Ciudad de México, 30 de agosto.- ​En la semana 44 del ciclo azucarero con fecha de corte al 31 de julio, se alcanzó una producción nacional de 5,715.448 toneladas de azúcar, lo que representa un aumento del 8.28 por ciento, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

​La producción nacional de azúcar refinada alcanzó 1,348.267 toneladas; azúcar estándar, 3,410.438 toneladas; azúcar blanco especial, 182,721 toneladas, y la de azúcar mascabado fue de 35,876 toneladas: Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca).

La Sader informó que en la zafra 2019-2020, que registró la producción de 5,278.320 toneladas.

De acuerdo con cifras del Conadesuca, el 28 de julio de 2021, concluyó la molienda de caña de los 49 ingenios que se encuentran en el territorio mexicano, con lo cual la producción nacional de azúcar refinada alcanzó un 1,348.267 toneladas.

La dependencia federal detalló que la producción de azúcar estándar es de 3,410.438 toneladas; la de azúcar blanco especial, 182,721 toneladas; la de azúcar mascabado, 35, 876 toneladas, y la de azúcar con pol menor a 99.2, de calidad para exportación a Estados Unidos, 738,146 toneladas.

Precisó que la zafra 2020/21 inició el 28 de octubre de 2020 en el ingenio Plan de Ayala, en Morelos, y concluyó el 28 de julio de 2021 con el ingenio San Rafael de Pucté, Quintana Roo.

Al cierre de la semana 44 del ciclo azucarero, las cifras finales fueron: superficie industrializada de 789,996 hectáreas; caña molida, 51,292.545 toneladas, y una producción total de azúcar de 5,715.448 toneladas.

El ingenio San Rafael de Pucté concluyó su molienda de caña el pasado 28 de julio, correspondiente a la semana 44 del ciclo azucarero 2020/2021: industrializó 33,114 hectáreas con molienda de un 1,794.603 toneladas de caña y una producción de azúcar de 173,561 toneladas.

Destacó que el cultivo se produce en 15 estados en la República, en una superficie industrializada de 789,996 hectáreas.

Las entidades que destacan por su producción de azúcar son: Veracruz, con 2,130.528 toneladas; Jalisco, 733,175 toneladas; San Luis Potosí, 643,605 toneladas, y Chiapas, 338,480 toneladas.

Este cultivo es ejemplo de desarrollo territorial y bienestar para las familias productoras y trabajadoras agrícolas, y con potencial de agroindustria “carbón neutra” y de “agricultura circular”, en donde se encuentran ejemplos de ingenios con liderazgo ambiental y compromiso social.

Para contribuir a garantizar el buen desarrollo y rentabilidad de este cultivo, la Sader al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), a colaborar con el Centro de Investigación y Desarrollo de la Caña de Azúcar A.C., (CIDCA).

La dependencia dio a conocer que se trabaja en nuevas variedades de caña de azúcar, asi como en impulsar el proyecto que permita la transferencia de tecnología, basado principalmente en el desarrollo, validación, adopción y producción de variedades de caña.

El objetivo es incrementar sustancialmente la productividad promedio de cada región cañera en el país, y en donde sea posible, liberar superficie cultivable para otros cultivos que generen valor al mismo territorio y recurso agua para aprovechamiento humano. Todo esto en apego al Programa Institucional del Conadesuca.

Hacer más productivo el cultivo de caña coadyuvará a liberar tierra y diversificar cultivos en el país, expresó Sader.

​El gerente ejecutivo general del Centro de Investigación y Desarrollo de Caña de Azúcar (CIDCA), Carlos Flores Revilla, destacó que con algunas de las nuevas variedades han logrado cosechar hasta 65 toneladas de caña de azúcar por hectárea.

​El titular de Agricultura también supervisó las investigaciones que se realizan para el mejoramiento del cacao en el Centro de Investigación Regional Pacífico Sur (CIRPAS) Rosario Izapa, del Inifap.

La Sader y el CIDCA, impulsarán un programa de transferencia de tecnología para acercar a productores del país variedades híbridas de caña desarrolladas por técnicos mexicanos.

Esta vinculación científico-técnica contribuirá también a hacer este cultivo más productivo, rentable y sustentable.

Del CIDCA, se distribuyen a todos los ingenios del país las variedades de caña de azúcar que se cultivan y se cuenta con un banco de germoplasma con más de 3,000 materiales genéticos que provienen de todas partes del mundo.

“Se seleccionaron materiales que al cruzarlos generan variedades con mayor productividad y resistencia a plagas y a condiciones atmosféricas adversas.

En este proyecto, participan instancias de la Sader como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), el Colegio de Postgraduados (Colpos) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

El CIDCA tiene 11 campos experimentales ubicados en las principales zonas cañeras del país como Sinaloa, Chiapas, Veracruz, Colima, Tamaulipas, San Luis Potosí y Yucatán, a través de los cuales se han desarrollado 46 variedades de semillas híbridas de caña de azúcar, 20 de ellas liberadas y patentadas y 26 más en proceso de registro.

El gerente ejecutivo general del CIDCA, Carlos Flores Revilla, explicó que con algunas de esas variedades han logrado cosechar hasta 65 toneladas de caña de azúcar por hectárea, con la que se aporta innovación, productividad, sustentabilidad, desarrollo tecnológico y rentabilidad a la agroindustria azucarera mexicana.

En apoyo al sector productivo cañero de México, el Inifap organizará un seminario para dar a conocer la nueva tecnología a técnicos y productores, lo que también les permitirá contar con otras opciones para elegir la variedad más adecuada para cada zona agroecológica, indicó el director general del organismo, Luis Ángel Rodríguez del Bosque.

El director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, ofreció el apoyo de la institución para trabajar de manera coordinada con el CIDCA y el Inifap, a través de un esquema de estación cuarentenaria. (Redacción MEXICAMPO).