El desplome de los precios internacionales del crudo, así como la falta de inversión en las actividades de exploración y producción de Pemex y las petroleras privadas provocaron que la  industria marítima nacional entrará en crisis.

Luis Manuel Ocejo Rodríguez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram) aseguró lo anterior durante una reunión con la Comisión de Marina presidida por la diputada Mónica Almeida López del PRD.

Al pedir su apoyo a los legisladores para tomar reactivar este importante sector naviero, Ocejo Rodríguez abundó que la situación se agudizó en 2014, cuando las empresas navieras y de servicio enfrentaron dificultades para llevar a cabo sus proyectos y programas de trabajo.

“Se junta la caída del precio del crudo y la caída de todos los proyectos que traían todas las petroleras, entonces, nos afectó directamente”, añadió.

Recalcó que la crisis en 2018 se intensificó debido a la falta de certeza de posibles contrataciones, tanto con Pemex como las petroleras que actualmente se encuentran bajo la asignación de las diferentes rondas; “esta actividad ha ocasionado que las condiciones de las embarcaciones continúen deteriorándose por la poca actividad”.

Afirmó que están paradas cerca del 60 por ciento de las embarcaciones y para no salir perjudicados se reducen los costos de mantenimiento; sin embargo, cada día se van deteriorando, lo que afecta los activos de las empresas.  Las casi 170 embarcaciones inactivas se localizan en las costas de Campeche, Veracruz, Tamaulipas y litoral de Tabasco.

Estimó que una de las acciones clave para reactivar la marina mercante es la reducción de embarcaciones extranjeras que quieran prestar el servicio en aguas marinas mexicanas;  detalló que la Ley de Navegación permite que entren barcos extranjeros y lo que se busca es evitar que haya simulaciones en la forma como operan las embarcaciones y que perjudican directamente  a las empresas mexicanas.

Otra de las acciones es el fortalecimiento del mercado a través de mecanismos de equidad; certeza jurídica para que se aplique la ley como debe ser; restringir la simulación del abanderamiento con documentos que no amparan la propiedad de los barcos; impedir la flexibilización en la aplicación de los requisitos legales de dichos documentos, evitando así las limitaciones de la autoridad marítima.

Además, incrementar la participación de la flota mexicana en la importancia y exportación de hidrocarburos y que la industria marítima mexicana pueda ser parte del desarrollo de negocios de Pemex.

La presidenta Almeida López, se comprometió a tener contacto directo, con todas las instituciones involucradas en este ramo, para recabar información y conocer, cuáles son los espacios de oportunidad, retos, programas y presupuestos para este sector, y generar el marco jurídico, reglamentos y normas que se requieran.

En tanto, la diputada Teresa Burelo Cortazar (Morena) consideró que la Cameintram también debe reunirse con la Comisión de Energía, ya que hay temas relacionados con ésta, y se preguntó si la puesta en marcha del Tren transísmico ayudará a la marina a salir de este bache.

En tanto, la diputada María Bertha Espinoza Segura (Morena) estimó pertinente invitar a algún funcionario de Pemex de la nueva administración para conocer su punto de vista sobre esta problemática.

De la misma bancada, el diputado Jaime Humberto Pérez Bernabe dijo que desde hace años este sector padece esta problemática. Resaltó que el 60 por ciento de los embarcamientos de bandera y matricula mexicana están sin operación, lo que genera desempleo y estancamiento económico, situación crítica.

Del PRI, el diputado Juan Ortiz Guarneros coincidió en que el sector marítimo atraviesa una situación crítica y pidió hacer llevar a la brevedad las propuestas de modificación a la ley en la materia para reactivar esta actividad.

La diputada Ediltrudis Rodríguez Arellano (Morena) señaló que a los capitanes de altura se les bajó el salario; se pronunció por unirse para que el país sobresalga.

También de Morena, el diputado Julio Carranza Aréas estimó que se debe pugnar por que las reglas sean parejas y permitan “al interior de la marina mercante poder defenderse de lo que viene de fuera”; y  proteger a los trabajadores. Se pronunció por reforzar las leyes para un crecimiento integral.        La diputada Mariana Rodríguez Mier Y Terán (PRI) expresó su preocupación por la crisis que se atraviesa y manifestó su apoyo a revisar la ley, a fin de hacer los cambios necesarios en beneficio de este rubro.

 Por su parte, el diputado Mario Alberto Ramos Tamez (MC) dijo estar dispuesto a revisar todas las propuestas y expresó su apoyo al sector para que salga adelante.

De Morena, el diputado Heriberto Marcelo Aguilar Castillo resaltó la gran responsabilidad que se tiene en esta nueva etapa de la transformación de México, sobre todo legislar para adaptar el marco jurídico-legal en un espíritu patriótico y nacionalista que permita beneficios a nuestro país.

 El diputado Armando Reyes Ledesma (PT) dijo que la información de Cameintram enriquecerá mucho a los trabajos de la comisión y consideró que se debe desarrollar cada punto para buscar cómo coadyuvar en darle solución a la crisis que atraviesa este sector.