• a solución debe venir de quien generó el problema y de quien otorgó tierras que no existían, desde un escritorio

El diputado del Partido de la Revolucion Democrática, Diego Valente Valera Fuentes sostuvo que para terminar con el conflicto territorial que mantienen los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó, en Chiapas, la presidencia de la República debe otorgar tierras nacionales en beneficio de la primera comunidad y generar un acuerdo de paz entre ambas.

El legislador del GPPRD y expresidente de la  Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), sostuvo que hace muchos años, la presidencia de la República otorgó tierras desde un escritorio; tierras que no existían.

“Se otorgaron sin haber medido. Obviamente las dos comunidades, con documentos presidenciales, entraron en conflicto. La razón asiste a Chalchihuitán; es cierto, pero con tantos años de conflicto, hoy es un problema grave que tiene a 5 mil desplazados y un peligro latente que puede llegar a la pérdida de vidas humanas”, reclamó el parlamentario desde su curul.

Valera Fuentes subrayó que la solución entre ambas comunidades chiapanecas debe venir de quien generó el problema; es decir, de la Presidencia.