La explosión en el Complejo Petroquímico “Pajaritos” en Coatzacoalcos, Veracruz, es una muestra más de la pérdida de seguridad, a raíz de la entrega de Petróleos Mexicanos (Pemex) a particulares, afirmó el diputado federal por la entidad, Leonardo Amador Rodríguez, quien subrayó: “esa es la consecuencia de los privilegios que muchas veces cuando se interponen los intereses económicos particulares a los intereses públicos.

Al respecto el grupo parlamentario del PRD manifestó su profunda solidaridad con los trabajadores afectados por la explosión y ofreció sus condolencias a las familias de los trabajadores, quienes lamentablemente perdieron la vida, y pidió que se investigue a fondo el accidente y castiguen con todo el peso de la ley a los culpables.

De comprobarse  la responsabilidad de la Pemex o la empresa Mexichen, propiedad de Antonio del Valle Ruiz, ex banquero, deben de asumir los costos de la falta de seguridad con la que irresponsablemente vulneran una actividad productiva importante en el estado de Veracruz y en el país, añadió el diputado Amador Rodríguez.

El parlamentario subrayó que la historia de irregularidades entre Mixichem y Pemex es vieja, y de forma irregular desde muchos años se privilegiaron intereses privados por encima de derechos públicos mexicano que la Auditoria Superior de la Federación acreditó.

Como ciudadano y legislador por Veracruz, el perredista exigió que este lamentable hecho sirva para dilucidar todas las irregularidades existentes en la operación del complejo “Pajaritos”, las cuales permanentemente se han denunciado y, sobre todo, fincar responsabilidades a quien o quienes haya lugar.

“Hacer de la impunidad una constante en el actuar público, denigra nuestra condición humana, fomenta las actividades ilegales, cobra vidas humanas, provoca ficciones irresponsables como la del gobernador Javier Duarte, genera afectaciones económicas y cancela el desarrollo de una sector vital del país y de la sociedad”, comentó.

Por ello, pidió “no echar en saco roto esta situación; nadie lo merece. No podemos ser un Congreso solapador de la corrupción, pues seremos la burla internacional y al mismo tiempo, cancelamos inversiones que tanta falta hacen en nuestro país”.

Finalmente, aclaró que la tragedia no se puede asociar con el proceso electoral que vive Veracruz. Más bien, se le puede acreditar a Pemex por el descuido que ha tenido en la reforma energética, en virtud de que la mayoría de las empresas particulares no respetan la seguridad.