* SEMARNAT, PROFEPA Y PGR, encargadas de su protección

Staff Mexicampo

Segunda Parte (II)

El pasado 29 de marzo del año en curso, se detuvo en la carretera Mexicali-Tijuana a un contrabandista en posesión de 121 buches de totoaba. La Profepa detalló que los buches asegurados tenían tallas de entre 35 a 57 centímetros, por lo que se puede inferir que correspondían a ejemplares de más de 30 años de edad.

Desde el 2014 la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), emitió una Alerta Púrpura a petición de la Procuraduría General de la República (PGR), como medida tendente a combatir el ilegal tráfico de pez totoba.

La notificación se extendió a los cuerpos policíacos de los países miembros de Interpol, para compartir información esencial acerca del modus operandi, objetos, aparatos y modos de ocultación utilizados por criminales para llevar a cabo sus actividades.

Al respecto la diputada Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo (PRI), solicitó a la PGR, remitir un informe sobre los resultados obtenidos a raíz de la Alerta Púrpura por parte de la Interpol, relativa al tráfico de buche de totoaba, para valorar los logros alcanzados desde su implementación y llevar a cabo acciones que, conforme a sus atribuciones, le competen.

totoba

Sánchez Arredondo destacó que la Profepa, como órgano administrativo desconcentrado de la Semarnat, efectúa acciones de inspección y vigilancia que forman parte del Programa de Atención Integral al Alto Golfo de California.

La estrategia central de esos programas es coordinar a los tres órganos del gobierno en el polígono natural donde habitan la vaquita marina y el totoaba. En la implementación de las acciones se menciona el trabajo conjunto por realizar por las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, PGR, Policía Federal División Caminos, Policías Estatales y Municipales.

De acuerdo a la legisladora, alertar a los cuerpos policiacos internacionales tiene el objetivo de evitar el tráfico de totoaba como primer paso importante, pero no debe ser el único, ya que es indispensable continuar y reforzar las acciones enfocadas a la inspección y vigilancia de esas especies vulnerables, e impedir actividades ilícitas en su perjuicio.

En silencio Sedena, Semar, PRG, Profepa y Semarnat

Sin embargo, la oficina en México del Fondo Mundial para la Naturaleza, en voz de Omar Vidal, responsable de la acción “Salve a los Pandas del Mar”, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, la vaquita marina desaparecerá.

Hizo notar que en 2015, murió el 40 por ciento de la vaquita marina, en entrevista a una cadena estadunidense, sostuvo que México “no se puede dar el lujo de perder a la vaquita marina, perder a la vaquita no es solo perder una especies, que es símbolo de lo mal que estamos haciendo las cosas, de cómo nos relacionamos con el medio ambiente y esas cosas tienen que cambiar ya, no tenemos tiempo para esperar”.

A finales del mes de mayo en gran parte de la prensa estadunidense como  Discovery, USA Today, Science Daily, CNN International, Fox News, The Nation, The Inquisitr, The New York Times, National Geographic, Gizmodo Science Monitor, entre otros, se publicaron artículos en los que se reclama a la administración de Peña Nieto por la posible extinción de esta especie.

Recordaron que la vaquita marina es mexicana, sólo mexicana. No hay otra  igual en el mundo. Mientras que el gobierno mexicano no ha dicho absolutamente nada de atender la emergencia.

El Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (Cirva), ha insistido que la población de la masorpa más pequeña del mundo ha disminuido de forma alarmante, pues se estima que sobreviven apenas 60 ejemplares.   vaquita marina

Aseguró que en marzo se hallaron los cadáveres de tres ejemplares. Las diversas organizaciones han acusado que son insuficientes e ineficientes los programas anunciados por las autoridades mexicanas, a las que han demandado en carta abierta dirigida al mandatario Enrique Peña Nieto, a redoblar los esfuerzos para evitar la extinción de este mamífero marino.

“Nosotros hemos dicho desde hace tiempo que las medidas para proteger a la vaquita marina no están siendo del todo eficientes. Creo que las cifras una vez más lo demuestran, si esto lo prolongamos en el tiempo, por ejemplo, de aquí al 2018, podríamos considerar la especie como extinta”, alertó Omar Vidal, del Fondo Mundial para la Naturaleza.

“Creo que aún es posible salvar a la vaquita, pero claramente ésta es nuestra última oportunidad”, y agregó que “los gobiernos de México, Estados Unidos y China deben tomar medidas urgentes y coordinadas para detener la pesca ilegal, el tráfico y el consumo de productos de totoaba, y al final, si la vaquita se extingue será de forma inevitable una responsabilidad compartida entre los tres países”, sostuvo.

Es urgente que el gobierno mexicano prohíba prácticamente toda la pesca comercial en la zona del Golfo de California. La marina y las autoridades medioambientales mexicanas deben patrullar ahora la zona, aunque  pescadores ilegales “podrían estar colocando redes clandestinas para capturar totoabas”.

Refiere que “son terribles noticias”, el 40 por ciento de las vaquitas murieron el año pasado”, y es a la administración de Enrique Peña Nieto a quien le corresponde que sobreviva a la extinción, han insistido los grupos ecologistas.

En octubre del año pasado, en el sitio web de la presidencia de la República, se emitió un texto en el que se reconoció la urgencia de eliminar las causas principales de mortandad de las vaquitas marinas para así poderle dar oportunidad de que sus poblaciones se pudieran recuperar. En-grave-peligro-de-desaparecer-la-vaquita-marina

“Desde principios del 2014, la Semarnat y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), iniciaron de la mano con las comunidades pesqueras del Alto Golfo el diseño de un programa que cumpliera con el objetivo de la conservación de la vaquita y la totoaba, pero con la condición de no afectar la economía de las familias que se dedican a la actividad pesquera”.

Lamentablemente, las organizaciones ambientalistas sostienen que ello no se ha respetado, niegan la efectividad de las medidas, “hay que entender que aquí hay instituciones que deben comprometerse plenamente en el ejercicio de sus labores, como Semarnat, Conapesca, Sedena, Semar y PGR, señalan.

Hicieron notar, además que desde abril de 2015, se prometieron drones para salvaguardar la zona donde se encuentran las vaquitas, sin embargo, aún no se cuenta con ellos.

“Una cosa es que exista un programa y otra es la eficiencia con que se maneje. Ha pasado más de un año desde que se prometieron los drones y siguen sin llegar. Ahora que se dio la cifra oficial ya es tarde, eso se debió implementar desde que se prometió”, denunciaron.

Para que las medidas las vejigas secas de totoaba, suelen ser enviadas de contrabando a China a través de Estados Unidos.

Greenpeace, ha manifestado que en los programas federales del gobierno hay errores, que se deben hacer inversiones aunque estas sean caras, y reitero las cuatro recomendaciones formuladas.

  • Prohibir las redes de enmalle de forma permanente y no sólo por dos años, en toda el área de distribución de la vaquita y el programa actual de compensación debe ser formulado para retribuir a los pescadores que se hayan cambiado al arte de pesca alternativa, en lugar de compensarlos por no pescar.
  • El gobierno de México debe aumentar los recursos y compensar plenamente a la Semarnat, Conapesca, Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), y Secretaría de Marina en el diseño de un programa integral, transparente y objetivo de investigación y desarrollo de artes de pesca para escama, que sustituyan las redes de enmalle, incluyendo el establecimiento, en colaboración con la Comisión Presidencial y el CIRVA, de un panel de revisión para evaluar la implementación de este programa.
  • Es necesario que la vigilancia y medidas para combatir la pesca de enmalle en la zona de exclusión, sean realmente efectivas. Solicitamos que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), asigne más personal y recursos para aumentar dicha vigilancia durante todo el año, con especial enfoque en las épocas de reproducción de totoaba y curvina.
  • Garantizar el cumplimiento de la NOM-002- SAG/PESC-2013, junto con un programa de observadores, dispositivos de monitoreo satelital y vigilancia con cámara abordo en embarcaciones menores, inspecciones en los sitios donde se boten las pangas y con los protocolos experimentales en el caso de las pruebas con artes de pesca alternativas para escama.