Por Janneth Aldecoa

Culiacán, Sinaloa. 22 de julio de 2016.- Debido al calentamiento global, un gran número de aves migratorias llega a las costas de Sinaloa, principalmente a la bahía de Santa María y entre los límites de Navolato y Angostura, dio a conocer el exsubdirector de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, Xicoténcatl Vega Picos.

El actual director de Divulgación Científica y Gestión Tecnológica del Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS) señaló que desde hace 14 años un gran número de investigadores de diversas instituciones se ha dado a la tarea de identificar las zonas de anidación y preservación de aves migratorias.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt indicó que actualmente se trabaja en la gestión de un espacio para la conservación de una especie en peligro de extinción, como es el chorlito nevado (Charadrius nivosus), que se encuentra dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Uno de sus sitios de anidación más importantes es el noroeste de México, después de San Quintín. La especie arriba a la antigua salina de Ceuta, según investigaciones realizadas desde el 2002.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Se ha presentado mortalidad de aves de este tipo por falta de atención?

Xicotencatl vega 166Xicoténcatl Vega Picos (XVP): Se tiene conocimiento de que una vez que los pollos salen de los huevos, muchos mueren por falta de agua y de alimento, y debido también a las temperaturas extremas que se presentan en esa zona.

AIC: ¿Qué es lo que plantean para evitar las muertes de las especies?

XVP: Se gestionó un recurso por parte del Grupo de Aves del Noroeste de México para hacer una especie de fosas donde se llenarían de agua para que esos animales puedan tener acceso a alimentos y a agua. Estamos en esa gestión. Esto es para garantizar a los donantes, que tengan la certeza de que el trabajo se está haciendo de acuerdo con la normatividad y con lo que ellos establecen. Xicotencatl_vega_166

Hay que gestionar con los dueños de las concesiones, en este caso, Farmer’s Best, una empresa socialmente responsable e interesada en la conservación, para que nos autorice hacer esas actividades. Tenemos los fondos para surtir de agua estas fosas. Son trabajos de manejo y conservación de hábitat muy puntuales que reditúan mucho en términos de conservación. 

AIC: ¿Qué es lo que han encontrado en las investigaciones?

XVP: Tiene más de 14 años implementándose. Se sabe que la colonia fluctúa. Ha tenido altas y bajas en cuanto a su población, pero por ejemplo, un colega de la Universidad de Bath, en Inglaterra, realizó muestreos de sangre para determinar genéticamente si era una población cosmopolita a nivel mundial, y los resultados arrojaron que se trata de dos especies completamente diferentes. Por un lado, tenemos la especie Charadrius alexandrinus, que era la especie global, pero estos resultados se hicieron aquí y en otras partes del mundo. Encontramos que genéticamente son dos especies diferentes, ya no es subespecie, sino que se separan como la especie del continente americano y la especie europea y asiática, son completamente diferentes. Entonces, tenemos la especie Charadrius alexandrinus, especie del viejo continente, por decirlo así, y la especie del nuevo continente es Charadrius nivosus. Estuvimos involucrados en ese estudio. Ese es uno de los logros.

Otro logro es que el Grupo de Aves del Noroeste ha realizado trabajos de manera coordinada en todo el noroeste de México, y nos permitió desarrollar un estudio que determina si las especies están o no en riesgo. Tenemos datos suficientes como para sugerir al gobierno federal, en este caso a la Dirección de Vida Silvestre, de Semarnat, que estas especies entrarán como amenazadas, el método de evaluación de riesgos de especies que se maneja en cualquier especie, ya sea de flora o fauna, que esté en territorio mexicano. Hicimos toda esa gestión, todo el estudio para incluir esa especie, no solamente comprobamos que era una nueva subespecie, sino que comprobamos que es una nueva especie, separada de la que pensamos que era. Nosotros la manejamos como Charadrius alexandrinus nivosus, a nivel subespecie. Ahora ya es Charadrius nivosus, ya se separan. Logramos que entre dentro de la Norma Oficial Mexicana, la 059.

Hay otras especies de aves en el noroeste de México que también han sido merecedoras del estatus de protección, unas en peligro, otras amenazadas. Son cuatro: el ostrero americano (Haematopus palliatus) y el playero canuto (Calidris canutus), que es una especie migratoria. Migra de una región de Alaska y de Siberia. Viene a invernar a las costas sinaloenses y se sabe que se va hasta Panamá. Esta sí está en estado crítico de conservación. Se estima que la población está entre 10 mil y 15 mil individuos y alrededor de 30 por ciento de la población mundial de la especie inverna en los más de 650 kilómetros que tenemos de costa, con sitios muy puntuales: la bahía de Santa María, la Ensenada de Pabellones, que es donde hemos encontrado los grupos más numerosos, y al sur, en la zona de marismas nacionales. Se sabe que en Guerrero Negro, en Baja California Sur, también llega un contingente muy importante de esta población. El noroeste de México, en esta especie migratoria, en particular el grupo de aves que se conoce como aves playeras, es fundamental y crítico para su conservación.

AIC: ¿Cuál es el siguiente paso en la investigación y las acciones de conservación?

XVP: Es el manejo del hábitat, en este caso de Ceuta. Continuar valorando cuáles son los sitios más importantes para ver si podemos implementar esquemas de conservación de tierras. Sabemos que son las islas de Sinaloa para el ostrero americano, 60 por ciento de la población mundial de esa subespecie, el Haematopus palliatus frazari, que es una subespecie endémica de México. El 60 por ciento de esos casi tres mil 500 individuos que contamos, utiliza las grandes islas de Altamura, en el municipio de Angostura, en Sinaloa, y las islas de la bahía de Navachiste: Macapule, San Ignacio, Vinorama.

Haematopus palliatus, Fotografía: Miguel Ángel Sicilia Manzo.
Haematopus palliatus, Fotografía: Miguel Ángel Sicilia Manzo.

El siguiente paso es emprender actividades de manejo, en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas; además más estudios para determinar el éxito reproductivo que está involucrado dentro del fracaso en la reproducción. Muchas veces coincide que estas especies de aves se reproducen durante Semana Santa. La mayoría de la gente tiende a ir en vacaciones a las playas. Hay mucha interferencia humana que puede dar como resultado que el éxito reproductivo de estas especies baje. Necesitamos determinar con exactitud cuáles serían los sitios más importantes para la reproducción y la conservación.

AIC: ¿Qué instituciones participan en estas investigaciones?

XVP: Ha sido un trabajo colaborativo con diferentes instituciones de investigación, como el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, (CICESE), la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS); es un gran número de investigadores. Dentro del trabajo de conservación está incluir estas especies dentro de la Norma Oficial.. (Agencia Informativa Conacyt)