Ciudad de México, 10 de abril.- Debido a que el amaranto es alimento con propiedades nutricionales, benéficas para la salud de la población, la senadora Susana Harp Iturribarría propuso reformar la Ley de Desarrollo Rural Sustentable para considerar a este producto como básico y estratégico.

La legisladora de Morena, explicó que su iniciativa armoniza con el artículo 4 de la Constitución, en materia de Derecho a la Alimentación Nutritiva, Suficiente y de Calidad.

El amaranto cumple con los requisitos de nutrición, podría contribuir a disminuir el sobrepeso de la población y la desnutrición infantil, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales y más proteínas que el trigo y la leche.

Este alimento, añadió, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a las personas con parálisis cerebral, mejora la talla y peso de niños y niñas con desnutrición, reduce la grasa corporal y el riesgo de enfermedades crónicas en adultos.

Susana Harp explicó que la semilla es nativa de Mesoamérica, y antes de la llegada de los españoles se cultivaba como parte de la canasta básica junto con el maíz y el frijol, pero fue prohibida por considerar su consumo “contrario al catolicismo”.

No obstante, el amaranto ha sobrevivido y en México actualmente se tiene una gran variedad de la planta, cultivada en distintos estados, destacó.

La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, y de Estudios Legislativos Segunda. (Redacción MEXICAMPO).