Home » Agenda nacional » Chapingo ofrece patentes para alcanzar autosuficiencia alimentaria

Chapingo ofrece patentes para alcanzar autosuficiencia alimentaria

Ciudad de México a 17 de junio de 2019.-Ante el reto de alcanzar la autosuficiencia alimentaria para consumir lo que producimos y dejar la dependencia agroalimentaria de Estados Unidos y más bajo la amenaza del Presidente Donald Trump, la Universidad Autónoma Chapingo pone a disposición de productores agrícolas mexicanos y al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, más de 6 patentes, innovaciones científicas y tecnológicas para obtener mayor rendimiento y calidad en alimentos como tomate de cáscara, frijol, maíz, nopal, chile manzano, verdolaga, calabaza, cempoalxochitl, nochebuena, higuerilla, café, amaranto, haba, cala, dalia entre otros.

Así lo dijo el Director General de Investigación y Posgrado de la UACh, Bernard Herrera y Herrera, durante una reunión con investigadores que han registrado patentes ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para proteger instrumentos, maquinaria y equipo que agiliza y reduce tiempos en el trabajo agrícola.

En ese sentido, informó que como parte de los trabajos de investigación, existen 6 títulos de patentes actuales registrados; once trámites para patente, ocho registros para patente de modelo de utilidad y seis registros para trámite de diseño industrial.

Precisó que la UACh ha registrado 72 nuevas variedades vegetales con mayor rendimiento y calidad de 20 especies vegetales ante el Sistema Nacional de Inspección y Certificación de Semilla, resultado del trabajo de fitomejoramiento que han hecho los profesores-investigadores en favor del campo mexicano.

Estas innovaciones científicas y tecnológicas permitirán disminuir el tiempo de trabajo en la recolección de frutos, eficientar el uso de agua en tierra de riego, abatir la falta de tecnificación en el campo mexicano y alternativas para más del 90 por ciento de los invernaderos que no cuentan con instrumentos para mejorar la productividad.

Asimismo, se cuenta con herramientas para el control de enfermedades en frutales, frutillas y ornamentales pues actualmente el 60 por ciento de las enfermedades en el campo son por hongos.

Con el uso del robot multifuncional que sirve para siembra, riego y fumigación en el campo con alta precisión se podría incrementar la producción de alimentos y para producir con eficiencia ganado de traspatio y abatir la importación de hasta 100 mil borregos por año para atender la demanda nacional de carne de barbacoa o ganado de registro, existe un dispositivo que permite detectar la capacidad reproductiva de los animales.

Además se ofrecen mecanismos de fitomejoramiento de 30 mil especies vegetales  que existen en el país pues a la fecha apenas se trabaja en 3 especies.

En la reunión de evaluación de patentes ante el IMPI, Federico Hahn Schiam investigador del Departamento de Irrigación aseguró que cuenta con un Recolector de Mangos que puede ser usado con cuatrimoto y con él se evita la contaminación y se reduce el trabajo de recolección.

Indicó que para recolectar una hectárea de 100 árboles de mango normalmente se utilizan entre 3 y 4 personas y con este prototipo el trabajo se realiza en media hora y con una sola persona con lo que se evita en tiempo la caía de mango y que se pudra con lo que evita se genere la larva que a su vez contamina el suelo.

Además, no es un producto caro y su valor es de 80 mil pesos y ya se aplica en la costa grande de Guerrero de tal suerte que podría ser accesible para pequeños y medianos productores de hasta una hectárea, sólo necesitan un medio de tracción y con este prototipo, incluso, puede darse valor agregado al producto al convertirlo en pulpa o refrescos.

Por su parte, Samuel Pérez Nieto, también del Departamento de Irrigación habló del Medidor Electrónico de Gasto y Volumen en Canales. Se trata de un dispositivo en 3 partes con 3 sesiones de canal de conducción de agua, la velocidad y el peso de agua por el canal de distribución en campo.

Se puede utilizar con una tableta o un celular donde el usuario podrá medir el gasto y volumen en el sistema de riego a nivel de parcelas pues no hay que olvidar que de las 6.5 millones de hectáreas que hay en el país, el 90 por ciento se hace por canales de riego, de ahí la importancia de este dispositivo para ahorrar agua y gasto en el consumo de la misma, explicó.

Otro investigador de Irrigación, Eugenio Romantchik, se refirió al Equipo para cortar Mazorcas y Deshojarlas. La máquina deshojadora de mazorcas de maíz cuenta con un sistema de control de disco de corte mediante un sistema de visión artificial que identifica mazorcas y genera los parámetros de largo y ancho cuya efectividad es del 87 por ciento y aumenta el trabajo manual en 8 veces.

Por otra parte, entre los investigadores que tienen en proceso de registro patentes está Efren Fritz Rodríguez, quien tramita la patente del Dispositivo Portátil, de no contacto para la medición y monitoreo del déficit de presión de vapor y de humedad en cultivos de invernadero y de campo abierto.

Lo anterior dado que la gran mayoría de los sistemas de producción en México no cuentan con instrumentos que permitan cuantificar dichos factores en el cultivo como es el estrés hídrico, el potencial de condensación, la incidencia de enfermedades, el rendimiento y la calidad del producto.

Expuso que el campo mexicano no está tecnificado y más del 90 por ciento de los invernaderos no cuentan con tecnificación, hablamos de poco más de 30 mil hectáreas desde mallasombra o túnel, y lo que se produce en nuestro país comparativamente hablando con lo que se produce en el extranjero la diferencia es abismal.

Es decir, dijo que mientras en México se producen 16 kilogramos por metro cuadrado de jitomate, en Estados Unidos y Canadá la producción llega a 46 kilogramos mientras que en Holanda es de 76 kilogramos y en las naciones más tecnificadas se alcanzan los 105 kilogramos.

A su vez, Disraeli Eron Rodríguez, tramita patente de Formulación para el control de enfermedades fúngicas en la producción agrícola de frutales, frutillas u ornamentales. Es una formulación para el control de enfermedades en frutales, frutillas y ornamentales que contiene nanopartículas de plata como ingrediente activo, sintetizadas a partir de óxido de plata, fosfato de plata, cloruro de plata y iones de plata.

Esto debido a que el 60 por ciento de las enfermedades en el campo son por hongos y actualmente ya se aplica en la producción de fresa y en el café infectado por la roya. El valor además es un 50 por ciento menor a lo que cuesta un agroquímico que llega a valer más de 2 mil 500 pesos.

Sergio Arturo Quiñonez Favila, tramita patente de Dispositivo Descortezador Mecánico Acopiable a Motosierra para el Manejo y Control de Insectos Descortezadores de Coníferas. Este dispositivo se crea ante la necesidad de combatir la plaga del insecto conocido como grano de arroz que mide 30 centímetros y mata árboles de 30 o 40 años de vida.

Se trata de un implemento para la motosierra y tiene una eficacia del 99 por ciento mientras que el insecticida reporta solo un 66 por ciento. No hay que olvidar que en México existen 45 millones de hectáreas de Pino y Encino que padecen la presión de estos insectos devastadores.

Tan solo el último reporte de 2011 a 2013, en el norte del país, entre Durango y Chihuahua, se vieron afectadas por este insecto medio millón de hectáreas, es decir 6 millones de metros cúbicos dañados.

Noé Velázquez López, tramita patente de Robot Agricultor en sus apartados de sistema de suspensión, carrocería y chasis. Ya ha operado este robot multifuncional y sirve para siembra, riego y fumigación en el campo de alta precisión pues tan solo en el caso de siembra de maíz se conoce que de un promedio de 80 mil plantas que se siembran por hectárea, se pierde el 10 por ciento y aquí se lograría una siembra uniforme como maíz, trigo, sorgo, frijol.

Raymundo Rangel Santos tiene en trámite de patente Dispositivo Manipulador del Aparato Reproductor de Pequeños Rumiantes para la inspección y detección de presencia de folículos ováricos y cuerpos lúteos.

Y es que por ejemplo, en el caso de las ovejas hembras resulta que llegan a tener solo una cría por año y solo algunas tienen 2 o 3 crías por año. Entonces, con este dispositivo se podría saber con exactitud la capacidad reproductiva de ellas, enfocado en las que tienen posibilidad de dos crías que haga su reproducción rentable en México.

El costo estimado del dispositivo no rebasa los 500 pesos y tiene una eficiencia del 100 por ciento mientras que existen otros aparatos similares en el mercado cuyo valor oscila entre los 6 y 12 mil pesos sin la misma efectividad.

Indicó que dicho dispositivo debe ser utilizado por especialistas quienes bien podrían revisar en no más de 15 minutos a cada oveja y en un proceso de interés productivo se puede atender entre 200 o 500 ovejas considerando que en México hay unos 15 millones de ovejas y no llegan ni a un 0.8 por ciento en el índice de nacimientos individuales y menos dobles.

Lo anterior hace que México sea altamente consumidor de carne de borrego congelada en un 50 por ciento ya que no satisface su demanda nacional donde es alto el consumo de este alimento que se reclama en fresco pero lamentablemente llega congelado de naciones como Argentina, Australia y Nueva Zelanda.

Se estima que llegaron a importar, en administraciones pasadas, hasta 100 mil borregos por año para atender la demanda nacional de carne de barbacoa o ganado de registro.

Finalmente, Armando Espinoza Flores, Protección de Derechos de Obtentor  de variedades vegetales, dio a conocer que la UACh ha registrado 72 nuevas variedades vegetales con mayor rendimiento y calidad de 20 especies vegetales ante el Sistema Nacional de Inspección y Certificación de Semilla, resultado del trabajo de fitomejoramiento que han hecho los profesores-investigadores en favor del campo mexicano.

En proceso de lograr los Derechos de Obtentor están 72 variedades vegetales entre las que se encuentran tomate de cáscara, frijol, maíz, nopal, chile manzano, verdolaga, calabaza, cempoalxochitl, nochebuena, higuerilla, café, amaranto, haba, cala, dalia, cosmos y romerito.

Señaló que lo anterior es urgente ya que de las más de 30 mil especies que existen en el país apenas se trabaja en su fitomejoramiento de 3 especies.

Este trabajo, comentó, lleva ya cerca de 20 años realizándose en México mientras que naciones como Francia y Holanda el mejoramiento genético rebasa hasta los 200 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas