Ciudad de México a 26 de noviembre de 2015.- Con la desvinculación del salario mínimo como unidad de medida o referencia económica de diversos ordenamientos legales, aprobada recientemente por unanimidad en el Congreso de la Unión, ya no hay pretexto para no incrementarlo por encima de la línea de pobreza que establece el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), consideraron organizaciones civiles.

 El incremento al salario mínimo en 17 pesos del actual ($70.10) no genera efecto inflacionario, pues beneficia únicamente a menos del 15% de los trabajadores con los menores ingresos y si en cambio representa un primer paso muy importante de política económica frente a la pobreza y la desigualdad.

En México 262 reglamentos federales estaban vinculados al salario mínimo y en 118 de ellos se tomaba como referencia para efectos legales como sanciones, multas de tránsito o límites de pagos; en tanto que a nivel estatal alrededor de 40% de las legislaciones lo utilizaba como referencia.

Desde 1992, el salario mínimo no cubre el costo de la canasta básica fijada por INEGI y ahora por CONEVAL, lo cual viola el Artículo 123 Constitucional que establece: “Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.

Las organizaciones ciudadanas exigen que el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, Basilio González Núñez, quien ha estado en ese cargo desde 1991, debe explicar a la sociedad cuáles son los criterios que utilizará esa instancia para fijar el salario mínimo en este nuevo contexto, donde únicamente será fijado el límite inferior de la remuneración por un trabajo sin tener otro efecto, ni siquiera en el conjunto de las revisiones salariales contractuales, que escapan al  ámbito de su competencia. Asimismo que se transparente el proceso de decisión de la CONASAMI y cómo se decide la integración de los 22 representantes sociales.Screen Shot 2015-11-25 at 9.44.42 AM Screen Shot 2015-11-25 at 11.41.10 AM

De acuerdo con el Banco Mundial, el salario mínimo en México es uno de los peores de América latina incluso por debajo de economías muy pequeñas como las de Honduras, El Salvador, o Nicaragua y apenas por encima e Haití (Grafica 1). En tanto que comparado con los países de la OCDE, resulta el peor (Gráfica 2).

Para que desindexación del salario mínimo sea constitucional se requiere al menos que 16 congresos estatales la aprueben, sin embargo hasta ahora únicamente el congreso de Morelos lo había hecho, por lo que urgieron a los congresos locales a aprobar dicha reforma. Además anunciaron que establecerán el observatorio de los congresos locales para promover la vigencia inmediata de esta reforma.