Con el objetivo de contener la expansión de las plagas y realizar acciones que permitan la progresiva rehabilitación de las áreas forestales, la diputada federal Karina Barón Ortiz solicitó a la Comisión Permanente exhortar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que destine los recursos necesarios del Fondo Forestal Mexicano al combate y control de contingencias ambientales causadas por plagas y enfermedades forestales en bosques de Oaxaca.

La legisladora perredista urgió también a la Comisión Nacional Forestal para que realice las acciones que permitan la prevención, combate y control de este tipo de sinestro, además que el Gobernador del Estado de Oaxaca haga del conocimiento público los resultados de los planes de combate y control de contingencias ambientales.

“Algunas comunidades del Estado dependen, directa o indirectamente, de la explotación de los recursos forestales, los cuales están bajo ataque de plagas, impactando, igualmente, en los ciclos de captación de agua”, aseguró la diputada por el Sol Azteca.

escarabajo descortezador

El Punto de Acuerdo señala que la Comisión Nacional Forestal reportó que durante el 2016 fueron afectadas en Oaxaca más de 12 mil hectáreas de bosques por gusanos descortezadores y defoliadores. La mixteca fue la región más afectada, principalmente la comunidad de San Juan Mixtepec con más de 645 hectáreas dañadas. “A esto se suma la falta de capacitación para atender esta emergencia forestal.

Recordó que desde hace 20 años los comisariados de bienes comunales dicen atacar el problema de la tala, sin embargo, se talan árboles sanos por lo que se afecta gravemente al ecosistema agudizado por los efectos de las plagas.

Barón Ortiz señaló que las comunidades han denunciado públicamente la poca atención de las quejas en relación al otorgamiento de permisos para la tala de los bosques, las cuales se realizan sin estudios serios de impacto ambiental por parte de las autoridades para conocer la viabilidad.

“Las comunidades saben que es necesario impedir la tala de árboles en buen estado, además de que los recursos obtenidos por los comisariados de bienes comunales sean aplicados en beneficio de los pueblos y comunidades de Oaxaca”, afirmó.

De acuerdo a las autoridades forestales, las principales afectaciones por plagas y enfermedades se registran en los bosques de coníferas y bosques de encino. Éstos destacan por el daño que se ocasiona a los ecosistemas forestales.

Cabe señalar que de acuerdo con el Plan Nacional Forestal 2014-2018, en México, entre 1999 y 2010 la superficie afectada fue de 51 mil hectáreas en promedio, de ellas 16 mil hectáreas fueron afectadas por muérdago; 15 mil por gusanos descortezadores y 12 mil hectáreas por insectos defoliadores.