Ciudad de México a 18 de diciembre de 2015.-El presidente de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, diputado Germán Escobar Manjarrez (PRI), aseguró que el problema de la plaga de la roya ha provocado una disminución importante en la producción del café, por lo que su combate requiere acciones estratégicas y formales.

Durante una reunión con integrantes de la Comisión y la de Desarrollo Rural con autoridades de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el legislador refrendó el compromiso con este importante cultivo y la atención que se le debe dar ante su afectación por la plaga.

Recordó que la Comisión impulsó importantes recursos al sector “pero se requiere algo más de fondo”, como intensificar las acciones. Adelantó que plantearán el tema ante el titular de la Sagarpa.

El director general de Sanidad Vegetal de esa dependencia federal, Javier Trujillo Arriaga, afirmó que en México se pierde el 50 por ciento del valor en cultivo por diversas plagas, entre la cuales la roya es predominante. Su impacto económico, dijo, hay que relacionarlo con la baja producción, y por tanto su valor cae en igual medida.

Señaló que el país enfrenta un desafío ante esta reducción de café y debe aprovechar la coyuntura por la alta demanda del aromático de calidad para recuperar el nivel histórico de productividad. No es posible de un año para otro, reconoció, pero en 10 se podría colocar a nuestra nación como líder mundial por calidad y productividad, rebasando a Colombia y Brasil.

El coordinador de atención al café, de Sagarpa, Santiago Arguello Campos, señaló que la instrucción del Ejecutivo es quitar “camisas de fuerza” a las Reglas de Operación en 2016 para que se incluyan en el Plan Integral de Atención al Café los proyectos de pequeños productores y de zonas indígenas con menos de una hectárea.

Se busca facilitar el proceso productivo desde un punto de vista integral de desarrollo rural sustentable en comunidades y regiones cafetaleras, para lo cual existe un alto sentido de urgencia de Sagarpa.

Explicó que el plan integral tiene el objetivo de establecer acciones enfocadas a las necesidades inmediatas y de largo plazo que requiere el sector y está diseñado desde la perspectiva económica, con la concurrencia de diversas dependencias. Se construyó desde la base productiva e incorpora aportaciones de los diferentes niveles de gobierno, agregó.

En su participación, el diputado Jorge Alejandro Carvallo Delfín (PRI), secretario de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, subrayó la necesidad de impulsar una política pública del café, con una visión a corto, mediano y largo plazo, para enfrentar a la plaga de la roya, que ha generado una crisis en la producción y pérdidas millonarias, empobreciendo a las regiones dedicadas a este cultivo.

Indicó que México es el sexto productor mundial de café y segundo lugar en producción orgánica; 13 estados siembran en una superficie de 680 mil hectáreas y generan 4.7 millones de sacos de 60 kilos.

“Ante la caída de los precios del petróleo, hoy más que nunca requerimos nuevas divisas, y el café es una gran oportunidad de mercado”, apuntó.

Por ello, insistió en trabajar en políticas transversales para vincular municipios que puedan invertir en viveros madre, apoyar la producción y dar responsabilidades, con convenios marco, a estados productores y la Federación.

Agregó que la mayoría de los productores de café tienen entre media y tres hectáreas y propuso que “a raíz del exhorto a Sagarpa para que se declarara el estado de emergencia por la roya, tomemos la decisión de generar una política en la materia”.

Recordó que se solicitó a la Sagarpa actualizar el padrón cafetalero, renovar las plantas de cafetos, capacitar de manera urgente e incentivar programas de compra de coberturas para productores.

Del PRD, la diputada Natalia Karina Barón Ortiz, integrante de esa instancia legislativa, planteó agilizar la protección y prevención no sólo de la roya, sino de la broca y otras plagas, y que Sagarpa realice un cambio profundo de la política pública, porque no es suficiente con la actual.

Propuso visitar las entidades para platicar con organizaciones y técnicos; depurar el padrón cafetalero; terminar con cacicazgos y que el presupuesto asignado al sector llegue a los productores que lo necesiten.

Señaló que los diputados revisarán cada tres meses la aplicación en tiempo y forma de los recursos, y pidió que la Sagarpa agilice la burocracia para que el presupuesto llegue puntual y sea más eficiente.

El diputado Leonardo Rafael Guirao Aguilar (PVEM), integrante de la misma Comisión, afirmó que la roya significa una merma importante en la producción en los estados que viven del cultivo del café, por lo que urge una solución.

Señaló que para el año 2030 el mercado de café requerirá 200 millones de bultos de 60 kilos, y la producción de Vietnam, Brasil y Colombia y otros países, no será suficiente para cubrir esa demanda.

“Queda un espacio abierto para crecer y fortalecernos, entrarle con 50 millones de bultos de café. Es una excelente oportunidad de crecer sin jugar a los dados, con perseverancia y constancia, de la mano de productores, legisladores y autoridades”.

Propuso que los gobiernos de los estados incluyan en sus planes estatales de desarrollo, apoyos directos y precisos al sector, ya que, dijo el primer generador de divisas, el petróleo, recortó su aportación de recursos a la producción, sobre todo de cultivos de los que viven más de medio millón de familias, es decir, cuatro millones de personas.

El diputado Miguel Ángel Sedas Castro (PVEM), secretario de la Comisión de Desarrollo Rural, destacó la importancia de conjuntar esfuerzos para dar a la zona caficultora el trato que merece y que a través de mesas como ésta, se den los pasos para apoyar a la gente del campo comprometida a luchar por mejorar la situación y recuperar el respeto al campo.