas ahogadas y se retan a comer la más picante.
Otro de los platillos icónicos de Occidente es la birria. Este caldo se prepara de manera diferente dependiendo de la región, sin embargo, sus principales ingredientes son: carne de chivo, chiles, jitomate y especias. “Al igual que Guerrero tiene sus jueves pozoleros, los fines de semana son de birria en Jalisco. La gente visita mercados y puestos callejeros para reanimarse después de una noche de fiesta”, explicó Olvera.

Ir a la barra de herramientas