La reducción del presupuesto para el campo, no es un tema de números y dineros, sino de la aplicación óptima y transparente de  los recursos,  ya que una vez aprobado, el problema “son  siempre las reglas de operación que impiden bajar los recursos hacia los productores”.

Entrevistado por Mexicampo, en el marco de los trabajos del Foro Global Alimentario que se realizó en Guadalajara, Jalisco, Cota Jiménez calificó como: “galimatías” o “nudo gordiano”  las reglas de operación con las que operan los programas de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca (SAGARPA).

El también dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), dijo que lo se requiere es la voluntad de los funcionarios para agilizar los apoyos y es con ellos es con quienes están  dialogando sobre temas centrales como, el de la  comercialización y el aseguramiento.

Respecto a la atención que el  gobierno federal  dará a los pequeños productores, comentó que por primera ocasión hay un programa especial que viene en el presupuesto, “con una visión social  que va a permitir proteger a la gran pirámide de producción”.

 En ese sentido dio a conocer que, a nombre de sus representados, hicieron una propuesta para que promueva una ley de organizaciones sociales representativa de los propios productores y con ello darles la oportunidad de que sean reconocidos, pero también tengan, “el gran compromiso de la transparencia y la democracia y fundamentalmente una buenas aplicación de los presupuestos”.