20 julio, 2024

México debe producir su comida y salir del TLCAN: Chapingo

Irene Licona Ocaña

Ante la posibilidad real que tiene México de perder su Soberanía Alimentaria, derivada de las importaciones agroalimentarias –provenientes en su mayoría de Estados Unidos- investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) se pronunciaron a favor de la creación de mercados locales y regionales, que permitan no sólo la generación de fuentes de empleo, sino también la obtención de mayores ingresos al combatir el intermediarismo y dándole un valor agregado a la producción primaria de alimentos.

Encabezados por su rector, Sergio Barrales Domínguez, se inclinaron por sacar del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) a la agricultura nacional aprovechando la coyuntura respecto a las amenazas lanzadas por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de querer renegociar dicho tratado comercial.

En conferencia de prensa, el rector de la UACh manifestó que las declaraciones de Trump más que como una amenaza, se deben ver como la oportunidad que tiene México  para “prescindir de la comida norteamericana”, mediante el fortalecimiento del sector agroalimentario por parte del gobierno federal, a fin de disminuir el volumen de las importaciones.

Argumentaron  que para el logro de dicho objetivo el gobierno debe instrumentar políticas públicas que conlleven a la autosuficiencia de este sector primario de la producción; de lo contrario no tardaremos en ser testigos de la debacle de la soberanía alimentaria y acceso a alimentos básicos de calidad por falta de producción nacional, y en contraparte exceso de importación de granos básicos, hortalizas y granos de dudosa procedencia.

Barrales sostuvo que debemos aprovechar la coyuntura de la llegada de Trump a la Casa Blanca y su postura de querer “meterle mano al Tratado” luego de que tenemos todo para hacerle frente. “Agarrémosle la palabra (a Trump). Tenemos todo para impulsar el mercado interno y la producción alimentaria nacional. Solo nos hace falta voluntad política y dejar de lado presiones extranjeras”.

Los investigadores enfatizaron que la Universidad de Chapingo está lista para participar en la renegociación del TLCAN, en la creación e instrumentación de políticas públicas para que el sector agroalimentario vuelva a ser un sector estratégico de la economía nacional.

También dieron a conocer detalles de algunos de los 56 proyectos del Programa Nacional de Extensionismo y Vinculación Universitaria, y aprovecharon para presentar dos estrategias aplicables al sector rural para incentivar la producción agroalimentaria como es la cosecha de agua de lluvia para la siembra y el consumo humano, así como la producción de  alimentos con biofertilizantes y uso de dispositivos ahorradores de combustibles; investigaciones a cargo de Juan Rafael  Sánchez Bravo y Gerardo Noriega Altamirano.

Por último,  el rector de Chapingo dio a conocer la inauguración –este miércoles- del Laboratorio Nacional de Investigación y Servicio del Sector Agroalimentario y Forestal, José Luis Romo Lozano, director general de Investigación y Posgrado de esta casa de estudios; así como del director del CONACyT, Enrique Cabrero Mendoza, entre otros.

 

About The Author