• La desigualdad salarial y aumentos no son representativos sólo simbólicos.
  • La canasta básica aumenta cada año.

El estancamiento del salario mínimo por más de 30 años en México, ha provocado que cada vez sea menos posible alcanzar un estado de bienestar social para más del 53.2 por ciento de la población y que 63.8 millones de personas perciban ingresos inferiores por debajo de las líneas de prosperidad, aseguró El Barzón nacional.

En un  comunicado, la organización campesina de productores, señaló que de acuerdo con  datos del Coneval, la población que se encuentra en pobreza, cuenta con un salario promedio que va desde los $2,542.13 en la zona urbana y 1,614.65 en las rurales, salario con el que es imposible cubrir las necesidades básicas de educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y una alimentación sana.

Para abril del presente año, la canasta básica de sólo 37 productos tuvo un valor promedio de $1,335.18 para la canasta urbana, mientras la canasta rural $955.46, la cual aumento 5.3% más en comparación con el mismo mes del 2015 y en el mes de marzo su incremento fue de 6.2% en comparación con el año pasado.

En la Ciudad de México, la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su salario pasó del 56.5% en el segundo trimestre de 2013 al 60.5% para el mismo periodo de 2014.

Además los diversos aumentos en los precios de los productos más básicos de la canasta básica como lo son: leche, carne, huevo, pollo, jitomate, limón, cebolla, ajo, tortilla, frijol y arroz.

Por mencionar la leche aumentó de $14.30 pesos el litro en 2015 a $16.45 pesos el litro sin contar las especiales de hasta $18.00 pesos el litro en sus versiones de deslactosada, light, pasteurizada y ultra pasteurizada, el huevo que ha tenido aumentos desde los $40.00 pesos en el 2015 a $ 35.78 18 piezas, en las cadenas comerciales, el frijol negro en $16.00 pesos el kilo en 2015 a los $19.00 pesos el kilo, las carnes rojas continúan en aumento desde el 2013 con un precio de $85.00 el kilo y a la fecha a  $148.88 el kilo, la tortilla con aumento en el año pasado desde los $10.00 el kilo hasta los $19.00 pesos en algunas regiones del país y recientemente el limón que al primer trimestre alcanzó un precio de los 45.00 pesos el kilo en comparación con el año pasado en la misma fecha con un precio promedio de $20.00 pesos el kilo, estando en otras ocasiones hasta en $12.00 pesos el kilo.

Los diversos aumentos en los productos alimenticios y la carencia de un salario digno son un factor de aumento en la mal nutrición y enfermedades relacionadas con la alimentación, las cuales siempre afectan al  sector más pobre.