El nivel de calidad que han alcanzado los productos agroalimentarios de México en el extranjero y que actualmente mantienen las exportaciones, al primer trimestre del año, en dos mil 604 millones de dólares, son una garantía de que los productores mexicanos están preparados para exportar a Estados Unidos bajo la nueva Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA, por sus siglas en inglés), consideró Luis Fernando Haro, director general del Consejo Nacional Agropecuario

Entrevistado en el marco del Foro Internacional sobre  Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos, el funcionario del CNA, informó sin precisar cuántos, que entran en este marco regulatorio todos los productos frescos y procesados que se produzcan en México y deseen ingresar a territorio norteamericano.

Aclaró que esta nueva Ley que EU aplicará a todos los productos alimenticios que ingresen a su territorio a partir del 2016,  y que es un reglamento “sin distingos” que habrán de cumplir en sus más de 1200 fracciones arancelarias, según sea el caso, tanto  americanos como mexicanos y chilenos, pero que dará certidumbre al consumidor estadounidense que lo que tienen en su mesa son productos más sanos e inocuos.LEY

Para ello, dijo, la tecnología será la mejor aliada de los productores para que estas se puedan cumplir más fácilmente, esta trazabilidad de los productos, ya que se habla de análisis que no estaban contemplados en la actual regulación y que ahora se van a tener cubrir.

El director del CNA descartó que esta nueva ley, sea  una barrera no arancelaria, ya que expresó que aquellos que realmente cumplan con los requisitos  difícilmente van enfrentar  obstáculos, por el contrario van a detectar a tiempo si hay un brote o enfermedad y la detectaran más fácilmente.  Eso garantizará saber en qué etapa del proceso productivo se contaminó el producto”.

Respecto a la trazabilidad, comentó que es un tema público privado, en donde todos –autoridades y productores- tienen que trabajar conjuntamente con los laboratorios para hacer análisis de manera expedita de los productos perecederos. Se trata de evitar el atraso en los envíos; también se tratará de modernizar el transporte porque hay que agilizar el comercio de los productos”.

Durante su participación Michel Taylor, comisionado saliente para Alimentos y Medicina Veterinaria de la FDA, apuntó que con la nueva ley se trata de prevenir problemas de salud y que los productores sean responsables de ofrecer alimentos sanos e inocuos a los consumidores. “buscamos alianzas y una cooperación de Senasica, Cofepris y de los productores, por ello la importancia de educar y entrenar a las personas sobre la nueva normatividad”.

Explicó que la ley – que entró en vigor en Estados Unidos en 2011- cubre producción, procesamiento, transportación, empaque y preparación de los alimentos frescos, no contempla los productos avícolas ni carnes rojas, las cuales corresponden al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).  22-EXPORTACIONES

Michael Taylor subrayó que la ley contempla: estándares para cultivo, cosecha, empaque y almacenamiento de frutas y vegetales frescos para consumo humano; buenas prácticas de manufactura actuales, análisis de peligros y controles preventivos basados en riesgo de alimentos para humanos así como para animales; verificación de proveedores extranjeros para importadores de alimentos para consumo humano; certificación de auditores externos; transporte sanitario de alimentos para consumo humano y de animales, y adulteración internacional. Este último rubro estará listo en mes y medio.

El director en jefe de Senasica, Enrique Sánchez Cruz, y Álvaro Israel Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria, de Cofepris, apuntaron que con dicha ley se generalizan las buenas prácticas y garantiza al consumidor un alimento óptimo.