Home » Agricultura » Conoce las plagas que atacan al tomate y cómo combatirlas

Conoce las plagas que atacan al tomate y cómo combatirlas

El tomate es una de las hortalizas que más se utilizan para la preparación de nuestros platillos . Muchos habitantes han decidido instalar en sus propios huertos y cultivarlos. Sin embargo las plagas son alguno de los problemas que se pueden presentar en esta planta. Aquí te vamos a decir cuales son las principales plagas del tomate y cómo combatirlas de forma ecológica.

Estas plagas que van desde los hongos hasta insectos, así como enfermedades víricas y de otros tipos que son muy comunes en estas plantas. También mencionamos en cada caso cuáles son los mejores tratamientos para las enfermedades de los tomates, pero más adelante explicaremos detalladamente las mejores opciones para combatir estas plagas y enfermedades, cómo preparar cada remedio y aplicarlo.

Pulgón

Existe pulgón verde, amarillo, blanco, negro y rojo, este último es el de la foto de abajo. Se trata de una plaga muy problemática porque se extiende muy rápido y consume la savia de la planta hasta agotarla. Podrás verlo detrás de las hojas y en el tallo.Para combatirlo ecológicamente recomendamos usar infusión de ajo o que incluyas depredadores naturales de estos insectos, como mariquitas o avispas.

Minador

Son larvas de insectos que se introducen en el interior de las hojas y conforme se van alimentando dejan unas líneas como un camino que recuerdan a minas, de ahí el nombre, dañando a la planta gravemente si no se controla. Como actúan muy rápido, la planta puede morir en poco tiempo. El único control totalmente ecológico de este problema es cortar las hojas afectadas y tirarlas a la basura orgánica, lejos del terreno, o bien incinerarlas.

Trips

Es un parásito que además de dañar las plantas de por sí también transmite un virus conocido como el bronceado del tomate. En este caso, es mucho mejor la prevención que luego combatir los trips, pues es mucho más complicado. Para evitar que se instalen en las tomateras cuelga de estas trozos de plásticos que les molestarán y coloca trampas adhesivas de color azul, que les atrae.

Mosca blanca

No solo daña las tomateras succionando la savia, sino que también transmite enfermedades. Coloca trampas cromáticas que las espanten para evitarlas y riega con agua con aceite de neem una vez al mes para prevenirlas y tratar la plaga si ya la hay.

Araña roja

Esta es otra de las plagas de los tomates al aire libre, aunque también pueden darse dentro de casa si en el exterior ya tenemos plantas afectadas. Aparecen cuando hay falta de agua y temperaturas altas. Si las ves en tus cultivos, lo mejor para combatirlas ecológicamente es que elimines las plantas que veas más afectadas, quites las malas hierbas de alrededor, pues son lugares en los que suelen anidar y cobijarse, y que uses remedios como una infusión de ajo o sueltes en la zona depredadores naturales de estas, como otros ácaros llamados Amblyseius sp. y Phytoseiulus persimilis.

Orugas

Las orugas de las mariposas se comen las hojas y los tallos y brotes jóvenes de las tomateras. Sobre todo aparecen las especies Spodoptera sp. y Tuta absoluta. Unas de las mejores opciones ecológicas para quitarlas de las tomateras son usar la bacteria Bacillus Thuringiensis, que se puede adquirir en tiendas de agricultura y jardinería y daña a las larvas, o bien usar infusión o té de jengibre.

Mildiu

Un hongo que afecta a las hojas y se observan manchas en tonos verdes distintos, hasta que se oscurecen mucho y las hojas finalmente mueren. Usando un sulfato ecológico para tomates, como el sulfato de cobre, u otros remedios como punín de cola de caballo o de ortigas se puede combatir.

Oidio

Es otro hongo que da un color blanquecino a las hojas, en la parte frontal, y acaban saliendo manchas amarillentas hasta que la hoja se seca del todo. Se puede usar fungicidas caseros, como la leche, la infusión de capuchina, ortigas o cola de caballo, así como azufre en polvo.

Roya

Este otro hongo hace que la parte de atrás de las hojas sea naranja y la delantera sea amarilla, hasta que muere la planta. Se puede tratar con sulfato de cobre o cualquiera de los demás remedios caseros para los hongos de las plantas que hemos mencionado en los apartados anteriores.

Roña

Es otro hongo que ataca a gran variedad de cultivos, pero este se diferencia de los anteriores porque deja manchas de color negro en las hojas y los tallos. Puedes combatir la roña del tomate con sulfato de cobre, ortigas, cola de caballo, salvia y tanaceto o hierba lombriguera.

Podredumbre

Existen las podredumbres botrytis y la blanca, que son hongos. La botrytis deja la planta de color marrón y la blanca se detecta porque se observan zonas algodonosas de color blanco. Para combatirlas usa sulfato de cobre, infusión o extracto de ajo, leche, capuchina, ortigas o jabón potásico. La mejor forma de prevenirlas es evitar daños como cortes, dejar espacio entre cada planta para que haya ventilación y quitar las partes afectadas que veamos enseguida.

Falta de calcio o podredumbre apical

Este otro tipo de podredumbre lo mencionamos aparte porque no se da por un hongo en sí, sino que la planta tiene déficit de calcio, ya sea porque le aportamos poco en la tierra o porque tiene problemas para asimilarlo. Se ve toda la zona baja del fruto oscurecida o totalmente negra. Lo mejor es regar con infusión de cáscaras de huevo o añadirlas troceadas en la propia tierra y dejar que se degraden en ella.

INFUSIÓN DE AJO PARA COMBATIR LAS PLAGAS DEL TOMATE

Uno de los mejores insecticidas para las plantas que, además, tiene más propiedades como las antibacterianas y antifúngicas, es la infusión de ajo. Para preparar este remedio toma nota de cómo hacer infusión de ajo para las plantas, podrás usarla contra el pulgón, la araña roja, la podredumbre y otras enfermedades.

Ingredientes

1 litro de agua

5 dientes de ajo

Preparación y aplicación

Pela los dientes de ajo y trocéalos bien pequeños o machácalos un poco con la ayuda de un mortero.

En una olla o cazo añade el agua y agrega los ajos cuando los tengas preparados.

Cubre la olla con un trapo o paño de algodón y deja que repose así por 24 horas.

Coloca la olla o cazo en el fogón con el fuego bajo o lento por 20 minutos.

Apaga el fuego, deja que se enfríe y cuela para retirar los trozos de ajo.

Vierte el líquido directamente en el pulverizador o spray.

Pulveriza toda la planta afectada, sobre las zonas en las que haya pulgón y sobre las que no para repelerlos de las partes sanas.

Hazlo por 5 días seguidos a la salida o puesta del sol, por la temperatura y la luz.

Te contamos más sobre este remedio y otros parecidos en este otro artículo de Ecología Verde sobre Cómo hacer insecticidas naturales para plantas.

Cómo combatir las plagas del tomate ecológicamente – Infusión de ajo para combatir las plagas del tomate

Purín de ortigas y cola de caballo para las plagas

Aunque es un remedio que no lleva nada de purines, como su nombre común podría dar a entender, se le llama así porque no es una simple infusión de la planta que se esté usando, sino que hay un proceso de fermentación que hace que el resultado sea muy potente contra gran variedad de enfermedades y plagas de los tomates y otros cultivos.

Así, las ortigas y la cola de caballo son plantas muy adecuadas para combatir plagas en tomates, puesto que en su fermentación se crían bacterias muy buenas para la fijación del nitrógeno en la tierra, el cual además se aporta en cantidad a la vez con este líquido por ser un abono orgánico o natural. Además, estas hierbas ayudan a fortalecer la planta gracias al silicio que contienen, el cual ayuda a regenerar los tejidos de las plantas y, además, actúan como un potente fungicida o antihongos y antiparasitárias, por lo que sirven para eliminar hongos, ácaros y pulgones, entre otros.

Para preparar purín de ortigas para combatir plagas en los tomates, o de cola de caballo, toma nota de estas indicaciones:

Ingredientes

1 kg de ortigas o bien 1 kg de cola de caballo frescas

10 litros de agua, preferiblemente de lluvia

Bidón de plástico

Cómo combatir las plagas del tomate ecológicamente – Purín de ortigas y cola de caballo para las plagas

 Preparación

El bidón puede ser de plástico u otro material similar, pero hay que evitar el hierro puesto que el óxido dañará la mezcla que queremos obtener.

Agrega las ortigas al bidón y el agua de lluvia hasta completar la cantidad indicada.

Usa un palo de madera para remover bien la mezcla, no uses herramientas o utensilios de cocina que puedan tener óxido.

Remueve durante 5 o 10 minutos una vez al día. En total puede tardar entre 15 y 20 días.

Cuando acabes de remover tapa el bidón pero de forma que le pueda entrar algo de aire.

Deja el bidón en una zona fresca.

Hazlo cada día y cuando veas que empieza a haber menos burbujas en la superficie, debidas a la fermentación, querrá decir que quedan 15 días para terminar, puesto que esta etapa de la fermentación suele durar este periodo y este es el mejor momento de usarlo como remedio para las plagas de las tomateras y, sobre todo, como método preventivo de estas.

Vierte el líquido en un pulverizador, regadora o mochila de sulfatar, con la ayuda de un colador de tela, no metálico. Usa el purín en la tierra así como en el resto de la planta. Al pulverizarlo sobre las hojas y el tallo es mejor que diluyas este líquido en una proporción de 1 litro de purín por 15 litro de agua. (Con información de Infoagro)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas