Home » Tecnología en el campo » Presas bajo tierra, opción sustentable para resolver escasez de agua

Presas bajo tierra, opción sustentable para resolver escasez de agua

Por: Yolanda Hernández Escorcia

Ciudad de México a 06 de marzo de 2019.- Un 42 por ciento de las comunidades indígenas en México, no tienen acceso al agua a pesar a estar ubicadas cerca de cuencas. Esta problemática podría solucionarse con la construcción de presas subterráneas, una alternativa sustentable y económica para resolver el problema de abastecimiento de agua y la crisis que enfrentan algunas regiones semiáridas y áridas del país, ante la ausencia de este vital líquido.

Miguel Álvarez Sánchez, director del proyecto Presas Bajo Tierra explicó que este sistema, ya patentado en el área de geohidrología, busca crear bienestar y elevar la calidad de vida de las comunidades más pobres del país y resolver el problema de desabasto que ya existe en las zonas urbanas de grandes ciudades como la de México, donde estiman dentro de unos 20 a 25 años podría registrarse una crisis de agua.

En entrevista con Mexicampo, aseguró que con la construcción de las presas subterráneas se pueden aprovechar, mejorar y gestionar los recursos hídricos de México, dándoles un uso sustentable.

Actualmente el 35 por ciento del agua que se obtiene de los ríos, no es aprovechada, y el 30 por ciento de los 635 mantos acuíferos, se encuentran sobreexplotados en zonas de interfase agrícola y urbana.

Las presas subterráneas son barreras impermeables que se colocan en los sustratos permeables de los suelos, que es donde fluye el agua, es apoyada y cimentada donde el agua se detiene, almacena y controla para después poder extraerla, detalló.

Y continuó: El agua que se recolecta, se encuentra en la parte superior de los mantos acuíferos en un medio poroso y tiene la bondad de recargarlos y no extraerle el agua, por eso es una alternativa, en medio de las grandes presas, pozos, aprovechamiento de manantiales, aguádales y humedales que existen.

El experto en diseño, construcción y manejo de presas subterráneas, consideró que su tiempo de vida depende de los elementos que la constituyen, y el más vulnerable es acero que calcula se puede degradar entre unos 80 a 90 años.

BENEFICIOS DE LAS PRESAS SUBTERRÁNEAS

  • Previenen el abatimiento del nivel freático
  • El terreno en la superficie se utiliza normalmente como se hacia
  • Se evita la evaporación
  • No tiene problemas de azolve
  • Se conservan las cualidades químicas del agua: color, olor y temperatura
  • Mínimo mantenimiento
  • Recarga de acuíferos

DESVENTAJAS DE LAS PRESAS SOBRE TIERRA

  • Almacena la corriente de agua superficial
  • Inunda el terreno y las parcelas aledañas se afectan, por lo tanto, hay resistencia social a su construcción
  • Evaporación del 30 al 40 % anual
  • Se azolvan y pierden capacidad de almacenamiento
  • Se contaminan con algas y lirios

De acuerdo con información de la Universidad Nacional Autónoma de México, más de nueve millones de personas en el país, no cuentan con servicios de agua potable, a pesar de que existen más de cuatro mil 462 presas; 667 de las cuales son consideradas como grandes, por su capacidad de almacenamiento.

Datos del INEGI refieren que el aprovechamiento del agua se destina en un 77% a la agricultura, 14% al abastecimiento público, 4% a la industria y 5% a las termoeléctricas.

Álvarez Sánchez, quien hace 32 años, analizó junto con sus compañeros de la Universidad de Kioto, Japón, el comportamiento de una partícula de agua debajo de la tierra, ideo y proyecto aplicar el sistema de presas bajo tierra, como una opción económica y amigable con el medio ambiente, para resolver el problema en las zonas semiáridas y áridas de México.

Hoy sus estudios y esfuerzo se han sido cristalizados en la construcción de varias preseas subterráneas, en los estados de Querétaro, Guanajuato y Chihuahua, con muy buenos resultados por la gran cantidad de personas beneficiadas, que históricamente habían carecido del vital líquido.

La Presa Aire No 1, se construyó en Charape de los Pelones, Querétaro, una comunidad que durante 50 años padeció escases de agua. Hoy ayuda a resolver esta problemática combinando los sistemas de almacenamiento, recolección y extracción de agua que ha beneficiado a 500 habitantes del lugar sin tener que esperar la época de lluvia.

Mide 5.20 metros de alto, 22.4 de largo y 60 centímetros de grosor y se encuentra a solo 80 centímetros por debajo del suelo; el agua del subsuelo se almacena y llega a más de 500 personas, quienes cuentan con agua los 365 días del año para poder cultivar maíz, frijol o los granos y hortalizas.

En julio del 2017 Presas Bajo Tierra, construyó un sistema en serie de dos presas: Aire N.2 y Aire No.3, en la comunidad de Aguas Buenas en Silao Guanajuato, este modelo beneficia a 1.400 habitantes de la zona en un total de cincuenta hectáreas, en el predio se dispone de agua todo el año para un proyecto habitacional sustentable y el trabajo agrícola.

En la comunidad del Pilón, municipio de Peñamiller, zona semidesértica de la Sierra Gorda de Querétaro, en un terreno de 15 hectáreas se construyó la Presa Aire N.4 proyecto cien por ciento sustentable que benefició a 329 habitantes, ayudando al desarrollo económico de la comunidad.

En noviembre de 2018 en la comunidad tarahumara de Samachique, municipio de Guachochi, Chihuahua, se iniciaron los trabajos de otra presa subterránea, que además de representar una fuente de empleo, permitirá a los pobladores abastecerse de agua potable todo el año, además de que podrán cultivar sus alimentos en una superficie de 12 hectáreas.

Gracias a su innovador sistema, el ingeniero Miguel Álvarez Sánchez fue reconocido en 2017 con el Premio de Sustentabilidad que otorga la Cámara Nacional de Industria de la Construcción y en abril del 2018 con el Premio de Riego Sustentable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas