Ciudad de México a 29 de mayo de 2019.-El presidente Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia mañanera de este miércoles 29 de mayo, sostuvo que “ya se tiene” la manifestación de impacto ambiental para la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco.

A unos días de que el primer mandatario coloque la primera piedra, el próximo dos de junio, de la refinería de Petróleos Mexicanos, sostuvo “que si hiciera falta de más, se tiene la mayor disposición para que no haya alguna inconformidad”.

A la insistencia al jefe del ejecutivo por la prensa, para que el nuevo titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo, quien hizo su presentación por el recién nombramiento en el cargo, López Obrador, se comprometió a dar más espacio sobre el tema en la conferencia mañanera del viernes 31 de mayo.

En tanto Toledo Manzur, nuevo titular de la Semarnat, durante la conferencia consideró que a través de los gobiernos neoliberales, la política ambiental de México, que inició con bríos y notables avances, comenzó a perder aliento, se estancó y se fue desdibujando, y terminó en descomposición, bajos presupuestos y actos de corrupción inimaginables.

Mencionó que durante el sexenio pasado, encabezado por Enrique Peña Nieto, dicha dependencia estuvo en manos de “mercaderes del sector automotriz” y de un vendedor de autos de lujo.

“En el sexenio anterior, por ejemplo, la Semarnat ya no fue encabezada por funcionarios capacitados y calificados, sino por mercaderes del sector automotriz, y por un vendedor de autos de lujo”.

“La Semarnat fue tomada por esa minoría depredadora y rapaz que hoy destruye a la naturaleza y al ambiente en buena parte del país y del mundo. Me refiero a las grandes corporaciones”, sostuvo.

Refirió además que a través de los gobiernos neoliberales, la política ambiental de México, que inició con bríos y notables avances, perdió aliento, se estancó y desdibujó, y terminó en descomposición, bajos presupuestos y actos de corrupción inimaginables.

Toledo Manzur, sentenció: en la Semarnat nos pondremos al servicio de la sociedad mexicana. Promoveremos leyes que protejan nuestra biodiversidad.

“En el acto de mayor desvergüenza, y esto es muy importante, tanto la Semarnat como la Sagarpa, se pusieron del lado de las empresas biotecnológicas en los tribunales para detener la demanda legal que un grupo de 40 ciudadanos y varias organizaciones campesinas interpusimos contra la llegada del maíz transgénico en México, hace cuatro años”, recordó.

También consideró que México tiene los suficientes talentos, expertos y especialistas en ciencia. En la Semarnat se fortalecerán las capacidades científicas y tecnológicas, para ponerlas al servicio del desarrollo sustentable del país.

Alertó que la pérdida del maíz por contaminación genética sería el quiebre de un proceso histórico de por lo menos, 7,000 mil años. Ante dicha situación, destacó la necesidad de rescatar a la dependencia para ponerla al servicio de la sociedad mexicana.

Señaló que la Semarnat de Peña quitó 63.1 por ciento a rubros ambientales y subió, año con año, los gastos innecesarios, “necesitamos ponerla al servicio de la sociedad, para promover leyes contra el fracking, el maíz transgénico y otros cultivos, por el agua para el uso humano, por la defensa de la biodiversidad, etcétera, etcétera”, señaló.

Toledo Manzur, subrayó que se requiere volcar a la Semarnat hacia los ciudadanos y colectivos, pues es vital ciudadanizar la política ambiental, y colaborar con los talentos, expertos y especialistas para fundamentar las decisiones y las políticas de la dependencia, a fin alcanzar una ciencia para la sustentabilidad con ética y consciencia.

“La última fortaleza es practicar el diálogo, como nos lo ha mostrado el presidente López Obrador. Sólo la crítica y la autocrítica bien templada, lograrán madurar a la sociedad mexicana. […] Déjenme decirles que la cuestión o preocupación ambiental, no es más que la reaparición de la naturaleza, la madre tierra, la dimensión femenina de la humanidad en las sociedades modernas, como una fuerza que los seres humanos debemos tomar en cuenta y respetar para seguir existiendo. Algo que debe decirse: quedó en el olvido”, indicó.

Indicó que en la actualidad se visualizan tres dimensiones en la consciencia ecológica: la primera, bajo la perspectiva de la habitual geometría de izquierdas y derechas desaparece para ser reemplazada por una nueva disyuntiva, “no hay más que políticas por la vida y políticas contra la vida o políticas hacia la muerte”. (Redacción MEXICAMPO).