La Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, puso fin a un conflicto agrario de casi un siglo de duración en el estado de Tlaxcala.

Desde el año de 1922, los municipios de San Luis Huamantla y San Juan Ixtenco se disputaron la propiedad de casi 1,500 hectáreas, en un conflicto que enfrentó no solo a las dos comunidades, sino incluso a familias.

Sin embargo, esta disputa llegó a su fin este miércoles 26 de julio, luego de que Rosario Robles Berlanga, titular de la SEDATU les entregó  la sentencia del juicio agrario 298/2006.

Los 95 años de conflicto llegaron a su fin con un llamado a la unidad por parte de la Titular de SEDATU en una histórica fotografía con los representantes de las comunidades en disputa.

«Como sucedió en el país, a veces se le entregaba a un núcleo ejidal la misma tierra que a otro núcleo ejidal, y han tenido que pasar décadas para que este conflicto se resuelva a través del diálogo», expresó Robles Berlanga.

Se trata de un acuerdo que se solucionó gracias a la intervención del gobierno federal y a la buena voluntad de los ejidatarios.  “…Porque la gente lo que quiere es paz y vivir tranquila», expresó la titular de la SEDATU.

Durante su intervención el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, manifestó también: «Buscamos acuerdos y diálogos»,  por ello agradeció el respaldo de la SEDATU para la resolución del conflicto territorial.