Como parte de los programa de Conservación y Manejo de la Reserva de la Biósfera en lo alto del Golfo de California y Delta del Río Colorado; así como de Protección de la Vaquita Marina, dentro del área de refugio ubicada en la porción occidental, fueron aseguradas dos embarcaciones menores sin nombre, ni matrículas legibles, sorprendidas en flagrancia al realizar actividades de pesca ilegal.

En un operativo marítimo nocturno realizado por personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y efectivos de la Secretaría de Marina, con un vehículo aéreo no tripulado, detectaron a las dos embarcaciones cuando efectuaban actividades de pesca de camarón con redes tipo chinchorro en el interior de la reserva natural, por lo que se procedió al despliegue de una lancha tipo Defender a la ubicación de las embarcaciones menores.

De esta forma, se aseguró además el producto que habían capturado y sus artes de pesca, en tanto se resuelve su situación legal, al incurrir en actos contrarios a los programas de manejo y conservación del hábitat crítico, así como a los programas de protección de áreas de refugio para especies acuáticas.

El personal de ambas dependencias, con órdenes de inspección, intervino las embarcaciones menores, las que no tenían la autorización requerida, y con ello contravenir con sus acciones las actividades de pesca, conforme el acuerdo por el que se establece el área de refugio para la protección de la vaquita marina (phocoenasinus), y de la totoaba (TotoabaMacdonaldi).

Las citadas especies, están consideradas en peligro de extinción (P), y enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.