Ciudad de México, 24 de marzo.- La Cámara de Diputados aprobó reformas en materia de delitos contra la vida e integridad de los animales y estableció cárcel por maltrato. En sesión semipresencial, legisladores aprobaron con 444 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, reformas al Código Penal Federal, en materia de delitos contra la vida e integridad de los animales y establecer las sanciones correspondientes.

Las modificaciones, enviadas al Senado, son a la denominación del Título Vigésimo Quinto y se adiciona un Capítulo Segundo Bis, “Delitos contra la vida y la integridad de los animales”, que comprende los artículos 420 Bis 1, 420 Bis 2, 420 Bis 3, 420 Bis 4 y 420 Bis 5 a dicho Código.

Se establece que al que dolosamente cause la muerte de un animal vertebrado, se le impondrá de 10 a cien días multa y de 60 a 180 jornadas de trabajo a favor de la comunidad.

Señala que se impondrá pena de tres meses a dos años de prisión y multa de 100 a 150 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) vigente, a quien dolosamente cause sufrimiento a un animal vertebrado, sin que provoque la muerte inmediata, cause lesiones que pongan en peligro la vida de un animal vertebrado o le cause lesiones o marcas permanentes.

También se indica que son excluyentes de responsabilidad de lo dispuesto anteriormente: la muerte o mutilación de un animal vertebrado resultado de actividades culturales o cualquier otra que sea lícita, que constituya plaga y la muerte o mutilación de un animal por causa justificada y cuidado de un especialista o persona debidamente autorizada y que tenga conocimientos técnicos de la materia.

Asimismo, marcar o herrar animales vertebrados, cuando el objeto sea distinguir al ganado o el sacrificio de un animal vertebrado para consumo humano.

Otro artículo establece que se impondrá pena de seis meses a dos años de prisión y multa de 100 a 150 veces el valor de la Unidad de Medición Actualizada vigente, a quien utilice a un animal vertebrado con fines sexuales.

Se entenderá por utilización con fines sexuales a la práctica de actos de zoofilia con un animal y la venta, distribución, exhibición o difusión de imágenes, fotografías, videos o cualquier otro medio en que conste algún acto de zoofilia.

Los delitos previstos se perseguirán por querella, salvo que se cometan por el propietario, custodio o poseedor del animal o que el animal carezca de propietario, custodio o poseedor, casos en que se perseguirán de oficio.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Justicia, diputada Pilar Ortega Martínez (PAN), señaló que las conductas relativas al maltrato de animales se han incrementado considerablemente.

Refirió que, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana de 2016 elaborado por el INEGI, en ese año la Semarnat recibió alrededor de 4,200 quejas sobre animales que habían sufrido alguna especie de maltrato, de los cuales el 64 por ciento eran perros y el 18 por ciento gatos.

Sin embargo, agregó, “es evidente que esta cifra es mucho mayor si se aborda desde un enfoque local y municipal, en donde desafortunadamente no hay cifras consistentes y homogéneas que nos permitan dimensionar el problema con certeza empírica”. Por ello, la importancia de proteger a los animales del maltrato y sufrimiento.

Explicó que el capítulo que se adiciona al Código Penal Federal contiene tres tipos penales, una disposición relativa a causales excluyentes de responsabilidad y una relativa al régimen de persecución de los delitos; todos ellos con el objetivo de proteger la vida y la integridad de los animales vertebrados.

Detalló que las conductas que se propone sancionar son la privación de la vida, causar sufrimiento y lesiones que pongan en peligro su vida, entre otros. Precisó que la tipificación no pretende perseguir actividades económicas y culturales lícitas.

Con la reforma, dijo, se da un paso fundamental para construir una sociedad que recupere la conciencia del respeto de su entorno y de la conmiseración de otros seres vivos. “Proteger a los animales no es únicamente un acto de justicia, sino también un precedente que define la estatura moral del país que queremos”.

Asimismo, la legisladora de Movimiento Ciudadano, ­Ruth Salinas Reyes, afirmó que el abandono de animales domésticos es una forma de maltrato a esos seres vivos, además de que esa práctica se incrementó durante el confinamiento sanitario.

Señaló que con el abandono los animales quedan expuestos a toda especie de agresión y violencia en las calles. Comentó que las reformas legales están encaminadas hacia un trato más digno para los animales, y remató que los animales son seres que requieren de la protección por parte del ser humano. (Redacción MEXICAMPO).