OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Ciudad de México a 11 de enero de 2016 .- El diputado Sergio Emilio Gómez Olivier (PAN), secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, aseveró que la mitad de las áreas deforestadas en el país es originada por el sobrepastoreo y el manejo ineficaz de la fertilidad del suelo, según datos de secretaría federal del ramo, la Semarnat.

El también integrante de las comisiones de Cambio Climático y de Desarrollo Rural, indicó que las prácticas de labranza inapropiadas afectan alrededor de 47.6 millones de hectáreas.

Refirió que de acuerdo con el Programa Nacional Forestal 2014-2018 durante el lapso 2005 al 2010, la deforestación neta anual fue de 155 mil hectáreas por año, de las cuales nueve mil correspondieron a bosques templados y las restantes 146 mil a selvas.

Explicó que distintas zonas boscosas han sido utilizadas como lugares de pastoreo extensivo, el cual ha degradado el suelo, reducido la filtración de agua, disminuido la acumulación de la materia orgánica, además de que desplaza, reduce o elimina especies de flora y fauna silvestre, es decir, disminuye la biodiversidad.dscn4367

Subrayó que la pérdida de bosques y su deterioro contribuyen con 14 por ciento de las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero, y por lo cual se necesita diseñar políticas públicas que garanticen la sustentabilidad de las actividades ganaderas preservando o restaurando los terrenos forestales de pastoreo.

Estimó imprescindible lograr que la ganadería extensiva y semiextensiva en México se convierta en una actividad efectivamente sostenible, es decir, que permita a los productores obtener ingresos para alcanzar una vida digna, sin deteriorar al ambiente y con la posibilidad de seguir manteniendo a generaciones futuras, como establece la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En este sentido, mencionó que los terrenos forestales de pastoreo, además de proporcionar alimento para el ganado y la fauna, dotan al hombre de plantas medicinales, ornamentales y comestibles, que son parte primordial para las cuencas hidrológicas pues alimentan los mantos freáticos, y por lo cual su uso debe ser con criterios de sustentabilidad.

El diputado Gómez Olivier afirmó que ante este problemática es indispensable reformar las leyes generales de Desarrollo Forestal Sustentable; la del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, y la de Cambio Climático, con el propósito de que el pastoreo se evite en áreas destinadas a la reforestación natural o inducida, y donde haya evidencia de alteración del suelo, durante el periodo en que estén en peligro la vegetación y los suelos de referencia.

De igual manera, establecer que la Semarnat y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) implementen medidas para combatir la deforestación que ocasiona el pastoreo, e introducir y generalizar prácticas de protección, aprovechamiento y restauración de los suelos en las actividades agropecuarias de forma sustentable.

Puntualizó que la iniciativa que impulsa busca determinar que todos los programas federales dirigidos al apoyo de las actividades agropecuarias promuevan el manejo sustentable de las tierras.

Para concluir, el legislador señaló que con la protección del suelo se logrará no sólo incrementar la infiltración de agua, sino conservar la biodiversidad; además, la población rural desarrollará un sistema sustentable ganadero y asegurará una óptima calidad de aire y abastecimiento de agua.