De acuerdo con información del Centro de Análisis Multidisciplinario, de la Facultad de Economía de la UNAM, para adquirir una canasta básica en diciembre de 1987 se requería de una jornada de 8 horas y 29 minutos; hoy esa misma canasta costaría una jornada de 51 horas y 44 minutos

El salario mínimo en nuestro país es insuficiente, raquítico y ofensivo, aumentarlo en 3 o incluso 16 pesos, es colocarse muy por debajo de lo que realmente se necesita, sentenció Fidel Calderón Torreblanca, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados.

Calderón Torreblanca, recordó que en diciembre de 2015, el gobierno del entonces Distrito Federal propuso a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) que el salario diario fuera de 86.33 pesos, lo cual no fue aceptado.

Canasta-Básica

Estas propuestas que todavía no cobran vida, resultan insuficientes porque las condiciones económicas actuales son completamente distintas a las de hace medio año.

Al margen de lograr resarcir -aunque sea parcialmente- el salario mínimo, es imprescindible revertir el Pacto por México y sus reformas, so pena de 30 años más de efectos perniciosos para los ingresos del grueso de la población.

Calderón Torreblanca, informó que para la discusión del tema del salario en el ámbito parlamentario, está previsto en los próximos meses un ejercicio participativo e informado, con un enfoque amplio y profundo, que dé voz a posturas expertas, con intereses legítimos y plurales.

El legislador federal puntualizó que de acuerdo a información del Centro de Análisis Multidisciplinario, de la Facultad de Economía de la UNAM, en diciembre de 1987, para adquirir una canasta básica se requería de una jornada de 8 horas y 29 minutos. Hoy esa misma canasta costaría una jornada de 51 horas y 44 minutos.canasta-básica-

Declaraciones que sugieran que 3 pesos es suficiente, demeritan una posición inicial de negociación, “nos deja en una situación en la cual no sólo no se obtuvo un mayor avance en el pasado periodo ordinario de sesiones sino que limita expectativas en lo que resta de la legislatura, en una asignatura que ha sido una causa histórica de la izquierda mexicana”.

Incluso, esas propuestas resultan más conservadoras que algunos cálculos de la propia Conasami, que en voz de su Presidente, Basilio González, externó en marzo pasado que de haberse mantenido una dinámica adecuada, el salario mínimo estaría en 200 pesos y no en 73.4 como se encuentra actualmente.