Ciudad de México, 19 de marzo.- El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), estableció un convenio para operar Estrategia de Acompañamiento Técnico del programa Producción para el Bienestar, a través del cual se impulsarán tecnologías y maquinaria de bajo costo para aprovechar eficazmente el agua y la energía.

El encargado del Despacho de los Asuntos de la Dirección General del INIFAP, Luis Ángel Rodríguez del Bosque, subrayó que seguirá fortaleciendo el trabajo del organismo para refrendar su posición como brazo técnico de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural,

Ello permitirá facilitar la adopción de prácticas agroecológicas y sustentables que contribuyan a elevar los rendimientos en maíz, frijol, café, caña de azúcar, cacao, miel, leche, amaranto y chía.

El reto, es impulsar la aplicación de conocimiento científico para contar con tecnologías, maquinaria y equipo de bajo costo que permitan aprovechar eficaz y sustentablemente el agua y la energía y de esta manera afrontar el cambio climático.

La estrategia de acompañamiento técnico deberá propiciar que las y los productores de pequeña y mediana escala, se inserten en esquemas de mercado de especialidad y de diferenciación de calidades y con certificación.

“Nuestro principal interés y privilegio es servirlos a ellos y que mejoren sus rendimientos y produzcan alimentos saludables susceptibles de mejores precios e ingresos para ellos”, anotó Suárez Carrera.

Rodríguez del Bosque, consideró necesario involucrar al Laboratorio Nacional de Modelaje y Sensores Remotos (LNMySR), del instituto y con ello reforzar el conocimiento en pronósticos de clima y aprovechar sus instalaciones.

“Tenemos que seguir fortaleciendo el trabajo del Instituto, para refrendar su posición como brazo técnico de la Secretaría”.

El director general de Logística y Alimentación de la Secretaría de Agricultura, Héctor Robles, resaltó que en 2020 se atendió a 31,102 productoras y productores de granos, café y caña, de 23 regiones del país.

Los efectos se observan en una superficie de 53, 622 hectáreas, principalmente en Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guerrero, Puebla, Hidalgo y Estado de México, pero también en Michoacán, Zacatecas, Yucatán, Chihuahua, San Luis Potosí, Guanajuato, Tabasco, Jalisco, Durango, Campeche, Morelos, Nayarit, Colima, Tlaxcala, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Sinaloa.

La estrategia de acompañamiento, opera por medio de 464 técnicos agroecológicos y sociales comprometidos con el tránsito agroecológico, y en 1,424 Escuelas de Campo, que implican 2,454 hectáreas.

Estas escuelas son predios de productores innovadores, quienes ya tienen la experiencia y convicción con prácticas agroecológicas y en ellas se capacita al conjunto de productores, en temas como el mejoramiento de semillas, conservación del maíz nativo, captación de agua, agrobiodiversidad, traspatio, huertos y viveros.

Héctor Robles comentó que también se realizan eventos de capacitación nacionales, a distancia y presenciales, y talleres con productores que en 2020 totalizaron 2,648, con la participación de 78,716 productores en 23 regiones.

Destacó la colaboración activa en la estrategia de acompañamiento de 7,675 Jóvenes Construyendo el Futuro en 239 municipios de 15 estados. Ocho de cada 10 son indígenas y están concentrados en Guerrero, Oaxaca, Chiapas e Hidalgo. (Redacción MEXICAMPO).