Ciudad de México, 23 de julio.- En México el 64 por ciento de la población admitió que se sienten motivadas para limpiar solo cuando la suciedad o el polvo doméstico son visibles; sin embargo, el polvo microscópico, como la caspa de las mascotas y los alérgenos de los ácaros, pueden tener un mayor impacto en la salud y bienestar que las partículas detectadas a simple vista.

Asimismo, tres de cada cinco mexicanos limpian detrás del inodoro como parte de su rutina de limpieza general, mientras que 53 por ciento no limpian su colchón pese a puede haber miles de ácaros y heces.

De acuerdo a una encuesta de la empresa Dyson, solo el 41 por ciento de la población mundial, sabe que los virus se pueden encontrar en el polvo doméstico, pero el 81 por ciento desconoce que los virus pueden sobrevivir más de dos días.

A nivel global, en el 53 por ciento de los hogares hay una persona con alguna alergia, pero sólo el 33 por ciento sabe que el polvo contiene polen y el 32 por ciento contiene heces de ácaros.

En el caso particular de México, seis de cada 10 se preocupan por los virus del hogar, toda vez que tres de cada cuatro hogares en México tienen mascota.

El estudio precisa Los mexicanos no saben qué elementos pueden vivir en sus mascotas. Entre los que destacan están: polen, bacterias, escamas de piel, ácaros, virus y polvo. Todos estos elementos son los principales desencadenantes de alergias.

El equipo de microbiólogos precisó que “los resultados del estudio mundial anual sobre el polvo, en el que se investigan los hábitos y comportamientos de limpieza, así como nuestro conocimiento acerca del polvo doméstico y su posible impacto en nuestro bienestar”.

Los especialistas de Dyson ha estudiado por casi 20 años, polvo real de todo el mundo, analizando partículas de 70 micras de tamaño -del ancho de un cabello humano- hasta 0.1 micras, el tamaño de un virus.

Los laboratorios de la empresa son hogar de una granja de ácaros de polvo que permite a los científicos recolectar sus heces para aprender más acerca de los alérgenos de los ácaros del polvo.

El estudio global de polvo, se realizó en más de 30,000 personas de 39 países, reveló también que los hábitos de limpieza postpandemia están decayendo a nivel mundial, en este rubro se menciona que el 64 por ciento de los mexicanos admite que cada vez es menos disciplinado cuando se trata de programar limpiezas.

“La pandemia de Covid-19 resaltó la necesidad de limpiar regularmente para mantener los hogares sanos”, dijo Monika Stuczen, Investigadora científica en Microbiología. “Este aumento significativo en el número de personas que solo limpian cuando el polvo es visible, es motivo de preocupación, ya que muchas partículas de polvo -incluyendo bacterias, heces de ácaros de polvo doméstico y polen- son microscópicas y son imperceptibles a simple vista”.

En particular, 55 por ciento de los hogares en el mundo tienen a alguien que ha sido afectado por alergias, pero muy pocos son conscientes de la presencia de alérgenos en “nuestro polvo”.

CÓMO DESHACERSE EFICAZMENTE DE ÉL

Garantizar un entorno sano es la razón principal por la cual las personas quieren eliminar el polvo de sus hogares. Aunque muchas personas asumen que el problema se resuelve recogiendo el polvo y la suciedad, limpiar con aspiradora no tiene sentido si no hay una filtración a profundidad.

Hoy se requiere que en el caso de las aspiradoras devuelvan al entorno parte de lo que recogen, aunque con el uso de filtros deficientes o cierres poco ajustados. Una de las funciones esenciales de cada aspiradora es atrapar el polvo dentro de la máquina y expulsar aire limpio.

Qué tan limpio sea el aire está determinado por su sistema de filtración, en el que el diseño del filtro, las vías de flujo de aire y el sellado de la máquina trabajan en conjunto para garantizar que el polvo es succionado y no expulsado de vuelta en el aire.

El estudio sobre el polvo de Dyson revela que el conocimiento general de los filtros es bajo y, a pesar de que se convirtió en una palabra de moda durante la pandemia, solo el cinco por ciento de los mexicanos afirma conocer la filtración de alta eficiencia.

Es importante que las personas reflexionen sobre lo que puede contener el polvo doméstico y cómo puede afectar al bienestar de quienes habitan en su hogar.

El análisis remata que los mexicanos no saben qué elementos pueden vivir en sus mascotas. Entre los que destacan están: polen, bacterias, escamas de piel, ácaros, virus y polvo. Todos estos elementos son los principales desencadenantes de alergias. (Redacción MEXICAMPO).