Yolanda Hernández Escorcia

En México existen 9.3 millones de terrenos rurales,  los cuales ocupan una superficie de 190.3 millones de hectáreas y representa el 96.9% de la superficie total del país. De estos 7.1 millones  corresponden a la propiedad social, Ejidos y Comunidades Agrarias y 1.9 millones  pertenecen a la propiedad privada, que aunque con sólo el 20.9% de la superficie concentra el 41% de las tierras nacionales, lo que significa que el tamaño promedio de sus terrenos, es superior a las demás formas de tenencia de la tierra.

De acuerdo con los resultados del Marco Censal Agropecuario 2016 que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los últimos  10 años, la propiedad social ocupa una superficie de 101 millones de hectáreas, es decir el 76.3%.

En conferencia de prensa Julio Santaella Castell, presidente del Instituto dio a conocer los resultados de este trabajo estadístico que por primera vez en la historia, muestra el amplio mosaico de terrenos rurales en el país a un máximo nivel de detalle geográfico y estadístico, como resultado de la actualización del Marco Censal Agropecuario.

La investigación destaca que de los 9.3 millones de terrenos rurales, la mayor concentración, el 45%, se concentra en los estados de: Veracruz, Estado de México, Chiapas, Puebla, Hidalgo y Michoacán. Pero a diferencia de este número de terrenos que se concentran en el centro y sur del país, la mayor superficie se ubica principalmente en la parte norte, cuatro entidades  tienen una superficie rural mayor a 10 millones de hectáreas, cada una: Chihuahua 24.3 millones, Sonora 17.8 millones, Coahuila, 14.7 y Durango 12.1 millones de hectáreas que en su conjunto concentran el 36.3 % de la superficie rural total del país.

Con la actualización de este Marco Censal se logró saber que nueve de cada 10 productores agropecuarios y forestales son los dueños de terrenos donde producen, y sólo en el 3.8 % de los casos la superficie que trabajan es rentada.

En el país hay 7.6 millones de terrenos rurales distribuidos  en grandes, medianos y pequeños productores agropecuarios y forestales. El censo precisa que cada gran productor tiene un promedio de 94 hectáreas, mientras que los medianos y pequeños tienen 13 hectáreas.

En lo que se refiere a la agricultura protegida (que se realiza bajo instalaciones especiales de condiciones ambientales óptimas para el desarrollo de los cultivos) se lleva a cabo en uno de cada 100 terrenos agrícolas del país. El invernadero es la instalación que más se utiliza y ocupa el 53% de los 56,430  que existen en el país con esta modalidad agrícola.

Detalla que de este gran universo sólo un millón 66 mil terrenos reportan tener como actividad principal la Ganadería. De estos 77.9% se dedican a la cría de bovinos como especie principal; 7.1% aves de corral, porcinos, ovinos, caprinos y colmenas, y el 15% restante a otras especies.

De los 62,873 terrenos que reportan tener como actividad principal la forestal, en el 32.7  se explota el pino. en una superficie de 36.5 de los 1.8 millones de hectáreas de terrenos forestales).