20 julio, 2024

El diputado federal del Partido de la Revolución Democrática,  Fernando Rubio dio a conocer el punto de acuerdo presentado ante la Comisión Permanente para exhortar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a  realizar una investigación a las autoridades responsables de dar cumplimiento a la sentencia de la Controversia Constitucional 93/2012 para suspender los trabajos de construcción de la Presa El Zapotillo.

En conferencia de prensa, el legislador  del PRD acusó al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, de violentar la resolución de la SCJN y los derechos humanos de los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, principales poblados afectados por la construcción de la presa.

“La violación es clara a los derechos económicos y sociales de los productores de los Altos de Jalisco, esto quiere decir que, si esta zona es inundada, uno de los principales surtidores de alimentos para el ganado va desparecer bajo el agua y va a tener repercusiones para todos los ganadores del país”, acusó el parlamentario.

Aseguró que esta obra atenta contra las suspensiones derivadas del amparo promovido por los habitantes de los tres poblados afectados y de la Controversia Constitucional suscitada por el Congreso de Jalisco.

Rubio Quiroz solicitó que la SCJN se pronuncie respecto al incumplimiento de los efectos de la misma, consistente en sujetarse al acuerdo de coordinación para llevar a cabo un programa especial sobre los usos y distribución de las aguas superficiales de propiedad nacional de la cuenca del Río Verde, suscrito el 1 de septiembre de 2005, esto es, en función del proyecto original que contemplaba una altura de cortina de 80 metros para la Presa El Zapotillo.

“Se deben iniciar las gestiones correspondientes para la cancelación del pretendido trasvase Los Altos-León y se evite la inundación de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, para evitar el estallido de un grave problema social, medioambiental y económico en Los Altos de Jalisco, derivado de la afectación de los derechos de las poblaciones como consecuencia de una pésima gestión del agua y el pretendido trasvase.

“Existe una irritación generalizada en el sector agropecuario por las declaraciones del gobernador del estado de Jalisco, el pasado 29 de junio, porque con ellas condena a desaparecer no sólo a las tres poblaciones que se inundarían con la sobreelevación de la cortina de la presa, sino al sector agropecuario Alteño”, establece el Punto de acuerdo.

El perredista enfatizó que las evidencias reunidas en torno al caso de la presa y acueducto El Zapotillo, revelan que dicha propuesta no se deriva de un estudio exhaustivo de alternativas para garantizar el abasto de agua para la población a lo largo del tiempo. El proyecto se concibe únicamente a partir de incrementar la oferta de agua al sector industrial del estado de Guanajuato.

Pidió hacer un uso responsable del agua y que todos los proyectos deben tener una visión sustentable, “además de los daños sociales, económicos y culturales, hay que sumarle los daños ambientes por la construcción de este mega proyecto, que probablemente acabe en un socavón como lo hemos estado viendo en las últimas obras del Gobierno Federal”.

Asimismo, dijo que se solidariza con los pobladores y que “no están solos en su lucha, el PRD sigue demostrando que es un partido de causas y que defenderá lo más importante que es el derecho constitucional de las y los mexicanos”.

Respecto a la aprobación de la Ley de Asignaciones del Departamento de Defensa por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que destinó mil 600 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo con México, el legislador acusó que desafortunadamente no ha habido una firme defensa a los derechos humanos e internacionales de los mexicanos.

Hizo un llamado para dejar a un lado los intereses mezquinos y trabajar unidos, “viene un problema que va afectar a las y los mexicanos; sí este muro fronterizo tan absurdo se construye, se van a separar familias, trastocará cuestiones culturales y ambientes, pero lo más importante es un claro golpe a los mexicanos y desafortunadamente la implementación de este muro será en 2018”.

Aseveró que la construcción del muro pondría en peligro a miles de espacies transfronterizas y la biodiversidad de un continente. “La historia ha demostrado que los muros son el peor error y al final de cuentas terminan derribados por los mismo pueblos”, concluyó.

About The Author