• Revisa, con dirigentes de sindicatos internacionales, temas en los que pueden construir un frente común de lucha.

México a 19 de junio de 2017.- El Frente Auténtico del Campo (FAC) impulsa una agenda común internacional para defender los derechos de los trabajadores agrícolas y campesinos mexicanos. De inicio, Julien Huck, secretario general de la Unión Internacional de Sindicatos de Trabajadores de la Agricultura, Alimentación y el Comercio, -de la Federación Sindical Mundial-, se comprometió a exponer, en la próxima reunión de la Organización Internacional del Trabajo, con sede en Ginebra, Suiza, las precarias condiciones laborales de los jornaleros agrícolas de San Quintín, en Baja California.

Los dirigentes y militantes de las cuatro organizaciones del FAC se reunieron con Julien Huck, del organismo filial de la Federación Sindical Mundial; Pedro Díaz Jover, secretario general del Sindicato de la Industria Alimentaria y la Pesca de Cuba y con Néstor Bárbaro Hernández Martínez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacaleros de Cuba, con quienes revisaron los temas en los cuales pueden construir un frente común de lucha.

De visita en México, invitados por el FAC, los dirigentes sindicales estuvieron el fin de semana en los estados de Baja California e Hidalgo, donde conocieron el trabajo de organización social y productiva que realizan la CODUC, UNTA, CIOAC y MST. En el Valle de San Quintín se reunieron con trabajadores agrícolas que no han aceptado las condiciones de negociación que el gobierno ha impuesto, a través de acuerdos con otras organizaciones y demandaron la solidaridad de los organismos internacionales para que sus derechos laborales sean respetados.

En ese encuentro, Julien Huck, también dirigente de la Confederación General del Trabajo de Francia, se comprometió a presentar la queja y ser la voz de 70 mil jornaleros agrícolas, independientemente de la organización en la que militen, a los que les han violado de manera constante sus derechos laborales.

Asimismo, los dirigentes sindicales visitaron una planta de pescadores de la CODUC, donde hay alrededor de 5 cooperativas, que agrupan a alrededor de 400 pescadores, organizados a partir de sus propios recursos, sin el apoyo del gobierno y obtuvieron el compromiso de los dirigentes sindicales de Cuba de firmar un convenio con el Instituto de Pesca del país caribeño para intercambiar experiencias que les ayuden a mejorar su trabajo en la planta, informó Marco Ortiz, dirigente nacional de la CODUC.

En Hidalgo, más de 5 mil campesinos del Movimiento Social por la Tierra recibieron a la delegación sindical internacional y, en el evento efectuado en Tula, se hizo una dura crítica al modelo neoliberal y al endurecimiento de la política imperialista de los EU contra México.

Durante la reunión con militantes y dirigentes de las cuatro organizaciones que conforman el FAC, efectuada en un hotel de la ciudad de México, el profesor Álvaro López Ríos, de la UNTA, propuso impulsar tareas, en el marco del internacionalismo proletario, que sean un contrapeso a la política de agresión del gobierno norteamericano contra los trabajadores agrícolas y campesinos y sean un frente de defensa de los recursos naturales, entre ellos el petróleo y la minería.

A su vez, Francisco Chew, del MST, señaló que la agenda común que impulsa el FAC incluye la defensa de la propiedad ejidal y comunal de la tierra; la derogación de la reforma energética, la preservación de los recursos naturales y el medio ambiente; la defensa y construcción de la soberanía alimentaria, así como el respeto a los derechos de los pueblos indígenas.

La Federación Sindical Mundial –FSM- es la voz militante de 92 millones de trabajadores y trabajadoras en 126 países de todo el mundo. •Es un producto biodegradable, económico y eficiente, desarrollado por científicas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia

  • Ejemplo de ciencia aplicada en la resolución de problemas
  • En proceso de patente, las galletas fueron premiadas en el Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación de esta casa de estudios

Académicas de la UNAM crearon una galleta que elimina los parásitos de cabras, conejos y borregos; se trata de una opción biodegradable, efectiva y económica para controlar la coccidiosis, patología cada vez más común en estas especies.

Una de sus ventajas, explicó Yazmín Alcalá Canto, profesora del Departamento de Parasitología de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), es que no es necesario esperar un tiempo de retiro; es decir, la carne o leche de los animales tratados se puede consumir de manera inmediata, mientras que los fármacos convencionales requieren de hasta dos meses para ser eliminados.

Además, este producto es económico y competitivo en el mercado, enfatizó la investigadora, que junto con María Eugenia Cervantes Valencia, su alumna de posgrado, ha trabajado más de seis años en su desarrollo.

Alcalá Canto, especialista en parasitología veterinaria, mencionó que en conejos, borregos y cabras es común la enfermedad intestinal llamada coccidiosis, sobre todo en situación de estrés: cuando son destetados, cuando hay demasiados animales en un corral o cuando la cantidad de proteína en el alimento es baja. “Si se estresan, los parásitos actúan de manera oportunista y empiezan a provocar invasiones severas en las células del intestino”.

La creación de las universitarias, que ataca dicha enfermedad, está hecha a base de la planta cúrcuma (Curcuma longa), que no es dañina para los seres humanos ni animales. “Inicialmente se discutieron y analizaron los beneficios de preparar la cúrcuma grado alimenticio como un medicamento, o bien, como un aditivo, y lo más viable fue proporcionarla como parte de la dieta, así que elaboramos una galleta que no requiere el uso de equipo o infraestructura industrial y puede ser preparada en el laboratorio”.

Su precio es de aproximadamente 20 centavos al día por animal, cuando un producto químico llega a costar entre 10 y 18 pesos la dosis terapéutica.

“Por el momento las fabricamos en el laboratorio, pero si se elaboraran a gran escala el precio podría reducirse hasta a cinco centavos por galleta”, subrayó.

Este producto actualmente se encuentra en trámite de patente, mientras tanto, las universitarias tomarán un curso para aprender sobre su comercialización, validación tecnológica y el escalamiento de la tecnología.

Esta innovación fue premiada recientemente en el Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI), que promueve la creación tecnológica y la cultura de la propiedad industrial en la UNAM.

“Debemos mostrar a la sociedad que no sólo generamos conocimiento en esta universidad, sino que es necesario hacer ciencia aplicada que ayude a resolver los problemas actuales”, concluyó Alcalá Canto.