23 junio, 2024

Campesinos toman oficinas de FERMACA exigen pago de tierras

  • Piden cese la represión contra afectados por la construcción de gasoducto, en plantón desde hace 25 días.

Campesinos de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC) tomaron hoy las oficinas de la empresa FERMACA en la Ciudad de México para exigir el pago de sus tierras en la zona donde se construye un gasoducto propiedad de la compañía, la cual se ostenta como una de las más importantes del sector energético mexicano.

Los campesinos reclaman cese la represión contra quienes denuncian el despojo que pretende hacer la empresa y denuncian el contubernio de directivos de FERMACA con el director de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo Ignacio García Alcocer. Es el caso de Santiago García Castellanos, primo hermano de la cónyuge de dicho funcionario, quien tiene el cargo de director general de la empresa Santa Fe Natural Gas, la cual es filial de la empresa citada y, en este sentido, indican, hay un evidente conflicto de interés. Este funcionario, señalan, es quien lo protege y respalda para utilizar a la policía y atemorizar a los campesinos.

Los campesinos afectados mantienen desde hace 25 días un plantón en la zona afectada por la construcción del gasoducto para exigir a FERMACA el pago justo de sus tierras, ya que el proceso de negociación para el paso por los ejidos fue irregular y en favor de la empresa.

Luis Tovar, dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC) y quien encabeza la toma de las oficinas centrales de la empresa, demandó la instalación de una mesa de diálogo para resolver el conflicto y advirtió que, de no ser atendidos por ésta, cerrarán la circulación sobre el Periférico.

 El líder campesino dijo que la empresa no fue acompañada por ninguna autoridad en la negociación con los ejidatarios de las comunidades de 12 de Diciembre, La Lagunilla, El Cerrito Colorado, todas del municipio de Cuencamé; el ejido 18 de marzo del municipio de Simón Bolívar y el ejido El Naranjo del municipio de Santa Clara, así como 4 pequeñas propiedades del ejido 10 de Abril, por lo que el pago de la tierra fue el que la empresa fijó.

 “El precio que pagaron por la tierra es muy bajo, por lo que exigimos a la empresa el pago de la superficie afectada con un avalúo distinto al el que pretende pagar, así como el reconocimiento de la superficie que no está en los presuntos contratos, los cuales no dejaron en los ejidos”, denunció.

Luis Tovar advirtió sobre el clima de hostilidad que viven los campesinos afectados y dijo que en dos ocasiones han retenido de manera ilegal a varios de ellos, por lo que reclaman que la fiscalía del estado los deje de estar amedrentando y violentando sus derechos.

El dirigente de la CODUC, a nombre de los ejidatarios afectados, solicita la instalación de una mesa en donde participe el gobierno del Estado, los campesinos afectados, la organización campesina y personal de la empresa con facultades para concluir el conflicto.

About The Author