En el país son 18 entidades de las 32 en el territorio nacional, es decir 56 por ciento,  están formalmente declaradas en Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVG), situación con mayor preocupación en: Veracruz, Guerrero, Jalisco, Morelos y el Estado de México.

Denunció conforme a información oficial, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), en tanto que otras tres entidades se encuentran en espera de la resolución por parte de la Secretaría de Gobernación (Segob), para la declaratoria o no de la AVG.

Refirió que nueve estados más han solicitado la declaratoria de AVG, pero ésta les fue negada. Entre ellos se ubican estados con alto índice de criminalidad como Tlaxcala, en donde organizaciones de la sociedad civil han documentado la prevalencia e incremento de feminicidios, desaparición de mujeres y niñas, y la vinculación de muchos de estos casos a otros delitos como la trata de personas.

A nueve años de la creación de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), el 1o. de junio de 2009, la cual se impulsó con el objetivo de coordinar las acciones a nivel federal y local, enfrentar la violencia contra las mujeres y garantizar su acceso a la justicia, acusó que a la fecha, la protección y garantía de los derechos de las mujeres no ha sido prioridad de Estado.

“La agenda de las mujeres ha quedado en el desamparo, poniendo en riesgo la vida e integridad de niñas y mujeres, a lo largo y ancho del país.

Irresponsablemente, las políticas públicas en la materia, han sido reducidas al discurso y no a la implementación real, que impacte de manera positiva en la vida de las mujeres mexicanas”.

El OCNF, citó que a pesar de las 18 declaratorias de AVG que existen en el país, «vemos con preocupación que no se han atendido las causas estructurales de la violencia contra las mujeres a nivel nacional.

Tampoco se ha implementado un mecanismo que dé seguimiento puntual a la implementación efectiva y eficaz de las recomendaciones para revertir la situación y los contextos de violencia feminicida, emitidas por la Segob, a través de la Conavim.

Ejemplo el Estado de México, donde a tres años de la Declaratoria de AVG, está pendiente el dictamen que permita evaluar el impacto de las medidas emprendidas en materia de seguridad, justicia y prevención, que sustituya a los informes de acciones realizados por la autoridad estatal, que no reflejan las estrategias definidas para atender tan compleja problemática, ni los objetivos específicos que estén guiando dichas acciones.

“Los esfuerzos conjuntos iniciales -en los que participaron las autoridades estatales, el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM) y la Conavim, fueron paulatinamente abandonados”.

Eso refleja la falta de monitoreo y seguimiento de las acciones realizadas en el Estado de México, por parte del organismo federal, y la inexistencia de una metodología de evaluación de acciones, a partir de indicadores de proceso y resultado.

Como OCNF, red conformada por 43 organizaciones de la sociedad civil ubicadas en 23 estados del país, añadió, se ha “insistido que la claridad en la evaluación de los logros, avances y obstáculos, permitirá reconocer, apuntalar e impulsar aquellas medidas claves para seguir avanzando en la erradicación de la violencia feminicida».

Será además un punto de partida para establecer estrategias consistentes y sistemáticas para recabar avances y retrocesos en la implementación de la Alerta que pueden servir a otras entidades.

Pese a que la Conavim es el ente rector de la Secretaría de Gobernación, para coordinar y dar seguimiento a las acciones de las entidades federativas en el marco de las AVG, a tres años y medio de que se declarara la primera AVG, esta dependencia “no ha desarrollado la metodología de seguimiento y evaluación de las medidas implementadas por los estados, la cual debe contar no solo con indicadores de resultado, sino de impacto, corroborar la efectividad de las acciones y valorar su fortalecimiento, con el fin de disminuir los altos índices de violencia feminicida en el país.

Existe la prevalencia de la impunidad y la agudización de la violencia contra las mujeres en México, por ello la OCNF llamó al gobierno federal a fortalecer la Conavim, con los recursos humanos y materiales idóneos para cumplir de manera efectiva la encomienda de su creación.

 «Reconociendo el lamentable papel desempeñado por la última titular de la Conavim, y ante el inminente nombramiento de una nueva titular, exhortamos al gobierno federal para que a la brevedad, dicho espacio sea ocupado por una mujer experta y comprometida en la materia”.

“Que sepa construir consensos que favorezcan la adecuada implementación del mecanismo de AVG, que esté a la altura para enfrentar la problemática de violencia feminicida que existe en el país y pueda ser garantía de un avance sustancial en los rezagos que gobiernos anteriores han mantenido con las mujeres en México». (Redacción MEXICAMPO).