• Los pueblos originarios no deben quedarse atrás en el desarrollo de México: Ramírez de la Parra

Medio siglo tuvo que esperar el municipio de San Luis Acatlán, en el estado de Guerrero, para tener agua potable y resolver así una de las mayores carencias que pueda enfrentar la población.

Ubicado en la región de la Costa Chica de Guerrero, este municipio considerado de alta marginación,  ahora cuenta con un sistema de captación de agua, lineas de conducción por gravedad, tanque, red de distribución y tomas domiciliarias, con lo cual se podrá abastecer del vital liquido que durante más de 50 años esperaron recibir y el cual tuvo un costo de 52 millones de pesos.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda Nava y el Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, encabezaron la inauguración de esta obra que beneficiará a 8 mil 195 pobladores de este municipio guerrerense.

El secretario Miranda recordó que hace 50 años no se realizaba una obra de agua potable en el municipio y reiteró el compromiso del gobierno federal por seguir dotando del vital líquido a las comunidades más necesitadas del país, ya que es un derecho de todos.

En su intervención, el Director General de la Conagua, maestro Roberto Ramírez de la Parra, destacó que con esta obra se alcanzará el 99 por ciento de cobertura de este municipio, catalogado como de alta marginación.

Miranda Nava precisó que tan solo el año pasado se dotó de agua potable a 244 mil viviendas del estado, con lo que este servicio llegó a más del 80 por ciento de los guerrerenses de la región que en 2014 no tenían acceso al agua.

En materia de alimentación, dijo que se ha ampliado de 14 a 17 el número de municipios donde la leche Liconsa se vende a peso el litro y 217 mil guerrerenses son beneficiarios del programa de abasto social.

El estado de Guerrero cuenta actualmente con mil 200 Comedores Comunitarios, en los que 151 mil personas se alimentan de manera nutritiva y aseguró que se apoya a 482 mil familias del Programa Prospera con transferencias en efectivo para que compren más y mejores alimentos.

Agregó que se han certificado a 60 mil personas en primaria y secundaria y en el último año se han incorporado a 800 mil habitantes de la entidad al Seguro Popular.