El incremento durante los dos primeros meses del año en los precios de los alimentos de la canasta básica, revelan que el gobierno ha sido incapaz de establecer medidas que permitan detener la espiral inflacionaria y agrava las carencias alimentarias que viven millones de mexicanos, consideró el Barzón Nacional.

Ante esta situación, que ha puesto nuevamente en jaque el programa federa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, exigieron la inmediata intervención del Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña para enfrentar a las grandes concentraciones y monopolios, responsables de la distorsión y el abuso en los precios.

En un comunicado de prensa, El Barzón Nacional señaló que de acuerdo con las cifras del INEGI, en febrero el crecimiento anual de los precios fue muy superior al 2.13, de la inflación general en 2015, en alimentos que forman parte de la canasta básica y que han presentado alzas mayores al año anterior, como en el caso del; plátano tabasco que ha llegado hasta los $18 pesos el kilo, la papaya a los $20 pesos el kilo, el jitomate que en el mes de enero llegó hasta los $35 pesos y eso sólo en el Centro del país y para el Norte hasta los $45 pesos el kilo.

Otros productos que también subieron son; la cebolla  y los chiles que igual tuvieron un aumento del 30%, lo mismo se observa en el precio de pechuga de pollo que registró precios desde los $45 pesos el kilo hasta los $69 pesos el kilo; al igual que la leche para este año tuvo un promedio de $15.50 pesos el kilo, mientras que el año anterior fue de $14.35 pesos el kilo, llegando a costar hasta los $17 pesos el litro, la carne de res no ha disminuido desde inicios del 2014 ha tenido aumentos considerables de $65 pesos el kilo hasta los $145 pesos el kilo conforme a los precios registrados en la PROFECO y mercados locales.

Mientras los datos del INEGI para el mes de febrero igual registraron un alza en productos como: el pan de caja con un alza de 6.1%; en la pasta para sopa 8.6%; en las vísceras de res 7.4%; en pescado 8.5%; en frutas frescas 7.7%;  en frijol 18%.

Para el caso de los mercados internacionales, se observan caídas de precios de los insumos para la producción de alimentos, mientras en nuestro país sigue sin registrarse algún cambio significativo en los precios finales para los productores nacionales que necesitan adquirir fertilizantes como la urea, Súper fosfato Simple ó triple y aquellos que contengan marco y micronutrientes.

La aparente disminución de la devaluación del peso frente al dólar, mantiene intacto el encarecimiento de los productos importados que tienen repercusión en la adquisición de granos  para producir proteína de carácter animal, leche, huevo, pollo, carne y por los altos niveles de importación  de arroz y trigo, además de semillas y fertilizantes para cubrir el ciclo PV-2016, que se ha iniciado el pasado mes de febrero.